·

·

El costo fiscal de las inflaciones alternativas

_
Este Domingo en P/12 apareció una reseña sobre la presunta desaceleración que se estaría registrando en el proceso inflacionario ('desbocado', 'descontrolado', uhh!!!). Y se remite a algunas de las diversas mediciones 'alternativas' del IPC, el Indice de Precios al Consumidos relevado por el INDEC. En particular a los últimos tres meses.

Así que nos pareció buena oportunidad para hacer un simpático ejercicio (y así de paso volver a dar señales de vida blogosféricas).

Se supone que por cada punto de incremento en el IPC va asociado un incremento de U$S 600 millones en las erogaciones que en algún momento debe realizar el Tesoro Nacional en concepto de los títulos de deuda pública indexados por el CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia, abstrusa formulita entre cuyas variables está el IPC).

La verdad sea dicha, este es un dato que tomamos a modo de caja negra. Vale decir, es un número que hemos encontrado repetido en diversos medios y documentos, por opinantes y profesionales de todo pelaje ideológico. No hemos encontrado -en una búsqueda sí que breve- ningún análisis detallado, por tipo de bono, indexación, plazo, y estructura de pagos de intereses y capital. Tampoco nos hemos abocado a hacerlo, hay allí -lo confesamos- aspectos que nos exceden, y escasez de tiempo para dedicarnos a estudiarlo exhaustivamente (el margen de tiempo es demasiado pequeño...). Así que lo tomamos como una premisa, o hipótesis de trabajo.

Sea pues que:

1 % IPC = U$S 600.000.000

Disponemos de varios numeritos que expresan: el Indice de Precios al Consumidor del abominable Indec por un lado, y por otro, de una ensalada de indices de precios que proceden de organismo estadísticos de los Estados Provinciales y de algunas consultoras privadas. Así que lo que hicimos fue calcular lo que costó al Estado Nacional el incremento del IPC oficial en términos de la deuda pública indexada, y lo que le hubiese costado si las diversas mediciones 'alternativas' fuesen las 'oficiales'.

En el cuadro que sigue está el conjunto de las cuentitas (Click para ampliar).


El ejercicio tiene dos componentes: a) calculo de los diversos 'costos', en millonadas de verdes billetes, del incremento de precios de los últimos tres meses. b) anualizar las diversas tasas medias mensuales del índice oficial y de cada 'alternativa' y recalcular los 'costos'; esto es, tomar las inflaciones promedios de los últimos tres meses y proyectarlas a un año para calcular los millones de verdes divisas que se sumarían a los pagos de deuda.


Veamos qué sucede. En el siguiente gráfico (click sobre la imagen para ampliar) tenemos los diversos incrementos en la deuda pública indexada por CER según qué indice de precios al consumidor utilicemos.



Tenemos que los más piolas son los Compañeros Chaqueños (seguramente intrusados por agentes Morenistas), que con un módico 1,1% de inflación en los últimos tres meses, le agregarían a los pagos del Tesoro Nacional apenas U$S 662 millones. Mientras que los neuquinos, acicateados sin dudas por el fallido candidato presidencial Sobisch, tira un 6,02% de inflación de precios en los últimos tres meses, que le representarían al Estado Nacional erogaciones por U$S 3.600 millonazos. La aplicación del índice oficial -el desacreditado IPC-GBA-INDEC- mientras tanto le quitaría al presupuesto nacional U$S 1.086 millones.

Pero para clarificar más aún esta diversidad, lo que mostraremos en el siguiente gráfico (click sobre la imagen para ampliar) es simplemente la diferencia -en millones de la ya-no-tan fuerte divisa- entre lo que habría que pagar aplicando el IPC-INDEC y lo que correspondería en los otros casos.



Entonces, cada barrita representa el adicional que debería salir de las arcas públicas si las huestes financieriles lograran su cometido de 'arreglar lo del INDEC' y que este pasara a publicar alguno de los indices de precios 'alternativos'. Entre las entidades privadas, se ve, gana por varios cuerpos Ecolatina -neodesarrollista, neokeynesiana y macanuda consultora fundada por el Compañero Lavagna-.

Si le hiciéramos caso a estos patriotas la Argentina debería desembolsar U$S 2.336 millones más para pagos de deuda, sustrayéndolos de fines harto más nobles como escuelas, haberes docentes, créditos fiscales para Pymes y digan Ustedes, amigas y amigos lectores qué más podría ser.

En tanto, de llevarles el apunte a los -estos sí- compañeros desarrollistas (sin 'neo') de FIDE, tan sólo habría que sumar U$S 181 millones.

Veamos ahora qué pasa si tomamos la inflación promedio mensual registrada por cada una de estas mediciones 'alternativas' y la proyectamos a un año; es decir aplicamos esa media mensual a doce meses y hacemos el mismo cálculo que en el caso anterior. Veamos cuánta plata adicional se sumaría a los pagos de la deuda pública indexada por el CER (click sobre la imágen para ampliar).



Tenemos que con el displiscente 7,44% de inflación anualizada del abominable INDEC, hay que agregar a las cuentas a pagar U$S 4.464 millones. Mientras que si los muchachos de Ecolatina tomaran el poder -o el Ministerio de Economía incluído el INDEC- tendríamos que agregar a las erogaciones del tesoro la friolera de U$S 14.906 millones, resultante de una proyección anualizada de inflación del 24,84%. ¡Pavadita!

A continuación replicamos el segundo gráfico que expusimos previamente: la diferencia -ahora anual- entre lo que habría que pagar con el IPC-INDEC y lo que correspondería a las mediciones 'alternativas' (click sobre la imagen para ampliar).



Aquí tenemos el adicional por año que representaría en pagos de deuda pública la aplicación de estos índices 'alternativos' y -seguro pero seguro- mucho más confiables que las 'barbaridades de Moreno y sus matones'.

Con un tipo de cambio que, en el promedio de los últimos 12 meses, ha andado en los 3,13 pesos por dólar, los muchahos de Ecolatina están hablando de un negocio de 33 mil millones de pesos.

Si tenemos en cuenta que en el año 2007 el total de los Ingresos Corrientes del Estado Nacional fue de $ 163.801 millones, la cuenta da que lo que estaría en juego sería el 20% de los ingresos públicos. Nada menos.

Aquí no creemos que toda la controversia sobre la inflación 'real' y la oficial, sobre la naturaleza del proceso inflacionario -real o presunto- que atraviesa la economía argentina, y sobre la 'intervención' de un organismo público, radique exclusivamente en la cuestión de los pagos de la deuda pública indexada.

Lo que sí, estos muchachos que hacen mediciones 'alternativas' le están insinuando a los agentes del capital financiero -y a sus ganapanes periodísticos- que podrían tener entre manos un enorme negocio: el 20% de los ingresos del Estado Nacional.


_

10 refutaciones:

Esteban dijo...

Varias cosas:
1) Cuantos de los bonos ajustables al CER, pertenecen a las AFJP, por ende, a los jubilados o futuros jubilados? No tengo el numero exacto, pero es grande...
Con lo cual, el gobierno ademas de recargar y supercagar a todos los malvados grandes bonistas hiperespeculadores, a la peor escoria del planeta (de la cual solo el 75% es argentina), esta cagando a las jubilaciones.

2) Seria interesante poner en el ejercicio que haces (que es muy bueno, posta!), cuanto es el costo "extra" por pagar tasas de intereses superiores a la que pagariamos de no existir semejante deformacion (si tal cosa es calculable). Ni Brasil ni Uruguay aceptarian pagar un 15% de interes en un prestamo de la patria hermana bolivariana de Venezuela.
(Pensar que Cavallo fue juzgado por el Megancanje de tasas usurarias de un 16%)

3) La deformacion del INDEC tambien impacto en una mayor suba del PBI, que por lo que estuve leyendo, estaria entre 2% y 3% exagerada, por lo cual tambien habria que evaluar cuanto subieron "de mas" los bonos que se ajusta por crecimiento del PBI.

4) En terminos absolutos, si se sincerara el INDEC la deuda creceria mas, no cabe duda.
Pero en terminos relativos, en ratio Deuda/PBI o Deuda/Recaudacion, la situacion no empeoraria.
Lo que esta haciendo el gobierno ahora es licuar deuda.

5) Se elimino a futuro un instrumento que hubiese sido interesante, como la deuda en pesos.

Que si toda la deuda fuera del Morgan Stanley o alguno de esos bancos, bueno, la verdad tal vez por ahi seria un poco mas digno de considerar, pero la realidad es que el 75% de los bonistas son argentinos, un porcentaje importantisimo y como dije antes, pertenecen a las jubilaciones.
O sea, por mas que el Estado se esta ahorrando unos cuantos pesos, la fiesta dista mucho de ser gratis...

Saludos!
Estebean

Cresto dijo...

Esteban: ninguna fiesta es gratis. Es una disputa de intereses. Algunos ganan y otros pierden.

Sin embargo me quedan algunas comentarios a tus comentarios (van super desordenados)

a) ¿de donde sale que el 75% de la deuda es de argentinos? (no es chicana);

b) el tema de las jubilaciones (AFJP) es complejo porque son gigantescos negocios en los que intervienen actores financieros internacionales. Actores que operan todo el tiempo en el país. Correr "por izquierda" y decir que se toca la planta de los abuelos "futuros" es simplificar (mucho) el análisis.

c) Fijate que pese a todas las puteadas contra la intervención del INDEC (intervención cuya forma a mi no me gusta, pero yo no tengo que estar al frente de un estado) parece el canje de la deuda con los que quedaron afuera, avanza igual (tan mamarrachos no eran los números)... Ayer Bonnelli salió a decir que las estimaciones privadas y las del INDEC se estaban acercando (eso no es así, pero da la pauta de cierto "consenso" político alrededor de la cuestión).

AHora a Siri; bien el ejercicio. Quedan claros los potenciales intereses en juego...

Pero ojo porque también es cierto que la intervención en INDEC (conste que a mi no me escandaliza la intervención... el INDEC es un órgano estatal y el ejecutivo tiene derecho a operar sobre el) fue desprolija (por decir algo suave) y lo cierto es que se pierde un instrumento de política económica...

PD: que rápido responde a los reclamos, Siri.

Cresto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Avallay dijo...

Siri: excelente post. por la información y por birndar una mirada sobre la cuestión. Ahora Lavangna se tira tierra solo, porque el armó este canje de deuda, es como si les dijera; muchachos los cagué hace 5 años, ahora recuperen no?. En línea de como argumento Cresto, esto que se gana se pierde por otro lado?. De todos modos lo bueno de su aporte es el mensaje de las consultoras a los que pueden manotear. Se lo extrañaba siri
Saluttu

elv dijo...

Cuanto te ahorrás si no pagás todo lo que debés? Obvio, todo lo que debés.

Cuanto te ahorrás si no pagás una parte de lo que debés usando un artilugio como el que se uso? Lo acaba de demostrar siri.

Y digo que no se paga una parte de lo que se debe, porque justamente el CER se "inventó" para que diversos contratos (préstamos, créditos, y bonos) puedan ser actualizados en su valor manteniendo el poder adquisitivo. Y se tomo como un "proxy" el IPC (que es una parte importante del CER). Recordemos que previo a esto hubo otro índice, el CVS.

Y el tema es que quien prestaba en $ (no en U$S) quería que de alguna manera al terminar de pagarse la deuda, el poder adquisitivo se mantenga. Pero con este artilugio se logró que el valor presente de lo recibido sea mucho menor que el que realmente se puso (no tanto como dicen desde la CC, pero si por lo menos el doble).

En definitiva, cual es el beneficio de un default parcial? Que se yo, alguno debe tener, por ejemplo este ahorro. Lo que no alcanzo a dimensionar todavía (aunque tengo mis especulaciones) es el costo. Y uno de ellos estimo que puede ser la imposibilidad de seguir usando de manera eficiente una idea muy útil para el país, como la de emitir deuda en moneda nacional con jurisdicción en tribunales nacionales.

Está bien o mal esto? No lo sé, en política es todo relativo. Pero si la única verdad es la realidad, lo cierto es que nos ahorramos de pagar una torta de guita, y los que prestaron que se jodan.

ciao

Esteban dijo...

Cresto:

1) Cuando me refiero al que el 75% de la deuda es argentina, me refiero pura y exclusivamente a la deuda reestructurada, que es la que en parte, se ajusta por CER.
La cuenta sale de que practicamente el 100% de los bonistas locales adhirieron al canje y solo lo hizo el 50% de los extranjeros. Fijate que el monto de deuda que todavia esta en default (casi un 100% extranjera) es mas o menos, la 1/4 de la deuda reestructurada.

2) El tema de las jubilaciones en realidad no es tan complejo. Las AFJP fueron obligadas a comprar titulos de deuda en el 2001, pocos meses antes que el desastre.
Luego esos titulos cayeron en default y todo lo que ya sabemos...
Pero de una forma u otra, un porcentaje muy alto de estos titulos ajustables por CER, estan en manos de las AFJP.

3) La intervencion del INDEC a mi tampoco me escandaliza, lo que me escandaliza es la manipulacion.

Creo que el INDEC es mucho mas que un solo un instrumento de curiosidad para saber como andan las estadistiscas en la Argentina.

Esteban dijo...

En realidad cuando decia 75%, era un 50%...

Anónimo dijo...

Lo que dice Esteban es racional, igualmente yo tengo otra visión:
Yo no soy bonista, ni confío mi vejez a mi AFJP asi que no me importa que pongan 0.1%, 0.3% o lo que salga en la vespertina.

Mi problema sobreviene cuando tengo que aumentar los sueldos. No encuentro justificativo para aumentar un 20% (lo que sería mas o menos justo) a mis empleados porque mis socios extranjeros creen que estoy loco y quieren cerrar la filial de Argentina.

Saludos

guille dijo...

Anonimo .vos deciles asi."aca es un caso especial hay un tal Moreno...bla
bla bla" y te dan el ok.

matilda dijo...

jajaj

20% con respecto a cuando les querés aumentar?
los de afuera no entienden de matemáticas? les sale "caro" el aumento/taanto pierden? qué % está destinado a sueldos? este cómo fue cambiando en el mismo período con respecto a ganancias? etc