·

·

Breves Citas de Cabecera

Hemos leído varias cosas (por ejemplo esta, esta y esta) sobre el notable caso de Jérome Kerviel, el “aplicado muchacho” que le hizo un agujero de u$s 5.000 millones (las cifras varían) al prestigioso banco Société Générale. Y nos hizo recordar esto que –sin mayor creatividad- llamaremos Teoría de los Ciclos de las Estafas:

"Para un economista, la estafa es el más interesante de los crímenes. Es la única ratería susceptible de ser fijada sobre un parámetro de tiempo. Pueden pasar semanas, meses e, incluso, años, entre la perpetración del crimen y su descubrimiento … En un momento dado cualquiera existe un inventario (por hacer) de estafas no descubiertas en los bancos y otros diversos negocios del país. Este inventario quizá debiera llamarse “cartera de estafas”, al igual que “depósitos”, “cartera de valores”, etc.; asciende en cualquier momento a muchos millones de dólares y sus variaciones siguen fielmente los movimientos de la coyuntura. En los buenos tiempos el públic vive relajado y confiado; el dinero es abundante. Mas aunque el dinero sea en efecto abundante, siempre hay muchas personas que necesitan más. En estas circunstancias la tasa de estafas aumenta, la tasa de descubrimiento de estafas baja y la cartera de estafas se incrementa rápidamente. En tiempos de depresión todos estos fenómenos se producen a la inversa. Se vigila el dinero con ojos llenos de recelo, atención y sospecha. El hombre que lo maneja es considerado deshonesto por definición mientras no demuestre lo contrario (y, a veces, aunque lo demuestre). Se revisan las cuentas con meticulosidad y severidad. La moralidad comercial sale extraordinariamente gananciosa. La cartera de estafas se desinfla.

Y de la misma forma en que el auge aceleró la tasa de crecimiento, así también el derrumbe precipitó la tasa de descubirmiento. En pocos días, lo que había parecido una universal confianza se trocó en algo semejante al recelo universal.. Inmediatamente se ordenó revisar las cuentas … el hundimiento del valor de los títulos descubrió a los empleados que habían estafado para jugar al mercado y los dejó sin redención posible … confesaron."

John Kenneth Galbraith
El crac del 29, 1951

Si lo ve por ahí, cómprelo, es un pequeño libro que se lee como una novela de intriga y suspenso. Notable Galbraith como escritor, con mínimos datos técnicos de lo que era el NYSE por entonces, y un trabajo de archivo más periodístico que otra cosa, nos lleva paso a paso, hasta seguir casi día a día, las vísperas del Jueves Negro. Una joyita.

9 refutaciones:

Ulschmidt dijo...

Coincido plenamente ! Es un hallazgo suyo esto de Galbraith. Si esta estafa del Societé señala la crisis "subprime", hay que recordar aquel inglés en Hong Kong, operador de la Baring, que produjo si no una estafa un colapso por timbearse los fondos - y ello fue cuando la crisis de las "puntocom"

Ana C. dijo...

¡Qué maravilla! Quedé tan tentada que cuando pueda me lo compro.

Roberto dijo...

Para los cuasi-analfabetas económicos como uno Galbraith es siempre un autor que se agradece.
Ahora, la pregunta es: ¿y cómo se llama cuando los más altos responsables de la autoridad financiera mundial deciden estafar sistemática y públicamente a un país (de boludos)?. Un abrazo.

(pd: para este post tenía un lindo G. con Weinberg que se podía haber caloteado)

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Sirinivasa dijo...

El suprimido es spam, y encima largo. Se puede hacer "publicidad encubierta" con un poco más de estilo, pero no tan tirado de los pelos...

Ana: la traducción que yo tengo no es la mejor (castizismos y barbarismos técnicos) pero no le hace mella. Vale la pena. Enhorabuena que tenemos más BruyBue! Ya se extrañaba.

Ulschmidt: un honor que el carnotismo ande de visita por acá. No tenía lo de Hong Kong, buen punto para indagar. Hay curiosidades que a veces dejan de serlo y uno descubre que en verdad son paradigma.

Roberto: Me afanaría todo lo que usted cuelga, es más, a veces me da por pensar qué se puede escribir para acompañar una ilustración. Muy bueno lo suyo. Para uno cuya motricidad fina acaba con la máquina de cortar pasto siempre es admirable su arte.

Elemaco dijo...

estimado:

Su intervención en el en el post que acabo de subir, sabiendolo entendido en el tema, será mas que muy bienvenida.

Saludos

Elemaco

Avallay dijo...

Le debía lo menos, una visita.
La estafa es el mas interesante de los crímenes" Un groso el viejo. Excelente blog y solo visité este
Salutti

El Canilla dijo...

Personalmente, y siendo un absoluto lego en lo que a técnicas bancarias, operaciones de cambio y toda las formas de ganar dinero...con "mercancia dinero" y no con produccion de bienes se refiera, sigo creyendo que estos personajes son perejiles y sospecho que en realidad es una forma elegante de echar culpas de operaciones que dudo que los capos de esos bancos no puedan ver.

Esa es la estafa.

Sirinivasa dijo...

Si chusmea un poco en las repercusiones periodísticas del caso, va a ver cómo el tipo les pateó la pelota a los directivos. Lo intereante de la tesis de Galbraith es cómo esas prácticas son "constitutivas" de la realidad financiera, con sus ciclos de encubrimiento y descubrimiento.