·

·

Corporativos, facciosos y golpistas

El Lunes escribíamos estas reflexiones, algo desactualizadas. El archivo se nos perdió por esos avatares electrónicos. Ahora lo recuperamos, y aunque está algo desactualizado, creemos que puede servir.

***

Nos excusamos del faltazo a la hora de mechar en los comentarios de la nota anterior. Tiramos el petardo y “desaparecimos”. Se hace lo que se puede… sobre todo en estos días pascuales donde llueven pedazos de hielo del tamaño de pelotas de ping-pong (se atora el tráfico de los barrios más afectados por el temporal y el granizo: la solidaridad de los agropecuarios en conflicto rebalsa camiones de medias reses y comida para los pobres a quienes se les voló el rancho).

Ha corrido mucha “tinta” en la blogósfera en torno a las medidas de fuerza de “el campo”. El conflicto ha seguido evolucionando con inciertas perspectivas. Se extreman posiciones, sobre todo de los productores presentes en los cortes de ruta, y en menor medida, pero validando las primeras por omisión, de los dirigentes de las principales entidades rurales.

En esta nota no pretendemos estilizar un análisis exhaustivo del conflicto (¿acaso eso sería posible en caliente?). Apenas trataremos de pasar en limpio impresiones, datos sueltos, comentarios y miradas de otros, muchas expresadas en blogs varios (quien encuentre aquí ideas que le parezcan propias: enhorabuena, es así).

Por diversas razones se nos impone pasar en limpio estas cosas. Además, en este luminoso lunes 24 de marzo, recrudecen maximalismos impensados, injustificables, absurdos. Tratamos de ir consignando impresiones, datos sueltos, articulaciones de argumentos parciales.

***

“Hoy, desde una nueva perspectiva, consecuencia de haber asumido el gobierno las Fuerzas Armadas el 24 de marzo, encaramos el futuro de la Argentina, con renovada esperanza”
Celedonio Pereda, Presidente de la Sociedad Rural Argentina
01.08.76


***

En este momento escuchamos por radio a un dirigente de la Sociedad Rural de San Pedro. Parece que ahí en el corte de ruta están todos enfierrados. El tipo primero se hace el boludo, después termina bravuconeando: “Las armas están bien guardadas”, dice. Pero sí, la cuestión es que están armados, lo admite.

En la nota anterior ensayamos algunas preguntas sobre el ecléctico sujeto denominado “campo”. ¿Acaso no son “empresarios”? Organizan factores productivos, tierra, trabajo y capital, para obtener bienes y servicios destinados a ser comercializados en el mercado, en un marco jurídico e institucional determinado por el estado a través de su gobierno, electo democráticamente.

Empresas, recursos productivos, economía capitalista, sociedad democrática. ¿Olvidamos algo?

¿En qué planeta viven estos empresarios? ¿Qué los hace diferentes de otros? ¿Quién les atribuyó la heredad de valores inmateriales constitutivos de la patria misma?

“Cultivar el suelo es servir a la patria” proclama jactancioso el sello de la Sociedad Rural Argentina. ¿Fabricar rulemanes no? Elevado el cultivo –y las vaquitas- a razón y ser de la patria, el resto de las actividades económicas –esto es, empresariales- vendrían a ser meros parásitos, expoliadores de la única riqueza verdadera, la que produce la tierra por gracia de sus empresarios. Esto se llamaría… ¿neo fisiócratas?

“Somos el pueblo” alecciona un piquetero agropecuario entrevistado por otra radio. Pues bien, si una asamblea se proclama representación del pueblo, y además está enfierrada, según leímos en la Constitución ello constituye delito de sedición, ¿o leímos mal?

***

“Puesta en marcha el Proceso de Reorganización Nacional en marzo de 1976, con una correcta conducción económica, comienza una etapa de fortalecimiento de los principios de libre empresa y de iniciativa privada, únicas bases ciertas para obtener un rápido desarrollo creador de trabajo y riqueza”
Juan Pirán, Presidente de la Sociedad Rural Argentina
27.07.79

***

¿Adónde quieren llegar los empresarios agropecuarios en conflicto? Toda la problemática, todo el conflicto, todo el reclamo, parece resumirse en una sola, unánime e innegociable consigna “No a las retenciones”. Pues bien, el Gobierno tiene la potestad, la legalidad y la legitimidad para establecerlas. ¿Entonces?

¿Alternativas? Las hay, materia de debate, controversia y opinión. No aparecen, sin embargo, en el planteo de los empresarios agropecuarios. Se trata, nada más, de “dejar en paz al campo”, como bien se supo posicionar la inefable Elisa Carrió. Es decir, ninguna intervención pública, ninguna acción estatal, nada de nada es admitido por los empresarios. Laizzes faire, he allí toda su política, todo su proyecto de país.

Eso sí, con gasoil subsidiado, Banco Nación que los arrulle, pesificación uno a uno de deudas… ¡oh! Eso fue hace mucho tiempo, no cuenta, ¿no?

Entonces, como son la patria, hay que dejarlos en paz. Hay un pequeño problema, en el país que estos muchachos imaginan sobra gente, y por varios millones. ¡Qué detalle!

Llegamos al punto. ¿Qué acaban por proponer? Ya ve, “que se vayan los Kirchner”. Graznido que, de tanto repetido, pareciera pasar desapercibido. “Montoneros resentidos, ponen las retenciones para hacer caja, para los negociados de De Vido”. Su análisis político, una vez acabado el cassette, se corona con este sambenito.

¿Se habrán dado cuenta estos muchachos de que en la Argentina hubo elecciones? Y no hace tanto: Octubre de 2007. Falta bastante para que tengan oportunidad de elegir, o construir –¡bienvenidos sean!-, otra opción política.

¿No son golpistas? ¿Acaso no les estarán brotando de los poros reflejos condicionados de épocas pretéritas? ¿Se desayunaron de que ya no existe el Partido Militar? ¿De que la Argentina ya no cuenta con un árbitro pretoriano para terciar con las bayonetas a favor de los sectores tradicionales?

¿Qué se proponen entonces? Si el esquema de retenciones se perfila como un pilar fundamental del “modelo” (entendido éste como: tipo de cambio alto y competitivo, superávit fiscal, desconexión de los mercados financieros internacionales), ¿de veras pretenden ganar en la pulseada que acometieron?

Es decir: están cuestionando las mismas bases del modelo económico, de la legalidad y la legitimidad políticas vigentes en nuestro país hoy. ¿Y no son golpistas? ¿No se hacen cargo, o lo saben pero se hacen los boludos?

***

“En la fijación de los salarios es primordial determinar el estándar de vida del peón común. Son a veces tan limitadas sus necesidades materiales que un remanente trae destinos socialmente poco interesantes. Ultimamente se ha visto en la zona maicera entorpecerse la recolección debido a que con la abundancia de cereal y el buen jornal por bolsa, resulta que con pocos días de trabajo se consideran satisfechos”
Declaración de la Sociedad Rural Argentina
1944

***

Se ha comenzado a enhebrar un relato enternecedor de “grandes y chicos”. De este modo, la sustancia de la protesta remite a los “pequeños productores”, a quienes “más afectan las retenciones”.

Buzzi, de la Federación Agraria, emblematiza el patetismo hipócrita que contiene esa narrativa: pasó del FreNaPo (Frente Nacional contra la Pobreza) a sentarse a la mesa y compartir foto con Luciano Miguens, los Carbap y Coninagros.

Ahora comienzan a reconocer que los “chicos” están en el medio de una compleja trama de intereses y poderes desiguales. ¡“El campo” ya no es “el campo”! Están los “grandes”, los proveedores de insumos agroquímicos de uso difundido, los fabricantes de maquinaria agrícola, los frigoríficos, los consignatarios, los acopiadores, las cerealeras, los grandes exportadores, el alza de los arrendamientos motorizada por los pooles de siembra. ¡Vaya si no hay complejidad!

¿Cuál, pues, es la solución propuesta ante tamaña distribución del poder al interior del conjunto agropecuario? “No a las retenciones”, laizzes faire. Y para ello, solicitan, reclaman, exigen, que el resto de los actores acompañen en fraterna unidad el reclamo y las medidas de lucha.

***

“Destacamos, que por primera vez en mucho tiempo la más alta autoridad nacional ha enunciado conceptos que por acertados considero necesario repetir aquí … Pero para poder realizar ésta política, es requisito indispensable desterrar definitivamente los gravámenes, impuestos o derechos a las exportaciones y mantener un tipo de cambio realista”
Celedonio Pereda, Presidente de la Sociedad Rural Argentina
02.04.76

***

A ver si queda claro, asumen una representación de “el campo” que involucra a todos esos contradictorios y dispares actores, y suponen una comunidad de intereses con esos mismos que, en otro registro, ¡reconocen que los viven cagando!

¿Parte del problema es que aumentan los agroquímicos? ¿Que es un mercado concentrado y oligopsónico que les impone precios? Solución: “no a las retenciones”.

¿Parte del problema son los precios de los arrendamientos, y los pooles de siembra? Solución: “no a las retenciones”.

¿Parte del problema son los márgenes de intermediación de las cerealeras, exportadores & Co.? Solución: “no a las retenciones”.

Algún distraído podría pensar que, entonces, lo que debiera estar en cuestión es ésa trama socio económica en la cual “los pequeños” son un actor subalternizado por “los grandes” & Co., que lo que debieran interpelar es a ésa distribución desigual del poder al interior del sector. Pero no, como ya se ha visto se trata de que “no a las retenciones”.

Jauretche acuñó aquello de “anteojeras ideológicas” aludiendo a otra cosa, pero creemos que aquí vale el concepto en toda su largura.

***
“[El Estatuto del Peón] No hará más que sembrar el germen del desorden social, al inculcar en la gente de limitada cultura aspiraciones irrealizables, y las que en muchos casos pretenden colocar al jornalero sobre le mismo patrón, en comodidades y remuneraciones”
Declaración de la Sociedad Rural Argentina 1944

***

Nótese, en toda lo escrito no hemos utilizado ni el término “oligarquía”, ni el acróstico “4X4”.

***

“La vida rural ha sido y debe ser como la de un manantial tranquilo y sereno, equilibrado y de prosperidad inagotable ... La Sociedad Rural no puede silenciar su protesta ante las expresiones publicadas en que se ha comentado el Estatuto del Peón y en las que aparecen los estancieros como seres egoístas y brutales que satisfacen su inhumano sensualismo a costa de la miseria y del abandono en que tienen a quienes colaboran con su trabajo. El trabajo de campo … por su propia índole, fue y es acción personal del patrón. Este actúa con frecuencia con los peones en la labor común, lo que acerca a las personas y establece ua camaradería de trato, que algunos pueden confundir con el que da el amo al esclavo, cuando en realidad se parece más bien al de un padre con sus hijos”
Declaración de la Sociedad Rural Argentina
1944

***

“El proceso de moralización iniciado en marzo de 1976 se nota en todos los niveles del cuerpo social. Es indudable que cuando las autoridades dan el ejemplo con su actitud de austeridad, ecuanimidad y sobrio uso del poder promueven la emulación y el respeto de todos … Finalizada la segunda guerra mundial, el mundo volvió a una mayor libertad comercial y se redujeron las exageraciones de aquellas políticas autárquicas que habían demostrado su fracaso en los hechos. No sucedió así en nuestro país, donde se persistió en el error. Bajo la influencia ejercida por la CEPAL y ciertos conceptos keynesianos se postularon premisas carentes de realismo.”
Celedonio Pereda, Presidente de la Sociedad Rural Argentina
31.07.77

7 refutaciones:

Ulschmidt dijo...

Las retenciones, en tanto que impuesto, debieran pasar por el Congreso, lo que no ocurre bajo el amparo de la ley de emergencia - o seudoamparo, porque algunos legalistas piensan que ni la ley de emergencia habilita evadir el tratamiento parlamentario - y de todos modos, en un contexto donde hace 5 años festejamos el crecimiento maravilloso, etc... etc... es obvio que en emergencia no estamos y que la Ley de emergencia se prorroga año tras año para darle cheque en blanco al Ejecutivo.
Así producto de un abuso oficial se llega al abuso de un sector, lo cual es de lo más argentino.

Andrés el Viejo dijo...

Sirinivasa: muy buen trabajo y agrego que comparto lo que dice en los dos post anteriores.

Anónimo dijo...

El piquete del Campo - Una ambulancia no pudo cruzar por el corte de La Carlota y falleció el paciente
26/03/2008 02:30:04 p.m.

La víctima fue identificada como Natalio Porta, jefe de correo argentino de Alejo Ledesma. El paciente sufría de un coma diabético y era trasladado a un centro asistencial de Río Cuarto. Como había fuego en la ruta por la quema de cubiertas, el chofer de la ambulancia regresó y Porta murió en el trayecto.

Una ambulancia no pudo cruzar por el corte de La Carlota y falleció el paciente que trasladaba. El piquete es protagonizado por productores rurales que rechazan las retenciones impuestas por el gobierno nacional.

walter besuzzo dijo...

como siempre le afano cosas ...me intervinieron el blog

Mariano T. dijo...

Muy dramático lo suyo.
Pero creo que despues de este paro no nos van a poder correr más con la Sociedad Rural, aunque sea frente a los sectores medios.
La magia de la televisión, le dicen.
El televidente ve a alguien como él, incluso alguien culturalmente(importante valor en la Capi) inferior.
Por más que tenga una chata nueva.

Cecilia dijo...

Ok de algun modo termine en esta pagina pasando de link a link; soy economista; no poseo blog ni soy afecta a pasear entre ellos sin embargo dado que el tema lo ameritaba entre por clarin economico y termine aqui... no se si algunos creen o intentan opinar originalmente... lamento que fallen ya que si escuchan a feinman estan bastante alineados con el...que feito!!!!!... vivi 9 años en la capital federal y volvi a mi ciudad del interior; participe en mas de un reclamo encabezado por la izquierda porque estoy convencida que no hay necesidad de construir un pais sobre las bases del antagonismo... no creen? ahora al comentarista que sostiene que el interior es culturalmente inferior... en primera medida ojala nunca llegues a ocupar cargos publicos y en segundo lugar habiendo trabajado en capital y aca te comento que primero en auto tardo menos que el que se toma tren y subte/bondi para llegar al laburo por lo cual no seas retrograda porque aca la especializacion y el perfeccionamiento profesional es muy valorado; segundo casi todos los habitantes del interior laburan para que sus hijos vayan a estudiar a capital y tengan un titulo...y tercero entra a los mismos links oficiales que recomiendan en la pagina e informate; no hay establecimiento agricola sin ingeniero agronomo, veterinario, administrador, contador, no hay empresas de maquinaria agricoas sin ingenieros; no hay posibilidad de subsistir en el campo sin reinversion e innovación tecnologica porque los grobocopatel te dejan en pampa (lo de la via te lo debo porque La recuperacion ferrociaria no se ve mucho por estos lares); si queres... podrías enterarte que tecnologicamente la agroindustria es el sector de mayor crecimiento tecnologico en el pais; que el comercio de commoditties ( lease bolsas de comercio) estaba hasta antes de la circular emitida por el gobierno entre los mas importantes del mundo... si culturalmente inferior es creer que no se puede sostener una situacion donde como minimo el 45% se va en calidad de retencion; mas iva mas ganancias mas ingresos brutos es un egoismo del sector agropecuario; por mi parte habiendo estado de uno y otro lado considero que a veces los del interior respetan demasiado los dichos de la ciudad. Licenciados; uno no fue a la facultad para alimentar cliches... sino como dijeron uds "para desmitificar los lugares comunes y las verdades paviolas" asi que aprovechen el nivel cultural mayor que parece que da la residencia (?)y veamos un poco mas atras de la cuestion...

Mariano T. dijo...

Me malinterpretaste cecilia.
Dije que la TV muestra que ya no se puede decir que el campo es la sociedad rural, con su cliche de persona paqueta muy educada, culta y rica. En los cortes tambien estamos los grasas y los brutos.
De acuerdo con el resto de tu comentario.