·

·

Brest Litovsk

_
Lo que hay que leer
_

8 refutaciones:

Anónimo dijo...

¿Quién viene a ser el León Trotsky?

¿Y quién Lenin?

Saludos

Sirinivasa dijo...

La pregunta mejor sería ¿Cuánto y dónde es lo que debiera cederse? ¿No le parece?

Anónimo dijo...

Sí, es cierto, pero no olvidé que el programa no puede escindirse de la caracterización de la realidad :)

Marco[s] dijo...

Querido Siri,

No hay salida. No hay tratado. No hay Lenin. No hay nada. Es ceder o paredón político.

Perdió el salario contra el capital.

Se nos fué la chance. La tuvimos.

En democracia, no puede haber peronismo revolucionario.

Me voy al freezer. Ah! y por si le interesa compañero:

’Recuerden que la historia nunca se repite exactamente igual. Lo que primero es una tragedia, vuelve a la realidad como parodia.
Si alguna vez llegase a haber otro golpe, el pueblo quedará tan derrotado que la vuelta constitucional servirá solamente para garantizar con el voto popular los intereses del imperialismo
y de sus cipayos nativos’.

Juan Domingo Perón. 1974

desvinchado dijo...

Desdramaticemos y no nos engarcemos a las puteadas con nadie.
Serenidad y aguante un par de semanas y recien ahi cuando se calme la cosa veremos.
Tampoco es para descreer de la democracia porque nos va mal en una eleccion Marco[s]!!!

oti dijo...

Hay que ser realista al extremo y, a partir de ahí, ir teniendo esperanza, no sobre la base de la ilusión (mezclar lo que nos gustaría que fuese con lo que efectivamente es).

Ayer, no perdió ni el proyecto nacional y popular, ni la redistribución del ingreso, ni nada por el estilo. Sencillamente porque eso no era lo que ocurría, era lo que a muchos les hubiera gustado que ocurriera pero no lo que ocurría realmente.

Los militantes lúcidos deben volver a analizar la realidad tal como es, no como nos gustaría que fuese. El que se deja gobernar por el discernimiento de lo que es, no tiene creencias, sabe de cierto.

Para cambiar las cosas, no hay que tener creencias, utopías, etc., hay que conocer y saber la lógica de las cosas.

Redistribuir el ingreso no es una consigna bonita, ni un discurso, ni una racionalización, ni lo que falta hacer, ni más de lo mismo de lo que se estuvo haciendo, ni nada de eso.

Redistribuir el ingreso fue una concepción y ejecución política con antecedentes históricos probados. Si usamos esa consigna para describir otro tipo de realidad que no es eso, estamos rebajando el contenido y referencia empírica de esa noción.

La gente quiere tener perspectivas, quiere cambio de lógicas, aunque no lo sepa, no quiere seguir en las variantes de las variantes de las variantes de lo mismo (llámese “profundización del modelo”, “hacer lo que falta” o lo que sea).

Pero para que la gente sepa que quiere eso, necesita un líder de conducción (no de TV o billetera o de opinión pública) que se lo diga y que abra la perspectiva del cambio de lógica en los principios invariables que gobiernan. Cuando ocurre esto en la historia de un país es fascinante. Se forma una rica interacción entre la subjetividad del líder que ve otra realidad con otra lógica posible y las creencias previas que tiene la mayoría de la población y dirigentes que no le permiten ver esa realidad y esa nueva y posible lógica. Con lo que pasó el domingo no estamos ni más lejos ni más cerca de ella.

No veo que haya ganado nadie, perdió el oficialismo, pero no veo que haya ganado nadie políticamente.

La tarea de hacer a este país el Estado Nación que tiene latente, está pendiente. Y esta tarea no está fracasada, ni fue rechazada el domingo. Simplemente, está pendiente, a la espera de que alguien se anime a hacerla.

Rodya Raskolnikov dijo...

Pero Pino ya le está pidiendo la renuncia a Moreno, a De Vido, a Jaime.... Pino, y sus efímeros y coyunturales votos...

Marco[s] dijo...

desvinchado:

ya se me paso el dramatismo. pero esta el mazaso todavia. sumado a los coletazos que estan apareciendo.

lo del sistema de gobierno, la verdad que tenia razon platon, sobre le parlamentarismo tiene razon carl schmitt,

a la democracia no la salvo ni siquiera el liberalismo moderno.

No hay cura. Y revolucion social solo es posible con una democracia popular, como la de Chavez, que para los ojos del cipayismo es totalistarismo nazi.

No descreo, sino que creo que es imposible en estos terminos eliminar la pobreza en este grandioso pais.

un abrazo peronista y cookista.

Siri, pase por el blog, su mensaje me levanto la moral compañero:

www.mentepolitica.wordpress.com