·

·

Algunas suposiciones


No. Esto no pretenderá ni por asomo remedar el formidable –e inimitable- ‘Suponéte’ de los inspirados muchachos que hacen un notable Blog.

Son apenas una humildes reflexiones que intentarán ser despasionadas.

Digo ‘intentarán’ porque se está poniendo de veras difícil evitar que las pasiones se filtren en la escritura, en los intentos de analizar las cosas. Difícil, porque luego largos tres meses de sedición empresaria, de violencia en las rutas, de la proliferación de actitudes casi terroristas por parte de los autoconvocados para intimidar a quien no ‘está con el campo’ (poco de esas cosas llegan a los medios “nacionales”, pero de lo ocurrido en los pueblos del interior de la Provincia de Buenos Aires, que es lo que conocemos, se podrían escribir varios tomos). Bien, luego de todo ello y más, el hartazgo y la impotencia resultan difíciles de eludir. La sensación de ser rehenes de una vanguardia iluminada (por los precios internacionales), pesa, y bastante.

Bueno, se ve que va resultando difícil ser desapasionado. Al menos lo admitimos cuando fallamos el intento.

Vamos a hacer unas suposiciones, y remitirnos a un ejemplo simple, de la mesa de todos los días.

Supongamos pues, que el liberalismo paleozoico y bizarro que esgrimen como bandera los “representantes” del “campo”, y sus supuestas “bases”, triunfara.

Supongamos que su lucha en contra de medidas de política económica obtuviera un triunfo total.

Imaginemos que logran desmantelar toda administración pública del comercio exterior de bienes agropecuarios.

Esto es, imaginemos que los Cuatro Fantásticos Dirigentes Rurales y sus Fuerzas de Choque obtienen su objetivo de máxima. No hay más derechos de exportación para el producto de sus callosas manos de labradores.

Ahora sí, finalmente pueden captar en su totalidad y plenitud los precios internacionales.

En la Argentina consumimos carne. Bastante. Para algunos es “mucha”. Digamos con redondos números, unos 70 kg per cápita anuales.

[Es curioso, cuando campean conflictos económicos y políticos como los que estamos viviendo, ver cómo aparecen algunos –interesados o ingenuos- súbitamente preocupados por hacer más “sana” la dieta de los argentinos. Nos “convendría”, en lugar de tanta carne, hacer espacio en el menú cotidiano a variedades vegetales y/o animales más “adecuadas” en este, otro y tal sentido. Es curioso.]

Y eso que el ingreso de los hogares argentinos está distribuído de manera bastante más desigual que en los años de mejores registros de este indicador.

Esto es, que ese promedio de 70 kg, por serlo, supone una buena millonada de personas que no consumen esa cantidad de carne. Incluso, que no la consumen en absoluto.

El precio –de nuevo, redondamente, recuérdese que esto son apenas reflexiones- de la carne que se exporta a la Comunidad Europea –conocida como Cuota Hilton- ronda redondamente en 20 mil dólares la tonelada.

Veinte dólares el kilo.

Con un dólar a 3,20 –amén de las últimas jugadas de la Play Station del BCRA- tenemos un kilo de carne a 64 pesos.

Pero, desgraciadamente, los proteccionistas europeos imponen cuotas de importación, a fin de proteger a sus ineficientes y subsidiados empresarios agropecuarios. Martínez de Hoz les podría dar unas buenas lecciones, pero intuímos que no serían tenidas en cuenta.

Nuestros país, en consuno con otros de los denominados “emergentes” (emergentes de qué naufragio, siempre nos preguntamos), suele batallar en organismos multilaterales como la OMC, en contra de tales violaciones a los sagrados principios del librecambio. La suerte de esas batallas burocráticas no suele arrojar mayores avances, el antiliberalismo de los países centrales reclama el liberalismo del resto en el rubro de los bienes industriales y de los etéreos “servicios”.

Así pues, hay cuotas de importación. Y la carne que no encuentra colocación en el viejomundo debe ser exportada a precios sensiblemente menores en mercados como Rusia o Argelia, por decir. O en su defecto ser consumida por los argentinos que tercamente insisten en mantener un sitial de honor en su menú a la carne bovina.

[Siempre nos preguntamos, cuando nos alertan sobre las desventajas de una dieta abundante en carne bovina, por qué no adoptan la misma preocupación por los pobres consumidores europeos a quienes se la exportamos, y encima la pagan a 20 dólares el kilo. Será que les gusta la comida insalubre, y encima cara. Estaría bueno testear en focus groups alemanes la alternativa de comidas en base a la bondadosa soja, como nos han querido vender por acá.]

De este modo, los pobres ganaderos se ven condenados a que buena parte de su producción vaya a parar a mercados menos solventes, o menos rentables, o directamente al mercado interno.

Pongamos que no es precisamente la misma carne la que se consume aquí, se exporta allá o acullá. A los fines de nuestro razonamiento no es sustancial.

¿Qué pasaría si los “apóstoles del librecambio” hicieran que su llamita iluminara a los comisarios de la Unión Europea? ¿Si liberaran de cuotas, aranceles, y maliciosas barreras sanitarias la colocación de nuestras carnes en el jugoso –cual bife- mercado del viejomundo?

Veníamos suponiendo, además, que aquí en las rutas, los hacendados argentinos habrían triunfado sobre toda restricción a las exportaciones.

Bueno, tan simple como que tendríamos que ir a la carnicería a pagar el kilo de carne a 64 mangos.

¿No nos alcanza? Pues compre otra cosa.

Bien, los argentinos comeríamos mucho menos que los 70 kg per cápita que consumimos actualmente.

Dicho de otra manera, muchos menos argentinos consumiríamos carne.

Pero pero pero, todo esto es una suposición.

A nadie en su sano juicio se le podría ocurrir decir a los argentinos que ése es su proyecto de país.

A nadie en su sano juicio se le podría ocurrir tal cosa como proyecto de país.

Mejor dicho, a nadie en su sano juicio se le podría ocurrir decir a los argentinos que ése es su proyecto de país y además pretender que los argentinos lo apoyen.

Por suerte, para nosotros, la voluntad de los comisarios de la Unión Europea está bastante lejos de poder ser influenciada por la violencia de los empresarios agropecuarios de aquí. Ya vimos en España lo que ha ocurrido cuando a unos empresarios del transporte se les ocurrió hacer un lock-out y además, cortar el tránsito en todo el país.

De modo que a los farmers argentinos les queda el consuelo de intentar aprovechar los precios, aún muy seductores por cierto, que ofrecen otros mercados alternativos a la solvencia de la UE.

De ahí el retintín –a ver si le suena conocido- de la “formidable oportunidad que los argentinos estamos desaprovechando”.

Claro, hay que ver qué argentinos. Y cuál es la oportunidad.

Para una minoría propietaria, soliviantada por una colusión de intereses políticos inconfesos, significaría un negocio de ensueño. Volver a la “época dorada” en que la Argentina colocaba libremente sus productos agropecuarios en el mundo. Donde, felizmente, había treinta millones de habitantes menos que hoy, y había gobiernos conservadores que gobernaban para esa minoría. Bah, eran esa minoría.

Para los treinta millones de argentinos sobrantes, ¿cuál sería la oportunidad?

¿Acaso ese país de ensueño –para algunos- crearía empleo e ingresos de calidad para todos esos millones? ¿Siquiera podríamos comer, ya que no carne, al menos pollo barato? Desengáñese compadre, los pollos comen alimento balanceado que se produce con los granos esos que estarían aprovechando la oportunidad formidable. Y quizá lo pollos también estarían por allí, aleteando en otras mesas de países más redituables.

Se le atribuye a un dirigente de la extinta UCEDE, haber dicho algo así como “que si los pobres no tienen para comer carne, entonces… que coman mierda”.

En ese país maravilloso, sobramos.

Pero, como es de esperar, eso no lo van a decir.


20 refutaciones:

Néstor Sbariggi dijo...

Don Siri: Jauretche cita en El Medio Pelo creo a un presidente de la SRA que decìa que la fòrmula ideal serìa que hubiese un argentino por cada 4 vacas.

Cuando uno explica eso que Ud dice en el post la reacciòn que recibo en la mayorìa de los casos es como si estuviese exagerando. Y no hablo de gente que de entrada estè "con el campo", màs bien gente sin posiciòn definida que quiere que todo este asunto termine.

Un abrazo

Coki dijo...

Sirinivasa, con todo respeto, me llama la atención la mención a la teoría económica mientras elude la más básica de sus leyes.
Un alto porcentaje de la carne producida en el país (perdón por no tener el dato exacto, quizás uds. lo sepa) se vende internamente.
De esta manera, al poca gente comprar la carne a $64, el precio debería bajar a niveles razonables o la gente se irá a bienes sustitutos.

Por otro lado, ¿cómo explica que el precio del pescado no está en los niveles que ud. menciona, dado que (sospechosamente) no tiene retenciones y su precio internacional también es altísimo?

Y último punto: con un libremercado total, como supuestamente pregona la gente del campo, el dolar no estaría $3,20, sino (es imposible saber el número exacto) por debajo de los $2,50.

Nanopoder

Lic. Baleno dijo...

Bueno, a mi un profesor de economia me explicaba que la pobreza no existe, solo hay un exceso de expectativa de consumo.
No es fino?
No entiendo lo que dice coki, porque el precio deberia bajar porque los argentinos no la pueden consumir? Hay un mundo alli para venderle...

Coki dijo...

Me parece bastante claro mi planteo, pero lo explico más:

Hoy el porcentaje de la carne que se exporta no es mayoritario. Insisto, lamento no tener el dato exacto. Si la demanda interna se hace nula, no se podría colocar el 100% de la producción fuera del país.

Por otro lado, existe la llamada "discriminación de precios". Si yo tengo una empresa y tengo un cliente que me paga muchísimo por mi producto, no voy a esperar que todos me paguen eso. Se busca maximizar el beneficio en cada mercado en el que se participa.

Insisto, qué pasa con el pescado? Por qué no cuesta $60 el kg. internamente?

Honestamente, me parece que justificar las retenciones como un freno a los precios tiene poco sustento.

Y, como sea, la inflación ya está en el 25/30% anual. Parece que no es tan efectiva la metodología del gobierno.

O en este blog se cree que la inflación es la del Indec?

Nanopoder

Mariano T. dijo...

Vamos por partes: La cuota Hilton es una muy pequeña cuota de carne de calidad muy especial que entra a europa sin impuestos para hoteles de lujo. Se dio como compensación por alguna cagada que nos hicieron en el pasado.
Las exportaciones son el 15% de la faena, y la Hilton es un 10% de las exportaciones.
El resto de la carne, cuando va a Europa, no solo tiene problema de cupo , sino aranceles de más del 100%. Y el resto de los mercados esta compuesto por gente que tienen un poder adquisitivo parecido al nuestro.
O sea que todo el post carece de sentido práctico.
Lo que hay que comparar son los precios internos de Brasil o Uruguay, que son exportadores en serio, y no de un pequeño excedente como Argentina. Y va a comprobar que no son tan distintos.
Por ùltimo, considere esta situación:Exportamos un 15%, y todavía queda un 30% DE LA CARNE QUE TODAVÍA SE PRODUCE EN TIERRAS QUE, NO DE AHORA, SINO QUE HACE 30 AÑOS DARÍAN MÁS GUITA CON CUALQUIER CULTIVO.
En el afán de suponer, que pasaría si esa gente(ese 30%) pensara que lo de Moreno, los precios sugeridos, los cierres espasmódicos de exportaciones es una situación que va a durar 10 años?
Adivinó. Tendríamos que importar carne de esos países (BRasil y Uruguay). Y no digo nada si el poder adquisitivo sigue subiendo, y
una franja de la población que hoy no puede accede al consumo de carne, además del crecimiento vegetativo.
En una palabra, estamos en una situación fuera del equilibrio, que se sostiene porque hay ganaderos irracionales, mucho menos que hace 20 años, pero hay.
Lo que usted plantea (que europa deje importar sin aranceles) es imposible, en cambio lo que yo le planteo es casi inexorable.

Ana C. dijo...

Tengo poquito tiempo para leer ahora, pero igual digo algo.

¿A quién se le ocurrió que comer carne no es sano?

La carne vacuna, y más la argentina, por la forma en que se cría, es super rica en ácidos omega 3, no tanto como el salmón, pero mucho más de lo que normalmente se cree. Indispensables para el desarrollo intelectual en la infancia.

Menos alfajores y más carne tendrían que comer los nenes.

Alberto Christin dijo...

Hola
Muy interesante el post, me mueve a comentar a pesar de no ser economista (mi especialidad es la Educación), pero me queda una pregunta marginal, lo de los $64 del kg. de carne, ¿No sería "mayorista"?, ¿No pagaríamos el peceto a más de $200?
Lástima que en los "diarios nacionales" no se lean notas como esta.
Un saludo
Alberto Christin
http://edusanluis.blogspot.com

Julio dijo...

En Ambito Financiero esta semana salio una nota sobre ventas de carnes al exterior. Mas alla de la cuota hilton, el cuarto trasero se demanda a unos 5/6 U$a por kilo(la tonelada), y el delantero a unos 3 dolares por kilo la tonelada. Vienen rompiendo mucho con el cuarteado para exportar los valiosos traseros y vender al mercado interno los cortes delanteros, pero la nota alertaba sobre la creciente demanda de carnes, incluso de las de menor valor. Los dirigentes rurales han repetido en varias oportunidades que asi (al no reconocerseles el precio internacional) ellos subsidian el consumo de los sectores altos (y ahi ponen el ejemplo el bife a 50$ en un restaurant de puerto madero). Entonces piden que en vez de controlar precios se subsidie a los consumidores directamente (bah, un vale de compra a los pobres, y que el resto pague lo que vale). Digo yo, la clase media huevona que repite el runrun mediatico (doble comando, soberbia, la reserva moral de la nacion, etc), alguna vez toma conciencia de cual seria el resultado de esta politica?

Mariano T. dijo...

Y para darle màs ènfasis al asunto:
1) Decir que puede valer 60 o 200 $ el kg no es otra cosa que mala fe y terrorismo econòmico.
2) Los precios internos de una exportaciòn libre de carne se pueden ver en Brasil o Urugay. No son muy distintos a los nuestros, pero ellos cada vez producen màs y nosotros menos.

Anónimo dijo...

En Uruguay el cuadril valia hace 2 meses 54 pesos argentinos. No es tan errado decir $60.-
La mala fe es agarrarse del precio del asado en Uruguay que si esta anclado.
Lo de los cupos es mala fe, si es negocio te lo amplian y si quieren te compran y se la revenden a Rusia, si es negocio enseguida acomodan las leyes.

Kaloma dijo...

Ademas de lo q comenta Mariano, con un supuesto de no tener retenciones, hay q calibrar otras variables. Solo para nombrar la mas conocida, el dolar caeria a niveles parecidos al de Brasil, x lo tanto el ingreso "real" de la poblacion subiria eliminando dicha suba. Estamos hablando de precios reales. Brasil y Uruguay son claros ejemplos Siri. Le agrego dos cosas mas:
1.- antes q me tire el dolar competitivo para la industria, le comento, siguiendo con Brasil como ejemplo, q ellos no han perdido competitividad, en realidad perdieron solo contra USA, no con el resto del Mundo, lo mismo nos sucederia a nosotros. Esto para evitar comparaciones con los 90, cuando SI nos revaluamos contra todas las monedas. Esto es asi, ya q hoy dia lo q ocurre a nivel mundial es una devaluacion del dolar, lo cual se refleja en el valor de los comodities.
2.-Un tipo de cambio en 1,70, ademas le eliminaria cualquier tipo de inflacion, x lo tanto, el salario real mejoraria y dejaria de correrla de atras. Antes q me corra con el desempleo, le comento otra vez, no confundamos la devaluacion del dolar contra TODO el planeta, con los 90. Es verdad q perderiamos algo de competitividad, pero con el beneficio de mejorar los niveles de pobreza e indigencia.
Ud se preguntara donde esta el problema entonces, le comento, con los supuestos "brasilenos" el q queda en offside es el nivel de gasto publico, x lo tanto el q se fue al pasto es la caja fiscal. Esto es puro analisis economico Siri, ni ortodoxo ni heterodoxo, ni derechoso ni trosco. Son numeros q hablan desde la logica de las cuentas fiscales. Quiere mejorar el ingreso? hay mucho x hacer dentro de la estructura impositiva megaregresiva q tenemos. No tienen cara para vender un programa progresista con niveles de IVA y ganancias de un pais casi feudal mi amigo. Pero tenga en claro q la recaudacion fiscal no es una variable infinita, hay q reconocer los limites y ser inteligente en administrarla, solo eso, atributos q se pincharon a partir de la conducta pro-eleccion del 2006, dde aumentaron el gasto un 50%.
Saludos cordiales

Anónimo dijo...

Reducir el consumo de carne no me parece un precio demasiado elevado a cambio de un mayor crecimiento economico.

Saludos,
RC

PD: El nombre David Ricardo les suena?

El Isáurico dijo...

A ver, Perón eliminó las retenciones al agro en su última presidencia.
La misma presidencia en que introdujo al yuyo maligno a nuestras pampas.
Los contemporáneos plutócratas campesinos que intentan derrocar a nuetra presidente de iure -en contra a la mayoritaria opinión de las masas lideradas por nuestro nuevo Perón, Néstor Kirchner- dijeron desde el comienzo de su ensayo destituyente que la parranda se acababa si las retenciones agrarias volvían a las alícuotas del 11 de Marzo (35% para la soja, bastante mas alta del 20% que le alcanzó al lider conspirativo, Duhalde, para fondear mas de 2000000 de planes "Jefes y Jefas", que cubrían una CBA).
Lo siguen diciendo después de que, en apoyos políticos, han crecido desde el inicio del conflicto.
Afine ud. el lápiz Siri, que lo suyo son los datos duros, pero planteado así el tema, si uno es partidario de un "liberalismo paleozoico y bizarro" por reclamar un gravamen de 35% sobre sus ingresos brutos (sin contar otros tributos), Perón viene a ser Von Mises no?.
Sigo esperando la segunda parte de la República de Otaria. No me caben dudas que después de la preciosa función que dieron el Napia Moreno y su patota este Domingo, ud. se las arreglará para demostrar -siempre con datos duros y rigurosos, como tomar la Cuota Hilton como parámetro del valor internacional de la carne-, que en contraste, los anteriores responsables del INDEC eran gente de mala calaña.

Saludotes!

P.S.: hace dos meses, en Carmelo (R.O.U.,) la carne -dependiendo el corte- estaba entre 5% mas barata y 10% mas cara de lo que valía -ese entonces- en el Carrefour que suelo visitar para llenar mi cada vez más oneroso changuito.

Andrés el Viejo dijo...

Ana C.: la felicito, por fin alguien enfrenta el mito de que las carnes rojas son malas para la salud. Pobre pretexto para los que no están pensando en la salud de nadie más que la de sus bolsillos.

marcelo dijo...

¿ Alguien sabe bién cómo es el tema de que la mayoría de los los frigoríficos con cuota Hilton no cumplieron?

Anónimo dijo...

Es falso que el tipo de cambio tendría que caer, como bien sabemos el BC interviene en el mercado de divisas con el objetivo de mantener un tipo de cambio competitivo. Si se suprimieran las retenciones el BC podría seguir utilizando esta herramienta con lo cual el dolar seguiría en torno a los 3 pesos. Que sería mas costoso mantener el tipo de cambio es cierto pero no imposible, los gurúes económicos argentinos vienen prediciendo desde 2004 que la política monetaria es insostenible pero todavía "no logran convencer al peso que debe bajar a 2 y pico".
Saludos
Matias

Avallay dijo...

Muy bien Siri.
Perdón, el "campo" no pretende volver al 10 de marzo. Va por mucho, muchísimo mas, ese es el piso. Y negar hoy que en esos planteos no figura las destitución de Cristina es lo mas parecido al cinismo. Han generado una nueva versión del latiguillo de la UCEDE: quiero que el estado me de una mano cuando estoy mal y me las saque de encima cuando estoy bien.
Salutti

Kaloma dijo...

Matias,
es verdad q el BCRA podria mantenerlo en 3, es mas, si queres lo podria poner en 8. El punto no es ese, sino analizar la capacidad de intervencion, sin q esta se traduzca en inflacion. A tal efecto, una politica pro-dolar competitivo, podria darse sin ningun problema, siempre y cuando los dolares se compren con superavit fiscal genuino, no inflacionario, me explico. De otra forma, no podra evitarse (como ocurre hoy dia) q nuestra moneda se revalorice contra el dolar, ya q da igual q el dolar baje a 1,70 sin inflacion, o q se mantenga en 3, pero a costa de tener 30 puntos de inflacion anual. Al final del camino, el valor en dolares de los bienes seran iguales. Depende del gobierno elegir el camino. Aqui le pregunto. Quien deberia beneficiarse con dicha apreciacion?? El formato actual, q suena muy atractivo desde la retorica, esta basado en transferir ingresos desde el pobre y el asalariado hacia las arcas fiscales, q son el primer beneficiario del problema inflacionario.

Anónimo dijo...

Estaría un 110% de acuerdo kaloma si conociéramos ah ciencia cierta de donde proviene la inflación, o estas un 150% seguro que la inflación es por culpa de mantener el tipo de cambio. Creés que si dejamos bajar el tipo de cambio los oligo y monopolios que tenemos no van a seguir apropiandose de ingresos aumentando su exorbitante ganacia como vienen haciéndolo. Se que la inflación se come salarios pero prefiero una inflación que se coma salarios genuinos y no una que se coma algo que no existe.
Te invito a ver este post http://mundo-perverso.blogspot.com/2008/05/
las-empresas-que-generan-inflacin.html
Supongamos que las empresas monopólicas no son las culpables de generar inflación pero no podemos negar los beneficios extra que generan (para ellas) y la disminución de la competencia (que implica otra traba para que bajen o se mantengan estables los precios), ahora tambien supongamos que bajamos el tipo de cambio que te hace pensar que ante los shocks externos de precios como sucede ahora éstas no trasladen la inflacion de la misma forma en que lo hacen hoy día.
Resumiendo bajando el tipo de cambio podriamos encontrarnos con la misma inflación y un desempleo superior. Si de alguna forma se pudiese demóstrar que el culpable de la inflación es el tipo de cambio y que tocando éste no afectaría significativamente la competitividad estaría de acuerdo .
Saludos, Matías.

Kaloma dijo...

Estimado Matias,
es un tema complejo el de los monopolios, pero si puedo asegurarte q con un tipo de cambio libre, obtendrias como beneficio, un mayor ingreso de productos, cuya competencia haria derrotar el problema de la inflacion, esto basado en la logica q la oferta domestica no da para abastecer la demanda actual. Ganas en cantidad de productos, generas mayor competencia y calidad. Con esto, no creas q ingenuamente postulo un mercado tipico del menemato, se trata de q el tipo de cambio encuentre solo el equilibrio. Al no tener el cerrojo de la convertibilidad, cualquier problema de exceso de importaciones haria ajustar hacia arriba el mismo, eliminando el problema del desempleo. Brasil da prueba de ello.
Insisto ademas con el dolar, hoy dia se esta devaluando contra el Mundo, solo nos perjudicariamos en algo contra ellos, pero no contra el resto de los paises.
Respecto a las empresas concentradoras de riqueza, coincido 100% en tu analisis, pero la solucion "economica" es hacerlos competir, generandoles inversores q intenten captar su exceso de renta, no fijarles precios. En los casos dde esto no es posible, el estado es el regulador responsable, pero solo de este tipo de empresas, no con un sistema global, como el q utiliza Moreno, q frena inversiones y desequilibra precios relativos. Finalmente es importante tener x cierto q el tipo de cambio "real", no es manejable cuando estas en pleno empleo de factores, x lo tanto la revaluacion se dara de igual forma.
Esta realidad, impone inteligencia en las politicas, q nada tiene q ver con cambiar programas o realizar ajustes ortodoxos, se trata de reconocer q todo ciclo economico tiene sus ciclos, los cuales deben ser atenuados x el estado, pero no pueden ser evitados, son parte del sistema capitalista como tal.
Saludos