·

·

Ahorro energético a la China


Otra mirada sobre el "ahorro energético". Siempre nos preguntamos: si cuando se acabe el petróleo, el mundo podrá sustituirlo por biocombustibles, U235, caídas de agua, molinos, etc. de dónde cornos se va a sacar un sustituto para el mundo plástico? -derivado, como todos sabemos del petróleo-. En algunos lugares ya la van teniendo clara. Encontramos esto:


China prohibirá suministro gratis de bolsas de plástico


La Oficina de Administración del Consejo de Estado ha hecho público el anuncio sobre la limitación de la fabricación y uso de bolsas de plástico en los mercados. El documento afirma que tales bolsas se han convertido en una de las principales de “la contaminación blanca” en el país. A partir del primero de junio de 2008 se prohibirá la producción, venta y uso de bolsas de plásticos con el espesor inferior a 0,025 milimetros y se comenzará el uso pagado de estas bolsas en los mercados. Y desde esa fecha se prohibirá a todos los supermercados, centros comerciales y ferias rurales a suministrar gratis las bolsas de esa índole a sus clientes.

...

La contaminación causadas por el uso excesivo de las bolsas de plástico ha dado origen a un perjuicio considerable en China, lo que ha obligado inevitablemente al país a limitar su uso. Esas bolsas han sido fabricadas en su mayoría con el petróleo como materias primas y su cuantioso uso ha desperdiciado muchos recursos naturales y causado una contaminación sorprendente. Actualmente muchos países y regiones han prohibido o limitado su uso. De acuerdo con el Comité de Reciclaje de Plástico de China, los habitantes chinos usan unos 1.000 millones de bolsas de plástico diariamente sólo en sus compras de verduras, además de otras 2.000 millones de bolsas de esa materia en otras actividades cotidianas.

...

Las bolsas de plástico, que se usa actualmente en China, necesitan unos 200 años para descomponerse siendo enterradas bajo el suelo, lo que constituye una grave contaminación para la tierra. Aún peor será si se las destruye recurriendo a la incineración, ya que esto producirá cenizas y gases tóxicos, causando una contaminación medioambiental durante largo tiempo.

(los resaltados son de nuestra factura)

Notable! Si los chinos ya son como 1.200 palos, imaginemos 200 o 300 millones de amas de casa chinas como la de la foto, estremecedor!

El informe completo aquí:

Y recomendamos, por supuesto la lectura de Pueblo en Línea, diario chino en castellano, rarísima su selección de notas, y persistente su cobertura de temas latinoamericanos.

Se armó el esmowing


La primera vez que escuchamos hablar de los blogs se trataba de un experimento literario, del tipo novela por entregas, sin editor ni editorial, ni intermediarios de ningún tipo. Nos llamó la atención. Se trataba al menos de escribir, se supone que bien, con alguna frecuencia y exhibirlo sin más. Luego fuimos anoticiándonos de que el medio crecía de manera vertiginosa. Que existían estos soportes gratuitos, y que crear uno era, casi, tan fácil como abrir una cuenta de correo electrónico. Allí ya aparecía de todo. Mi impresión fue menos positiva, me pareció que era como tantas cosas de Internet que son sólo entretenimiento para adolescentes, y personas en eterna edad del pavo (foros de chat, encuentra pareja, etc., etc.). Lo cual no criticamos en sí –lejos de nos elitismos de cualquier tipo- sino que como la tele, y más aún, la web da cabida a todo y de todo. Es que Internet tiende a asemejarse, en tanto medio, cada vez más a la tv, sólo que multimedial, interactivo, y anárquico –en el buen sentido-.

Luego, por casualidades, por seguir rastros, repercusiones de algunos blogs en la prensa gráfica, fuimos llegando a algunos de los que aparecen enlistados entre “los que leemos”, y de allí fuimos descubriendo más y más. De todo, nuevamente, como en botica.

Y encontramos un universo por demás interesante, por momentos apasionante, de a ratos adictivo. Como lo nuestro son los números y el acontecer político, nos deleitamos leyendo diariamente varios de éstos blogs. En algún momento su lectura llegó a reemplazar a la lectura de los diarios en la web. Luego descubrimos la frondosidad de lo que podía aparecer en las ventanitas de comentarios, y los –muchas veces- jugosos debates que ahí se suscitaban. Debimos recapacitar. Reincidiendo en lo ya dicho, constatamos que hay de todo, y mucho también bueno. Asimismo como quien no quiere la cosa, comenzamos con este mismo, Datos Duros.

De lo más llamativo nos resultaron los entrecruzamientos y controversias surgidos entre distintos bloggers. De eso se trata esta nota, puro prolegómeno para “rebotar”, “levantar”, o como sea que se denomine (creo que son términos del gremio periodístico), un más que interesante debate en torno a biocombustibles, retenciones, subsidios y, por qué no, vanidades polemistas de quienes van más profundo que la superficialidad mediática en cuestiones que enriquecen los necesarios debates sobre la problemática de nuestro desarrollo.

La cuestión es: Homoeconomicus publicó la nota A comprar un termómetro nuevo, donde a partir de evaluar los diferentes precios de los insumos y productos de la incipiente industria de biocombustibles entrevía una suerte de subsidio implícito que recibiría por parte de los productores. Esto dicho someramente, la nota amplía y extiende la argumentación.

A su turno, y luego de venir anunciándolo, en Economista Serial Crónico, apareció la respuesta, en dos partes, primero: Distorsiones, celestines y biocombustibles: Parte 1

Luego della el descargo de Homoeconomicus: Otra vez?

Y por fin la segunda parte: Distorsiones, celestines y biocombustibles: Parte 2

Bien, para quien le interese el tema, nada mejor que sumergirse un rato y leer. Que los blogs no son sólo para colgar las fotos del cumpleaños de la tía Pocha, y que por fuera de páginas y páginas académicas, y de gigas de papers, ponencias y refritos, se puede aprender y bastante de estos debates blogueriles, solventes y chispeantes, que no, por supuesto, no guardan las tiesas formas académicas. Como referimos en el título, se armó el esmowing, y a ver cómo sigue!!!

Baja Productividad (o de por qué no escribo ni subo notas desde mi casa)

Perdón por lo personalísimo de esto que van a ver, no renegamos del relato personal ni de las intimidades volcadas en texto de blog, de todas esas yerbas, en fin, , leemos algunas de esas cosas con verdadero placer y nos merece respeto, es solamente que aquí queríamos centrarnos en puros Datos Duros.

La cuestión es que, potencialmente, muchas veces podríamos subir algunas cosas desde nuestro hogar, los fines de semana suelen tener bastantes horas, pero no. No se puede.

Se tiene que saber. Más temprano o más tarde había que decirlo. Sabíamos, cuando emprendimos esta tarea de difusión de nuestros Datos Duros, que íbamos a enfrentarnos a enormes obstáculos. Creíamos estar preparados para todo. El desdén, la diatriba, el insulto procaz, no podían hacernos mella. Bien firmes iban nuestras convicciones. Nos creíamos invulnerables. Y en verdad no imaginábamos lo que sobrevino. El acoso permanente, operaciones distractivas, y el más rotundo sabotaje, conspiraron contra toda la posible producción hogareña de este Blog. Lo último: nos robaron el teclado.

Sólo queríamos compartirlo con quienes nos pueden llegar a entender. Sí, pura baba... qué puede hacer uno: "lo fajo o le saco una foto"?


Breves Citas de Cabecera

Inauguramos una nueva sección:

"Ricardo ... consideraba a la distribución de la renta como el verdadero objeto
de la Economía Política. Y decía que la ciencia económica tenía muy poco que
decir con respecto al volumen total del producto. Pero podría y debería
determinar las leyes que presiden la distribución del producto social entre las
diferentes clases que componen la sociedad"


Paul Singer
Curso de introducción a la economía política
Siglo XXI, México, 1978

Bueno, esta es un breve sección de cut & paste, o acaso de fatigoso transcribir. Para compartir breves textos. No necesariamente lumbreras del pensamiento, o quintaesencias del gran saber, apenas toscos subrayados que nos han dado pequeñas iluminaciones, o que nos han hecho avivar de algunas zonceras.

Desde ya recomendamos el libro de donde proviene la cita. Se trata de la desgrabación de unas clases públicas que dio Singer en 1968 en la Universidad de Sao Paulo, con un estilo deliciosamente coloquial, ameno, claro y no por ello menos profundo.

Pequeñas Novedades INDEC


Ya lo habíamos comprobado los primeros días de Enero, sorprendidos. El día Lunes leíamos en El Cronista De Narváez:


"Hasta fines del año pasado la duda era sobre cómo se confeccionaban los cuestionados datos oficiales. Ahora ni siquiera se sabe cuándo se publicarán.


Sucede que aún no hay un cronograma sobre las fechas de publicación de los distintos índices, calendario que es muy seguido por los operadores del mercado y los analistas económicos. La demora llama la atención porque el organismo suele publicar con seis meses de antelación las fechas de difusión de las cifras oficiales.


Sin embargo, hasta ayer en la página web del Indec sólo se podía encontrar un escueto 'Anticipo del Calendario de Difusión' para el primer semestre de 2008. En el caso de Enero apenas cuenta con tres indicadores de los 16 que deberán darse a conocer antes de fin de mes"

Ayer comprobamos aliviados que el tradicional calendario de difusión ya está on-line. Sin dudas la eficaz presión del cuarto poder dió sus resultados, y la neo-mafia del Indec -que conspira con los tenedores del cupón PBI de Wall Street, para inflar los indicadores de actividad económica- se vio atemorizada por la esclarecedora denuncia del tabloide de páginas color salmón.


Nos queda una duda, apenas quizá una leve inquietud. Bah, nos preguntamos cómo es que, si "las cifras oficiales ... ya no se sabe si son creíbles o no", cual le hace decir el tabloide a "un economista"; o "lo desacertado que podría ser tomar decisiones de política económica sobre la base de parámetros o indicadores erróneos"; cómo es entonces que todo el cúmulo de falsedades y mentiras asquerosas -puaj-puaj, cof-cof- que difunde la neo-mafia Edwin-Moreniana, siguen siendo "muy seguidas por por los operadores del mercado y los analistas económicos".


Desde este lugar, y humildemente, pensábamos -nos habían casi convencido- de que el Indec ya no servía para nada de nada, que no había que darle crédito en absoluto, y sólo nos quedaba para seguir la realidad cuantitativa de la economía argentina, recurrir a fuentes como ésta.


Por demás diremos que la web del organismo sigue careciendo de un esquema de difusión más amplio y global -más allá de los comunicados de prensa- como información actualizada sobre la novedades que se ponen on-line, bases de datos, evolución del procesamiento de censos varios, etc. En eso, está igual que antes. Vamos, que antes del affaire del 2007 no era Icaria.

Salariazos Reales (secuela)

Como algunos amigos lectores manifestaron su voluntad -es más: su decisión- de saquear impunemente los Datos Duros que mostrábamos en la homónima nota anterior, y como nos resultó halagüeña tal manifestación de relevancia sobre el trabajito de marras, pues, nos dispusimo a ahorrarles un poco de sudor. Dispusimos un par de cuadros sintéticos con todos los indicadores (y más) que humildemente intentamos glosar en ese informe.

Allí van, preparados y listos para usar, esperamos que les sirva.





Zurdito

The Political Compass
Economic Left/Right: -8.62
Social Libertarian/Authoritarian: -3.79


Lo habíamos visto siempre en el Blog de El Criador de Gorilas, nos llamó la atención pero nunca fuimos más de ahí. Ayer ingresamos al sitio, se trata de Political Compass, donde proponen un módico test sobre preferencias políticas. En la primera impresión parece como todos esos cachivaches del tipo "Sepa si es un buen amante en diez preguntas", pero igual lo hicimos.

Hay preguntas falsamente maniqueas, otras absurdamente groseras y carece de la respuesta "indiferente" (sólo se puede marcar Muy de acuerdo/De acuerdo/En desacuerdo/Muy en desacuerdo). Encima, como nuestra lectura del inglés es un tanto rústica, puede que hayamos manifestado nuestro acuerdo con alguna barbaridad.

El resultado es como se vé, gradúa las preferencias políticas en dos ejes: económico, que va de izquierda a derecha, y social que va desde el autoritarismo al libertarianismo (se dice así?). Y yo sospecho que el cuadrante IV, el que combina 'Right-Libertarian', salvo algunos bichos de museo, debe ser bastante vacío.

Para un Martes de malestar, de incertidumbre laboral, y de trabajar bastante con el SPSS y las Bases de la EPH, qué más se puede pedir? Ahora ya está, nos dimos la cana, mostramos la hilacha, y ya sabrán los lectores de los rebuznos que aquí proferimos a qué atenerse cuando opinamos.

Salariazos Reales

La pasada semana el INDEC publicó los últimos datos sobre salarios nominales al mes de Noviembre de 2007. Nos proponemos entonces indagar sobre la evolución del poder de compra de esos salarios. Esto es, los salarios reales, que obtenemos deduciendo de los valores nominales –medidos en pesos corrientes- la inflación del período analizado.

El período donde nos centraremos, como es fácil de imaginar, es el que va de Mayo de 2003 a Noviembre de 2007 –última información publicada. Aunque luego, sí, miraremos hacia más atrás.

El índice del nivel general de salarios, resulta de la ponderación de tres componentes:

- Salario del Sector Privado Registrado (SPR, los “en blanco”)
- Salario del Sector Privado No Registrado (SPnoR, los “en negro”)
- Salarios del Sector Público (SPúb, relevamiento de todos sus niveles, ¡no sólo los empleados del Gobierno Nacional!)

Nos abocaremos a estudiar la evolución de estos tres componentes.

Entonces, con datos a Noviembre de 2007, podemos apreciar que:

Respecto del mes anterior, los salarios reales aumentaron:

- 0,37% en el SPR
- 0,77% en el SPnoR
- 0,89% en el SPúb

Respecto de Noviembre de 2006 (esto es, en los últimos doce meses), aumentaron

- 10,33% en el SP
- 12,65% en el SPnoR
- 17,75% en el SPúb

Claramente los asalariados del Sector Público han sido los más favorecidos en cuanto a aumento del poder de compra de sus haberes en el último año.

Respecto a Mayo de 2003, los salarios reales aumentaron

- 52,93% en el SPR
- 42,37% en el SPnoR
- 23,25% en el SPúb

Aquí ya podemos ir vislumbrando el retraso en la evolución de los haberes estatales.

En el Gráfico (click sobre la imagen para ampliar) se puede aprecia la evolución de los indicadores mes a mes desde Mayo de 2003.


Sin embargo, para evaluar la recuperación desde los niveles pre-devaluación, registramos que, respecto a Diciembre de 2001, los salarios reales han tenido

- 29,71% de aumento en el SPR
- 5,92% de disminución en el SPnoR
- 10,18% de disminución en el SPúb

Esto es, en el Sector Privado Registrado se han recuperado y superado holgadamente los niveles previos a la crisis. En el Sector Privado no Registrado aún se encuentran por debajo de dichos niveles, pero cerca de alcanzarlos, de hecho, su poder de compra es el 94,08% del que tenían en Diciembre de 2001. En tanto, en el Sector Público, aún se encuentran rezagados, y sólo en el último año han tenido una considerable recuperación.

Es de hacer notar, que durante la crisis post-devaluatoria se produjo una brusca y generalizada caída en los haberes reales de todos los sectores, aunque con variaciones y momentos dispares según el sector.

Respecto a Diciembre de 2001, los salarios reales llegaron a caer:

- 22,93% en el SPR en Junio de 2002
- 32,97% en el SPnoR en Noviembre/Diciembre de 2002
- 28,59 en el Spúb en Diciembre de 2002

Se ve que los más afectados fueron los ingresos del Sector Privado no Registrado, y que los primeros en detener su caída fueron los del Sector Privado Registrado.

Aquí tenemos el Gráfico, con la serie completa de los indicadores mes a mes (click sobre la imagen para ampliar)


Allí podemos visualizar

- el virtual “congelamiento” de los salarios reales del Sector Público en los niveles de fines de 2002 (el mentado “ajuste fiscal devaluatorio”) y cómo recién en el año pasado (electoral) éstos han tenido una sensible recuperación

- el brusco freno a la caída de los ingresos del Sector Privado Registrado, y el impacto sucesivo de las diversas medidas que se adoptaron hacia el sector (aumentos de sumas fijas no remunerativas, aumentos del Salario Mínimo, etc.)

- cómo esta dinámica del Sector Privado Registrando fue “arrastrando” los ingresos reales del Sector Privado no Registrado, hasta alcanzar estos últimos un sendero de crecimiento que sigue a los primeros.

Una de las limitaciones de estos datos es que la serie arranca con información del tercer trimestre de 2001. De hecho se comienza a construir la serie recién en 2002, cuando se determina que el INDEC produzca oficialmente un Coeficiente de Variación Salarial (CVS) para actualizar la diversidad de contratos impactados por la pesificación asimétrica de la administración Duhalde.

De tal modo, lo expuesto sólo nos sirve para efectuar comparaciones con los niveles salariales inmediatamente previos a la salida de la convertibilidad. Los cuales, como es fácil de suponer, no se pueden tomar como medida de lo deseable.

A fin de contar con alguna medida previa, veremos la evolución del Ingreso Medio Real de la Ocupación Principal (YMROP). Dato este que obtenemos a partir de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), con las limitantes que esta tiene en cuanto a medida de ingresos (subdeclaración), pero con las ventajas respecto al Indice de Salarios (contamos son una serie relevante para el Total de los Aglomerados Urbanos desde Abril de 1996, lo que permite comparaciones con un intervalo temporal relevante de la convertibilidad). Como en el caso del índice de salarios, en el caso de la EPH, lo que tenemos disponible es una medida en pesos corrientes a la cual deflactamos según el índice de precios al consumidor.

En el Gráfico (click sobre la imagen para ampliar) vemos la evolución de este indicador, donde hemos puesto el vértice (YMROP=100) en Octubre de 2001, que es el inicio de la serie del Indice de Salarios. El último dato publicado corresponde al 1º trimestre de 2007. [desde entonces, de manera incomprensible y lamentable, no han sido difundidos oficialmente más datos sobre ingresos provenientes de la EPH]


Podemos, pues, apreciar la continua tendencia declinante del ingreso real de los ocupados durante los últimos seis años de la convertibilidad, amén del máximo registrado en 1998, en el apogeo de la misma. Y luego del derrumbe de 2001/2002 una dinámica similar a la vista en el índice de salarios.

Constatamos, entonces, que los valores del YMROP al 1º trimestre de 2007:

- desciende un 2,45% respecto al trimestre anterior, el 4º de 2006

- aumenta el 3,98% respecto a igual trimestre del año anterior, el 1º de 2006

- se incrementó el 39,18% respecto a Mayo de 2003

- se encuentra aún un 6,82% por debajo del registro de Octubre de 2001

- un 11,72% por debajo del promedio pre-devaluación (Abril de 1996-Octubre de 2001)

- y es un 15,9% inferior al máximo alcanzado durante la convertibilidad (en Mayo de 1998)

Asimismo, la máxima caída que tuvo durante la crisis fue del 33,25% en Octubre de 2002 (si se compara respecto de Octubre de 2001). Y durante el período de la convertibilidad abarcado por esta serie se dio una caída del 7,32%, entre Abril de 1996 y Octubre de 2001.

Conclusiones (obviamente provisorias):

Durante la administración Kirchner se verificó una sustantiva recuperación de los ingresos reales de los asalariados, con notables disparidades en cuanto a los sectores de trabajo –público, privado, registrado y no registrado-, pero con una sostenida tendencia a recuperar y/o superar los valores previos a la crisis.

Se advierte el retraso de los ingresos de los asalariados del sector público, pudiendo considerarse este elemento como un factor de incidencia no trivial en el superávit de la administración nacional y de los estados subnacionales (aún si se considera el reciente deterioro de las cuentas públicas de la PBA y la CABA).

Queda un considerable trecho a recorrer para volver a alcanzar el poder de compra que llegaron a tener los ingresos antes de la devaluación.

Considerada esta última, puede afirmarse que la caótica salida de la convertibilidad representó un formidable e inédito ajuste a la baja de los ingresos reales de todos los sectores asalariados.

La diferenciada evolución posterior muestra cómo han sido los trabajadores privados registrados quienes han tenido la mayor fortaleza, tanto a la hora de frenar la caída en el poder de compra de sus ingresos, como a la hora de recuperar el terreno perdido.

La contracara dellos son los estatales, quienes sufrieron un virtual “congelamiento” del poder de compra de sus haberes en valores 27% menores, en promedio, a los vigentes a fines de 2001. Esta situación comienza a revertirse recién en Junio de 2007, cuando el indicador deja de “serpentear” en torno al piso alcanzado luego de la devaluación y adquiere una tendencia ascendente.

Entrambos se encuentran los asalariados privados “en negro”, que, si bien acusan la mayor caída en el poder de compra de sus ingresos, son arrastrados luego por la tendencia creciente del sector privado formalizado, aunque situándose muy por debajo de la recuperación alcanzada por éste último.

La heterogeneidad de ingresos entre los sectores considerados se ve reflejada en que, si consideramos el ingreso promedio de los ocupados en el SPR como igual a 100, tendríamos que, el ingreso medio de:

- los ocupados del SPúb sería de 91,4

- y el de los ocupados del SPnoR sería de 48

(EPH – promediando sólo valores del tramo 3ºtrimestre de 2003 - 4ºtrimestre de 2004)

Esto es, trabajar “en negro” –situación en que revista alrededor del 40% de la fuerza laboral- supone obtener la mitad del ingreso de quienes están “en blanco”. Esta situación parece actualmente lejos de revertirse –el empleo “en negro” declina pero lentamente- y asoma como una de los principales desafíos que interpela a la sociedad en conjunto, ya que de allí se derivan multitud de problemáticas sociales.

Pese a semejante dispersión de los ingresos asalariados, y debido a la acentuada y sostenida caída en los indicadores de desempleo y subempleo, se ha visto descender notoriamente los niveles de pobreza, indigencia y desigualdad. La recuperación de los salarios reales, según hemos visto, ha obrado virtuosamente a este respecto junto a la reinclusión laboral.

Se ha dicho que las sucesivas crisis argentinas han implicado siempre descender un escalón –o varios- en el bienestar de la comunidad, y que las recuperaciones posteriores demandan mucho mayor tiempo en recobrar nuevamente esos niveles, hasta que una nueva crisis viene a terciar, y nuevamente descendemos, sin haber llegado a recuperarnos del todo. Y puede verificarse que en las últimas tres décadas (o incluso cuatro) del siglo pasado así ha sido, entreviéndose una secular decadencia de la cual pareciera que los argentinos no logramos escapar.

La administración Kirchner ha logrado desmentir ese sino fatal en varios acápites de la problemática económica y social. Por lo pronto, es verificable que se han quebrado varias tendencias que aparecían como indomables y extremadamente difíciles de revertir. El desempleo, la exclusión, la desigualdad y la distribución funcional del ingreso sin duda son los más contundentes. La recuperación del ingreso real aparece con claroscuros, aunque sí es claro que no nos hemos “estacionado” sine die en un escalón inferior: con mucho todavía por avanzar, la demanda de los trabajadores asalariados acompañada por el arbitrio del estado ha contribuido a dinamizarla. Los obstáculos al sostenimiento de esas tendencias son numerosos, y profundizar en ellos excede los límites de esta nota.

Aclaración Metodológica: en cuanto a la perspectiva de largo plazo, pudimos haber prolongado hacia atrás la serie del YMROP recortándonos en el GBA, en donde sí tenemos información de períodos anteriores. Sí, ciertamente, en algún momento lo podemos hacer, nada más necesitamos algún “tiempito libre”…

Aclaración Metodológica bis: sí, utilizamos para deflactar nuestros datos el IPC-GBA, precisamente eso. Acaso, hay alguna otra cosa que pueda usarse? ¿Algún relevamiento privado que tan sólo por asomo, pueda compararse con el IPC? Pensamos pedirle a Mercedes Marcó del Pont la data de la canasta familiar de FIDE (en serio lo íbamos a hacer), pero ahora es Presidenta del Banco Nación y debe andar un poco ocupada como para atendernos. O bien a Artemio, que nos pase la serie de su canasta básica (así además no tipeamos de gusto). Todas alternativas, cierto. Precisamente, “alternativas”.

Posfacio: como seguramente alguien acotará, esto no puede considerarse el tank con que amagábamos en nota anterior. Estrictamente podría decirse que se trata de un mero “reporte sobre salarios” que procesa mínimamente la información obtenida de la fuente primaria. Y sí, es así, no es gran cosa, pero tampoco esto que reportamos aparece accesiblemente en ningún lado, o sí?

Posfacio bis: si se me hizo demasiado largo, disculpas.

Dos Lucas


La verdad, tenemos entre manos un par de trabajitos abundosos en Datos Duros, pero será que este Enero ardiente es disuasivo, será que muchos están de vacaciones, o que otros Blogs que leemos (no todos) andan con baja productividad, pero nos está costando darles forma para publicarlos de manera medianamente decorosa.

También nos contagiamos de una suerte de especulación mediática, como refiere Elémaco, en su Blog Economista Serial Crónico. Esto es, si hay tanta gente que colgó su ADSL, su dial-up, o cable módem, wi-fi, etc., y se fue a chapalear a diversas aguas refrescantes, puede bien suceder que el producto de tanta laboriosidad (ufff!) pase desapercibido, y justo mandemos un tank en época de bajo encendido.

En definitiva, nos dedicamos a cambiarle un tantito el aspecto al Blog (agregamos algunos links), y a solazarnos en la autorreferencialidad. Vale decir, pasamos las 2 mil visitas. No será mucho, quizá, pero cuando emprendimos este intento de decir cosas gratis seguro que no esperábamos tanto. Y seguramente también que nos han dado una manito, amigos que conocemos, y otros que no, entre estos varios cuyas páginas frecuentamos, y que aprovechamos esta ocasión para agradecerles.

Si alguien no está de acuerdo con los cambios, puede decirlo sin ambages, no garantizamos llevarles el apunte a todos.

Soluciones Massachusets para los problemas Argentinos


En este fin de semana tórrido no teníamos ánimo para meter el bísturi en varias cuestiones que tenemos en elaboración. Sí hicimos un ejercicio de memoria y recordamos aquéllos calientes días iniciales del 2002. Particularmente trajimos al presente éste increíble documento, un paper seriamente académico de un influyente economista del MIT: nada menos que Rüdiger Dornbusch (el que haya estudiado macro sin pasar jamás por su texto, que lo diga!).

Bien, éstas cosas se pensaban por aquellos nortes para sacarnos del atolladero.


Argentina: un plan de rescate que funcione


Ricardo Caballero y Rudi Dornbusch
Massachusetts Institute of Technology

Argentina está esperando para que paguen su fianza, otro envío del FMI que ayude a resolver la miríada de asuntos irresolubles en economía, política y área social. Y, igual que antes. Hay un inútil fardo en el buzón. Por supuesto que todo el mundo sabe que ésta no es la respuesta. La verdad es que la Argentina se encuentra en bancarrota. Bancarrota económica, política y social. Sus instituciones no son funcionales, su gobierno irrespetable, y su cohesión social colapsada. Habiéndose hundido tan hondo, no es ninguna sorpresa que la reconstrucción sea la respuesta en lugar de un rápido arreglo de apoyo financiero. Argentina es como las economías europeas fueron en los tempranos 1920s, no un país con una cuestión de liquidez, como si necesitara un año para estar devuelta de pie como Corea, México o Brasil.


Es tiempo de ser radicales. Cualquier plausible reconstrucción programada debe ser realizada alrededor de tres puntos:

· El reconocimiento de que será el esfuerzo de una década y no de algunos años. La economía productiva argentina, su crédito y sus instituciones han sido destruidas. Tanto su capital físico como moral tendrá que ser construido y esto toma mucho tiempo.

· Porque la política argentina se ha sobrecargado, debe temporalmente resignar su soberanía sobre todos los temas financieros. La solidez financiera es la clave del área en donde una cabecera de playa de estabilidad debe ser creada aun antes de hablar de finanzas públicas, ahorro e inversión.

· El resto del mundo debe proveer ayuda financiera a la Argentina. Pero debe hacerlo sólo cuando Argentina acepte una reforma radical y manos extranjeras en el control y la supervización del gasto fiscal, la emisión monetaria y la administración tributaria. Cualquier préstamo externo será para unir la brecha entre necesidades fiscales inmediatas y el día, el año, o dos barranca abajo, donde las reformas radicales crearan finanzas sustentables.

Argentina hoy está en bancarrota y tropezando todavía. En el correr de los eventos, la emisión monetaria sólo tapará los problemas por poco tiempo. Lejos de resolver los temas abiertos, el caos finanaciero y público destruirá aun más las bases para la reconstrucción. Una inútil batalla distributiva está sucediendo entre trabajadores y adinerados, entre gremios y hombres de negocios, entre depositantes con dinero en el “corralito” y aquellos que tienen sus dineros en Miami, entre las provincias y Buenos Aires, entre sindicatos y patronal, entre inversores externos y acreedores, y una nación que quiere desprenderse de sus obligaciones en un vano esfuerzo para mantener algún tipo de normalidad. Argentina se está canibalizando por esta disputa. Aun con dinero del FMI, sin un profundo e intensivo cambio de las reglas de juego, no se podrá prevenir la autodestrucción.

Los argentinos debe humildemente darse cuenta de que sin un masivo apoyo e intromisión extranjera no podrá salir de este desastre. ¿Qué clase de ayuda financiera? Esta va más allá del financiamiento. En el corazón de los problemas argentinos está una crisis de confianza como sociedad y de confianza en el futuro de la economía. Ningún grupo está deseando resolver las quejas y arreglar el país para entregar el poder a ningún otro grupo local.

Alguien tiene que gobernar el país con mano firme, una dictadura es algo no probable ni querido. Pero desde que todos piensan –en general correctamente- que cualquier otro es egoísta y corrupto, no hay pacto social que pueda ser alcanzado. Sin este pacto social, la canibalizacion día a día del capital social y económico continuará. Aún más horrendos resultados se encuentran en el horizonte.


Argentina debe dejar mucha de su soberanía monetaria, fiscal, de manejo regulatorio y de activos por un periodo de, digamos, 5 años. Después de la Primera Guerra Mundial, la Liga de las Naciones reconoció el problema fundamental de una sociedad disfuncional en Austria. Se resolvió aquel tema con apoyo finanaciero teniendo –con el apoyo del parlamento- un Comisionado General residente señalado por y responsable ante la Liga de las Naciones. El Comisionado General tenía que firmar cada gasto en las cuentas, supervisaba el Banco Central y monitoreaba la reforma. Aquí está el lenguaje del reporte a la Liga: “ Pero el exitoso cumplimiento del programa reformado, en la cual la prosperidad austríaca y el valor de sus activos depende, será necesariamente una dificultosa y dolorosa tarea. La agenda por lo tanto incluiría la designación de un comisionado general, cuyo deber será asegurarse, en colaboración con el gobierno austríaco, de que el programa de reformas sea llevado a cabo y él, de supervisar su ejecución.

¡Y funcionó! Aquí está lo que la Argentina debería aceptar hacer. Un consejo de extranjeros experimentados en Bancos Centrales debe tomar el control de la política monetaria argentina. Esta solución tendría muchas de las virtudes de reputación de un directorio de divisas, sin los costos de tener que adoptar una política monetaria siguiendo los intereses de alguien más. Los nuevos pesos no serían impresos en suelo argentino.

Otro agente extranjero es requerido para verificar la performance fiscal y para firmar los cheques de la nación con las provincias. Muchos de los problemas fiscales tienen que ver con el federalismo fiscal en la designación e imposición a compartir responsabilidades en una forma que es financieramente proporcionable.

La evasión fiscal y la corrupción –y la aceptación por parte del gobierno de estos asuntos de estado- tienen que ser suprimida en forma más radical. El micro-gerenciamiento extranjero no es factible pero coincide incentivando mecanismos y compartiendo experiencia. La Argentina no es el primer país en experimentar temas con la recaudación de impuestos; respuestas efectivas están disponibles y deben ser impuestas. El involucramiento de las provincias en este esfuerzo- con una baja coparticipación básica compartida del 30% o menor- pero encaminando iniciativas para la recaudación local de impuestos y con mejoras en las rentas públicas son parte de la solución. Proporcionalmente no es suficiente –tal vez habrá que ir tan alto como para dar a las provincias más de un peso por cada peso extra de renta pública a partir de cierto principio. También porque para la vigorización de los beneficios de los impuestos desde una simple estructura tributaria, no hay espacio para embarazosas cifras tributarias. Debe ser reducido a los meros básicos –llano, llano, llano.

La economía argentina ha venido barranca abajo; ahora necesita de un inmediato empujón, y pendiendo una reasunción de una larga y abandonada inversión, y una erradicación de la corrupción como forma de vida. El mecanismo de incentivo en las cifras tributarias debería ayudar a controlar la corrupción a nivel provincial. Los trabajadores deben transformarse en tenedores de acciones, entrar en provechosos acuerdos de ganancia.

Una masiva privatización de puertos, aduanas y otros obstáculos para la productividad deben hacerse ahora. Una desregulación de los sectores de venta mayorista y de sectores para su distribución es esencial. Otro agente extranjero experimentado deberá tomar control de los procedimientos, como también de asegurarse que estos procedimientos finalicen en un lugar correcto para distribuir a todos los argentinos presentes y futuros.

Con el comité para un plan claro y radical, Argentina, de repente, ofrecerá una fresca y alentadora nueva imagen. Un oscuro y horrendo escenario de corto de plazo tendrá una razonable chance de finalizar exitoso. Tan pronto como el directorio extranjero esté fundado, se moverá pronto a un plan de convertibilidad de, digamos, 2 pesos un dólar porque es lo más simple después del 1 a 1. Suelten el corralito y dejen al FMI y a otros organismos internacionales de financiamiento decidir que bancos apoyar ... después de todo, es su dinero. El capital extranjero es rápido en cambiar su pensar, puede haber esperanza de vuelta. Pero para llegar allí no hay escape de una intrusiva reforma radical.

Es bueno recordar lo que dijo la Liga en vísperas del programa austríaco: ”En el mejor de los casos, las condiciones de vida en Austria serán peores el año próximo, cuando estarán dolorosamente restableciendo su posición, que el año anterior cuando se dedicaba a tomar préstamos por este propósito para consumo corriente. La alternativa no se encuentra entre las condiciones de vida del año anterior o mejorarlas. Se encuentra entre soportar un probable período de apuros... (pero con la esperanza de una verdadera mejora después –la alternativa feliz) o colapsar en un caos de indigencia y hambre de lo cual no hay ninguna analogía moderna fuera de Rusia. No hay esperanza para la Argentina a menos que se prepare para soportar una autoridad que haga cumplir las reformas, suponiendo condiciones más duras que las que en el presente prevalecen...” Que no haya duda, ésta es la situación de Argentina hoy; que no haya duda, el dinero del FMI entregado como usualmente lo fue, sería un dramático error.

Jugar a la Economía

Encontramos en el Blog Los tres chiflados, una interesante referencia a un apasionante jueguito en el sitio de la Reserva Federal de los EEUU. Básicamente propone ponerse en los zapatos de Ben Bernanke, el banquero central estadounidense y controlar nada menos que la tasa de referencia del sistema finaciero. El objetivo, mantener las tasas de inflación y desempleo dentro de márgenes razonables. En el medio pueden aparecer diversos shocks en los que hay que poner a prueba la "habilidad monetaria", llamémosle así. Al final, uno es reconfirmado en el cargo o lisa y llanamente despedido.

El jueguito está divertido, aunque no tiene mayor diversidad en cuanto a los avatares que pueden surgir, y como todo juego de simulación, depende del modelo en que se sustenta.

Juguetes de estos hay muchísimos, pero nos recordó uno en particular, con el cual alguna vez nos entretuvimos bastante. Se trata de el modelo MAPPA, desarrollado por el Instituto Latinoamericano de Planificación Económica y Social (ILPES), de la CEPAL. Es bastante más complejo que el de la Fed, y viene además con un documento donde detalla in extenso, el modelo que emplea (hay que bajarse el documento y dos archivos de Excel con macros).

Así que, quienes quieran jugar a ser jefazos de la economía, vayan y vean.

Rescate

Hoy nos alejamos de los Datos Duros, de los fríos números, de nuestro palabrerío habitual, de la seriedad, el equilibrio y la objetividad desapasionada. Nada de eso, simplemente comenzamos el día así:


Banco de la Nación




Tenemos el hábito de la radio, argento si lo habrá. Podrán aparecer multitud de formatos multimediales, cables satelitales, cachivaches con MP3 o MP4, chips intraencefálicos, y vaya a saber qué más. Jamás tendrán competencia con el rito de escuchar la radio temprano por las mañanas. Eso sí, radio AM, que aún no han inventado cómo miniaturizarla.

En ese tren, tenemos la costumbre de escuchar Radio América. Especialmente los programas donde “gurúes” y lobbystas de la city se entrevistan entre ellos y se dispensan almibarados elogios, despotricando envenenadamente contra Dios y María Santísima. Cargan sus dardos con particular saña contra el Gobierno Nacional, contra sindicatos y piqueteros, contra todo lo que huela a popular, o a nacional. Por lo contrario resultan enternecedoramente comprensivos con las “empresas a las que les interesa el país”. Cruzados de la fe liberal, se espantan cuando las torpes e ineficientes maquinaciones del Estado, ponen palos en la rueda de los nobles y laboriosos entrepreneurs que sólo quieren hacer brotar la riqueza arriesgando sus capitales en este asqueroso país de negros de mierda. Son de una consecuencia e inconsistencia pasmosa.

¿Por qué, podrá preguntar alguno, nos sometemos a semejante “terapia matinal”, si, como puede verse, inspira nuestras ideas –entre otros- Don Raúl Scalabrini Ortiz, quien preside espiritualmente este Bloguín? A la verdad, habíamos empezado con tamaño hábito hará unos diez años, luego lo abandonamos, y de unos años a esta parte hemos retomado. ¿Y por qué, entonces? Por placer, pura y simplemente. Como el que nos dio esta mañana escuchar los biliosos comentarios que suscitaba la designación de Mercedes Marcó del Pont como Presidenta del Banco de la Nación Argentina.

Placer doble, pues primeramente nos habíamos solazado ayer al escuchar la noticia, y luego hoy a la mañana oír a estos muchachos encabritados.

Pensamos, una para el lado de la justicia.

Sabemos quién es M.M. del P., sabemos de su pensamiento, de su coherencia y de su compromiso político.

Digamos así, en medio de tantos claroscuros que tiene el proceso político iniciado en Mayo de 2003, nos ilumina un poco el camino que M.M. del P. vaya a presidir tan luego el principal Banco Público del país.

Lo quisieron privatizar –¿recuerdan?-, lo usaron como cajero automático de las francachelas contratistas de los noventa, lo desahuciaron, lo anquilosaron… pese a todo, allí está.

El concluído gobierno del Néstor dejó mucho en el debe, vaya si lo sabemos (cuenta en su haber –para empezar y nada menos- el que todavía la Argentina sea un país que figura en el mapa de los territorios soberanos). Y entre esos debes, pues, está una política hacia el sector financiero que lo oriente hacia el desarrollo nacional. Qué mejor para esa tarea que darle rumbo a ese acorazado insignia del Estado Nacional cual es el BNA. Qué mejor que poner a su mando a M.M. del P.

Con razón los muchachos de la radio se envenenaban tanto.

Allá por el año 96’ o 97’ cuando las inconsistencias de la convertibilidad eran tabú, y ni siquiera eran tema de agenda o debate –era como la esfera celeste, fija e inmaculada, que presidía los destinos de nuestros tatarabuelos griegos- comenzamos a desasnarnos gracias –entre otros- a M.M. del P.

Entre tanta desorientación política, entre tanta ausencia de alternativas, pudimos entrever por dónde andaba el nudo gordiano de la estabilidad convertible. Eramos más jóvenes, más ingenuos, entendíamos de “estos asuntos de economía y finanzas” muchísimo menos de lo poco que entendemos hoy.

M.M. del P. estaba entre los “marginales”, excluídos del espinel de opinólogos estables de los medios que, día a día, iban forjando el consenso convertible. Fue una de las pocas voces que se animaba a decir que el ídolo tenía pies de barro. Por ahí seguramente empezábamos a aprender a "defender la patria en el orden inmaterial de los conceptos económicos y financieros".

Cómo nos sorprende en estos días, escuchar a tanto opinólogo mediático paparruchear sobre los efectos de la inflación en la apreciación del tipo de cambio real, que el dólar iba a subir hacia fin del 2007, etc. etc. Son los mismos que pronosticaban la hecatombe allá por 2002, y los mismos que salmodiaban en los noventa, loando el uno a uno, vendiendo el buzón de la dolarización y preparando el velorio de la moneda nacional. ¡Qué descaro, por favor!

Bueno, no hace falta decirlo, nos alegra mucho la noticia. Luego, es como todo lo atinente al Estado, el BNA es una institución enorme, burocrática, plagada de vericuetos y trampas. Le deseamos a M.M. del P. lo mejor en su gestión, que seguramente será dificultosa y observada con lupa por los de siempre (los que siempre tienen vista gorda con las “empresas a las que les interesa el país”).

Adherimos a la máxima que establece que “el Estado es herramienta fundamental para el desarrollo”. Pero sucede que este Estado, vapuleado y desvencijado luego de treinta años de liberalismos, es una herramienta peligrosa: como cualquier herramienta con graves disfunciones, puede lastimar a quien la emplea, y más aún a quien la trate de reparar.

Para finalizar, pensando en los bancos, fuimos a nuestro reservorio de Datos Duros y cosillas diversas y nos encontramos nada menos que con esto

LOS BANCOS

Arturo Jauretche

Publicado en Santo y Seña, 9 de febrero de 1960

(...) voy a entrar en un tema que es fundamental para la ejecución de una política nacional: la nacionalización de la banca. Impedirla ha sido uno de los objetivos fundamentales del acceso al poder de los vendepatrias. No sólo se han derogado las disposiciones que tendían a hacerla efectiva, sino que se siguen creando las condiciones destructivas.

Y uno de los medios más eficaces es desprestigiar los instrumentos bancarios del Estado. Estamos ahora en una campaña de desprestigio de los mismos, igual a la que se hizo enseguida de 1955. Es que el que maneja el crédito y lo orienta, maneja a la economía del país con mucha más eficacia que el gobierno, con todos sus instrumentos (...). El que maneja el crédito maneja más la moneda que el que la emite. El que maneja el crédito maneja más el comercio de exportación e importación que el que compra y el que vende. El que maneja el crédito estimula determinadas formas de producción y debilita otras; el que maneja el crédito establece qué es lo que se ha de producir y qué es lo que no; determina lo que puede y lo que no puede llegar al mercado con facilidades de venta y maneja por consecuencia el consumo. El que maneja el crédito crea moneda de pago y poder adquisitivo. El que maneja el crédito decide qué se produce en el país y qué no se produce, quién lo produce, cómo lo produce, cómo lo vende y cómo lo acapara; adónde lo exporta y en qué condiciones: determina las condiciones de la plaza, incide en la bolsa, todo, en una palabra. El secreto de la prosperidad o la decadencia, del desarrollo o del atraso, está en gran manera en los bancos. Las disposiciones jurídicas, las leyes de promoción, la organización de los negocios, no son más que la anatomía de la sociedad económica (...). Pero el dinero es la fisiología de una sociedad comercialista. Es la sangre que circula dentro de ella, y el precio del dinero, su abundancia o escasez, está determinado por el sistema bancario.

LOS BANCOS DAN DINERO

El dinero de los Bancos no es de los Bancos. Es de la sociedad toda que allí lo deposita, y de allí sale multiplicado en forma de préstamos. Los Bancos crean dinero a través del crédito, porque los depósitos convertidos en crédito se multiplican varias veces; así la abundancia o escasez de dinero contante y sonante en circulación, por su imagen repetida varias veces en el múltiple espejo del crédito bancario. Así, crear moneda es una función del Estado, que éste debe vigilar cuidadosamente para adecuarlo a las necesidades del mercado, sin que falte porque entonces caemos en la tiranía del dinero, y sin que sobre que es lo que llaman inflación.

LOS CIPAYOS Y LA BANCA PRIVADA

Destruir la nacionalización de la banca fue y es un objeto fundamental de los cipayos: retornar al sistyema anterior a la misma. Los Bancos al margen del Estado. Pero los propietarios de los bancos privados no son los depositantes, sino un grupo de financieros que controla su capital accionario, recoge los ahorros de los depositantes y los dirige hacia fines que interesen a ese grupo financiero; así cuando ese grupo financiero está ligado con determinadas industrias, al desarrollo de esas industrias dirige la banca, teniendo en cuenta, no el tipo de desarrollo industrial que interesa al país, sino el que le interesa a su grupo. Cuando el banco es extranjero o está ligado a los intereses de la exportación o de la importación, dirigirá su política a beneficiar a exportadores e importadores, en una economía que ya ha sido puesta a disposición del interés comprador y vendedor extranjero. Esto es elemental, pero se objeta que el banco privado está mejor manejado y hace mejores inversiones. Lo de mejores inversiones es un concepto también relativo, porque un negocio puede ser muy bueno para el negociante e inconveniente para la colectividad. También se dice que los fondos son mejor manejados. Pero en la corta experiencia que llevamos desde 1955, varios bancos provados han puesto en evidencia que su ética está muy por debajo que la de los bancos oficiales que se intenta desacreditar. También se dice que en el caso hipotético, si los bancos son oficiales, el que paga las consecuencias es el país, pero en lo que va del siglo el país sólo ha pagado las consecuencias de los malos negocios de la banca privada, como en el caso del Instituto Movilizador de la Década Infame, en que los pasivos incobrables de la banca privada fueron transferidos a la colectividad, que se hizo cargo de sus malos negocios y se sus entronques con la oligarquía y los intereses financieros.

Además, una banca nacionalizada está en condiciones de controlar una crisis, graduando sus reclamos, administrando sus recursos, según las condiciones de solvencia de una plaza y nunca provocará deliberadamente un “crack”; con una dirección única concentrará todos sus esfuerzos en evitarla. Una banca privada puede provocar una crisis deliberadamente, con que varios de los bancos se pongan de acuerdo, o puede hacerlo dejándose arrastrar por el pánico y por el sálvese quien pueda (...).

Madre Tierra: 0,811

Cumplimos con lo prometido en nota anterior (Madre Tierra). A partir de los datos del Gráfico, armamos esta Curva de Lorenz, con el cual calculamos el Indice de Gini de la distribución de la tierra en Argentina a partir de los datos del Censo nacional Agropecuario 2002.




Naturalmente, bueno hubiera sido contar con un cuantiles más homgéneos, o más desagregados. Pero, es lo que hay.

Nota metodológica: En el informe del blog Homoeconomicus –que nos motivó a hacer estas cuentas- mencionaba un Indice de Gini de 0,82 a partir del Censo Agropecuario de 1988. La diferencia entre este valor y el que calculamos puede deberse a varias razones.

La primera es que efectivamente se haya verificado cierta desconcentración en la superficie de las explotaciones agropecuarias entre ambos censos.

La segunda –y esto es los metodológicamente relevante- es que, como aclaramos, el calculo que hicimos aquí, se basa en un agrupamiento bastante grueso de los cuantiles. Cuando se calcula el Gini a partir de quintiles, deciles, centiles, etc. o a partir del padrón censal completo, el valor va bajando, pura y simplemente porque la Curva de Lorenz se suaviza, y lo que en un agrupamiento de cuantiles dado es un segmento de recta, se transforma en varios según se refina el agrupamiento; y como la curva suele ser cóncava hacia abajo –aunque no siempre- ello conlleva una disminución del area bajo la misma, que es lo que hace aumentar el Gini.

Liberales (II)

Vamos con los resultados del acertijo revisionista que propusimos sobre el Liberalismo argentino.

La cita era nada menos que de Juan Bautista Alberdi (Escritos Póstumos, Obras Completas, T.X). Y Completamos con la siguiente, que dedicamos al amigo Lucas Carrasco, quien acotaba sobre los consabidos cuestionamientos que algunos de nuestros "liberales" dedicaron a los caudillos populares argentinos.

Artigas, López, Güemes, Quiroga, Rosas, Peñaloza, como jefes, como cabezas y autoridades, son obra del pueblo, su personificación más espontánea y genuina. Sin más título que ese, sin finanzas, sin recursos, ellos han arrastrado o guiado al pueblo con más poder que los gobiernos. Aparecen conla revolución americana: son sus primeros soldados.

...

[El caudillo] Es el jefe de las masas, elegido directamente por ellas, sin ingerencia del poder oficial, en virtud de la soberanía de que la revolución ha investido al pueblo todo, culto e inculto; es el órgano y brazo inmediato del pueblo, en una palabra, el favorito de la democracia. ¿Cómo, entonces, el que se dice demócrata por excelencia afea y presenta de malos colores al que es expresión y símbolo de la democracia?


Juan Bautista Alberdi, Grandes y pequeños hombres del Plata