·

·

17 de Octubre: perlitas peronistas

_ Desde el Oeste un rumor...

Era muy de mañana, y yo acababa de ponerle a mi mujer una inyección de morfina (sus dolores lo hacían necesario cada tres horas). El coronel Perón había sido traído ya desde Martín García. Mi domicilio era este mismo departamento de calle Rivadavia. De pronto me llegó desde el Oeste un rumor como de multitudes que avanzaban gritando y cantando por la calle Rivadavia: el rumor fue creciendo y agigantándose, hasta que reconocí primero la música de una canción popular y, enseguida, su letra:

"Yo te daré/
te daré, Patria hermosa,/
te daré una cosa,/
una cosa que empieza con P/
Perooón".

Y aquel "Perón" resonaba periódicamente como un cañonazo.

Me vestí apresuradamente, bajé a la calle y me uní a la multitud que avanzaba rumbo a la Plaza de Mayo. Vi, reconocí, y amé los miles de rostros que la integraban no había rencor en ellos, sino la alegría de salir a la visibilidad en reclamo de su líder. Era la Argentina "invisible" que algunos habían anunciado literariamente, sin conocer ni amar sus millones de caras concretas, y que no bien las conocieron les dieron la espalda. Desde aquellas horas me hice peronista.

Leopoldo Marechal

* la imagen que acompaña el texto es copia del único volante que circuló el día de marras, proveniente del archivo de Cipriano Reyes, conservado por su hija, que aún vive en su casa paterna de Berisso. Click sobre la imagen para verlo ampliado.
_

7 refutaciones:

Avallay dijo...

Excelente la cita del maestro. Un buen regalo para hoy
Saludos,

natanael amenábar dijo...

El compañero Polycarpo posteo lo mismo. Marechal, Scalabrini, esos eran intelectuales, a la manera de Raúl Rizzo!

Marita dijo...

Inigualable el comentario. Emotivo y simbólico. Marechal es el mejor escritor argentino . Feliz día para todos.

Néstor Sbariggi dijo...

Sabìa de ese volante pero nunca había visto una copia. Muy emotivo Siri.

Feliz día compañeros

ex anónimo dijo...

Lo sacó de la galera, don Siri.
Felíz día para todos/as.

ex vicepresidente enrique mosca dijo...

Digo, para que recordar episodios que como el de octubre de 1945 terminaron siendo totalmente inconducentes. Digo, si en las elecciones de febrero del 46 hubiera ganado la coalición oficialista del coronel Perón tal vez esa fecha significara algo. Pero como todos bien sabemos en esos comicios se impuso la Unión Democrática con una leve ventaja sobre el laborismo, pero ventaja al fin. Es más, como todos sabemos el lider del laborismo, el coronel Perón, falleció de peritonitis el 1 de marzo de 1948, el mismo día que el presidente Tamborini anunciaba la nacionalización de los ferrocarriles británicos. A partir de la inesperada muerte de Perón, su partido laborista (que tras la derrota del 46 ya mostraba tensiones internas graves) terminó de descomponerse. Una parte, liderada por Bramuglia y Borlenghi retornó al Partido Socialista como linea interna minoritaria. Otra liderada por el coronel Mercante y Cipriano Reyes mantuvo los restos del laborismo como partido y se presentó en las elecciones de 1952 con esa fórmula. Como todos sabemos esas elecciones las ganó de manera contundente la Union Democrática con la fórmula Arturo Frondizzi-Alicia Moreau de Justo. Como todos sabemos y los analistas repiten, el haber puesto a una mujer socialista en la fórmula acompañando a un joven dirigente radical como Frondizzi (que se había destacado por su gestión como ministro de Trabajo de la administración Tamborini) fue lapidario para los restos del laborismo. Millones de argentinos votaron en esa formula el reconocimiento al gobierno de la Union Democratica que había otorgado el voto femenino y acrecentado las conquistas obreras. En 1958 el laborismo había desaparecido. Nadie ya recordaba al coronel Perón a solo diez años de su muerte y la hegemonía estaba en manos de los dos partidos principales de la Union Democrática: el radicalismo y el socialismo que ante la ausencia de oposición se presentaron por separado: La UCR volvió a imponerse con la fórmula Crisólogo Larralde - Agustín Rodriguez Araya al binomio socialista integrado por el veterano Alfredo Palacios acompañado en la fórmula por un jovencísimo candidato a vice: Guillermo Estevez Boedo. En 1964 volvió a imponerse el radicalismo con una fórmula de centro derecha integrada por el general Juan Carlos Onganía (excelente ministro de guerra de la administracion Larralde) y el ex gobernador de Córdoba, Arturo Illia de vice. En 1970 el radicalismo penduló a la centro izquierda con la triunfante fórmula Florentina Gómez Miranda-Raul Alfonsín, y en las subsiguientes elecciones siguió ganando el radicalismo, lo que llevó a que el escritor Jorge Luis Borges afirmara: "los radicales no son ni buenos ni malos, son incorregibles". En 1995 falleció en un geriátrico de Berisso, el anciano Cipriano Reyes. En sus últimos días, perdida su razón por demencia senil, repetía a los gritos: "yo hice el 17 de octubre". Nadie entendía que carajo quería decir. Algunos historiadores juegan a veces con la idea de que hubiera pasado en este país si en 1946 ganaba las elecciones el coronel Perón. Es un juego sin sentido. Más realista, el historiador Halperín Donghi (antiguo admirador del coronel Perón) sostiene que la jugada maestra de la Union Democrática fue el haber logrado que el presidente norteamericano Truman impidiera que su ex embajador Braden publicara antes de las elecciones un libro donde este sostenía algo que todos sabían: el caracter totalitario de los líderes militares que gobernaban el pais dictatorialmente desde el 4 de junio de 1943. El libro no llegó a ser publicado impidiendo que se hiciera peligrosamente tangible en las urnas el apotegma del escritor radical Raul Scalabrini: "los argentinos odian a los yankis mas que a los dictadores autóctonos".

nelson dijo...

Excelente el documento!