·

·

Volvimos...

_
... y la verdad sea dicha, medio desganados para meterle carne a este bloguín. Más de quince días de una desconexión que reíte de Samir Amín, sin diarios, ni tele, ni radio, ni revistas, ni acaso lecturas económicas o políticas. Ta bueno, pero cuesta reintegrarse a este mundo en aparente disolución.

Lo que nos encontramos que logró llamar nuestra cansina atención fue el último informe sobre distribución funcional del ingreso (aparecido en las playas del INDEC por acá), con data del último año. Allá por fines del año pasado se había difundido información respecto al 2007, lo que nos hubiera permitido exhibir la contrastación de nuestros intentos estimadores, con la data oficial, pero se nos pasó. Y héte aquí que ya tan tempranito como en Enero ya está el dato del año pasado. Así no se pueden armar modelitos que anticipen el dato, che.

Y bien, estamos aún a un buen trecho del híperoptimista 45% de participación asalariada que habíamos calculado para 2007 (ver acá y acá), pero sin embargo la torta de los asalariados ha llegado a un nada despreciable 43,6%, si bien raléntizándose las sostenidas tasas a las cuales se había venido recuperando el indicador desde 2004. El último dato de 2008 refleja un crecimiento de tan sólo 1,5% respecto del 2007.

En el gráfico que vemos a continuación podemos apreciar la serie histórica desde 1993 (Click para ampliar).


Habrá sin duda contertulios que leen estas líneas que pongan en duda el dato, justamente por provenir de una institución tan innoble. Atenti que acá habíamos puesto la pelota más arriba aún, y la gruesa diferencia registrada entre nuestro pronostico y el dato real (3 gruesos puntos porcentuales) nos apena bastante.

Lo destacable es, sin duda, que los registros de los dos últimos años superan todos os valores anteriores, incluídos los de la convertibilidad, excepto el inicio de la serie de 1993. Y que en los años 2007 y 2008, pese a la acelaración inflacionaria, la porción de la torta apropiada por los asalariados continuó en crecimiento, refleja el continuado incremento de los salarios reales y el empleo.

El ciclo de violentas pujas distributivas inaugurado el año pasado, finalmente, nos hablaría a las claras de cuánta redistribución estaría dispuesto a tolerar el capital criollo. Nos encontraríamos con un nudo importante para el modelo vigente, que en su momento logró la extraña cuadratura del círculo de obtener competitividad -y reactivación- industrial con salarios reales crecientes e inflación moderada.

La salida deflacionaria, única propuesta de la ortodoxia en el crepúsculo de la convertibilidad, y la salida "productivista", de maxidevaluación con salarios reales pulverizados, encontró una tercera posición durante el actual ciclo político -que a regañadientes y para entendernos admitiremos en denominar 'kirchnerista'-.

La Economía Política de la Justicia Social elucubró, sin anuncios pomposos de megaplanes, paquetes, o programas económicos integrales, una arquitectura por cierto que compleja y conflictiva, pero que conformó la única propuesta de política económica amanecida en nuestro país (con el silencio vergonzante de las oposiciones políticas, que tan sólo supo debatir sobre detalles). La única, decimos, que materializó: competitividad industrial -cierto que fundada en el tipo de cambio- con la intervención pública destinada a sostener e incrementar el poder de compra en bienes de consumo de los ingresos laborales.

El "intervencionismo crispante" que tantas aguas agitó -retenciones, compensaciones, acuerdos de precios- fue en este marco un compenente fundamental e insoslayable. Toda propuesta cuestionadora de estos lineamientos de política económica esconde en su seno el inconfeso implícito de tener que pisotear la capacidad de compra de buena parte de la población argentina.

Estamos de vuelta
_

13 refutaciones:

AGUANTEJAURETCHE dijo...

¡Bienvenido, Compañero!
Usted no sabe cuán desprotegidos nos sentimos los defensores de este modelo económico ante tanto azonzado repitiendo las mismas cantinelas orejudianas o paoloroquiana en que se dividen sus colegas de los otros blogs.
Así algunos, ante la inflación, aconsejaban apreciar el peso (aunque ahora, por la marosca, está demodée, pero es preciso recordarlo), y ahora casi esos mismos o sus alteres egos recomiendan devaluaciones a $4.50.- el verde, para recuperar una competitividad que sinceramente no sé para qué serviría si afuera sólo nos van a comprar comida, no coches ni lavarropas ni pantalones.
Por supuesto, sus colegas no olvidan defenestrar a nuestro Perro Polémico, que cual Corleone osa enfrentar a los Tartaglia, los CEOs cultores de la omertá y los precios cartelizados.
También me han dicho, ante un pedido que les hice, que no pueden postear sobre el costo laboral por unidad de producción medidos en dólares, porque aducen que "no tienen datos", como si los datos del IPC de las consultoras privadas fueran incontrastables y Palabra Santa, sólo porque no coinciden con los del Indec.
Bienvenido de nuevo y perdón por este comentario diarreico, pero se lo extrañaba.

Lucas Carrasco dijo...

Muy bueno, pero me quedó una duda: y la subestimación de inflación, no impacta sobre los precios corrientes?

Porque si se desagrega con la actual medición del INDEC, tendríamos que presuponer que el 43 y pico sería menor en la CGI, no?


Saludos, suerte que hayas vuelto.

Generico dijo...

Siri, guelcam bak.

Fijese que este incremento en la participación del empleo en el PIB, responde a una caída en el IMB ya que la rentabilidad creció a 46%.

Haciendo algo que es práctica habitual, partí el IMB 50 y 50 entre la RTA y el EBE (perdon por tanta jerga) y me dió que la participación del trabajo en el PIB se mantuvo relativamente constante.
http://econserialcronico.blogspot.com/2009/01/sorpresas-te-da-la-vida.html

Ahora, lo que más me llama la atención es que cuando hago uno números rápidos con datos (de INDEC) de empleo, salarios, etc. no llegó ni en pedo al 43.6%, sino más bien me da por abajo del 42.9% de 2007.

O sea, no es por arruinar sus vuelta de vacaciones, ni para que me acusen de cosas raras... pero estos números no me dan.

Hal dijo...

Tiene razón, habemos contertulios que leemos estas líneas y ponemos en duda el dato, justamente por provenir de una institución intervenida de manera innoble.

Lic. Baleno dijo...

Congratuleiyons. 43,6 es bueno... mas de 40 es buena bah... con la historia que tenemos...

Elemaco dijo...

Ya ve siri! usted se va 15 días y genérico se vende al gorilaje!!

Bienvenido! espero le resulte leve la depresion post vacacional!

Pregunta: es lo mismo un 43% de participacion cuando la PEA es de 60% de la poblacion (exagerando) que cuando es de 45% (exagerando para el otro lado)

porque si hubo un cambio en los ultimos 15 años de economía argentina fue la incorporacion de gente al mercado laboral.

Si se pedia 50% y 50% en los 70, como minimo tenemos que pelear por un 60%....65% ¿no?

Ele, en su campaña contra el fetiche del fiftyfifty

Sirinivasa dijo...

AguanteJauretche: pucha que venía juntándo presión! Descargue acá nomás, si es para que se sienta como en su casa.

Brother Lucas: justamente estas estimaciones de la participación asalariada en el PIB se hace a precios corrientes, es decir nominales, es decir que la inflación, en la versión que se elija, no molesta ni ensucia el cálculo.

Genérico, sí, es como usted señala, adoptando esa hipótesis desde 2006 permanece cerca del 48% y creciendo muy muy levemente (en el 93' teníamos un 55%!!!). Y la serie nueva de CGI se comenzó a publicar cuando en cuentas nacionales del indec aún no había habido ni asomo de 'intervenciones' ni cosas parecidas, así que por ese lado no amerita poner en duda la cosa, no? Digo habría que cuestionarse, desde lo metodológico los valores previos a, digamos 2006, que son tan sorprendentes como Ud. dice si se sigue otro camino de estimación (Lindemboim, p.ej., construye una curva similar pero varios escalones más abajo).

Lic.B. con la historia que tenemos, claro!

Ele: respecto al fetichismo del fifty-fifty, vea lo que escribí por acá hace (ya!) un año. Me anoto para mañana sus observaciones sobre la contrastación destos datos con los del mercado laboral. (no sabe lo difícil que es la reinserción en el mundo real luego de semanas y semanas cabalgando gusanos de arena con garfios de doma y destiltraje!!! ;P)

Andrés el Viejo dijo...

Bienvenido, Sirinivasa. Se extrañaba su rigor. Yo soy un fiaca y necesito que alguien labure como se debe para juntar e interpretar los datos. Después yo copio (y a lo mejor me toman en Ambito Financiero).
Un abrazo

Generico dijo...

Siri, tiene ud razón. Quizás el nivel de la serie no es bueno. Eso no quita lo que dijimos antes; inflar nominalmente la economía no es bueno en términos distributivos.

Elemaco, ni sabe de lo que habla. A la cucha que lo buscan de Ámbito.

Andres el V. juajuajuajua!! Gloriossoooo!!

Elemaco dijo...

Hoy se lo nota inspirado, amigo genérico.

Esa dolió ¡"Ni sabe de lo que habla"! Uyuyuyuyuyuy.

Tincho dijo...

Bienvenido Siri!

Temo a que este año la tendencia al alza no se mantenga.

natanael amenábar dijo...

Este año lo que se viene es el alza de la Tendencia, un abrazo, buena vuelta!

Ana C. dijo...

Espero que le vuelvan las ganas pronto, Sirinivasa!