·

·

El trabajo... finalmente algo queda

_
Efectivamente, aunque acceda Boudou al Ministerio de Economía con -suponemos- su corte de CEMAmigos, algo queda, si no, veamos:

El trabajo no solamente constituye el "sustento" material e inmaterial de las personas, sino también es el espacio desde donde la persona construye un aprendizaje a partir de sus experiencias, conflictos, éxitos y fracasos, que ponen a prueba sus capacidades. El trabajo agrega un valor a la obra producida y el sujeto obtiene a su vez un reconocimiento desde los otros que lo rodean por realizar ese trabajo. El trabajo es un valor que permanece a pesar de sus transformaciones. Es un derecho (y no sólo un deber social) que constituye una real necesidad de los seres humanos y que, por ese motivo, está en la esencia misma de la naturaleza humana. De esta manera, el trabajo constituye una de las categoría antropológicas más relevantes para el bienestar individual y colectivo de las personas.

Notable, no? Se puede leer más acá, en la página de este lugar. ¿Quiere decir esto que la precedente definición queda establecida como Doctrina Nacional? Estaría bueno, no?
_

8 refutaciones:

oti dijo...

Sirinivasa, en el contexto de la doctrina peronista es el trabajo DIGNO el que da dignidad, no cualquier trabajo.

La doctrina peronista aborrece el trabajo esclavo, el servil, el precario, etc., etc. Esto nada tiene que ver con la doctrina peronista.

Te recomiendo que escuches si es posible por boca del mismo General la proclamación de los derechos del trabajo y su fundamentación ("III. Derecho a la capacitación:
El mejoramiento de la condición humana y la preeminencia de los
valores del espíritu, imponen la necesidad de propiciar la elevación de la cultura y
de la aptitud profesional, procurando que todas las inteligencias puedan
orientarse hacia todas las direcciones del conocimiento, e incumbe a las
sociedades estimular el esfuerzo individual proporcionando los medios para que,
en igualdad de oportunidades, todo individuo puede ejercitar el derecho a
aprender y perfeccionarse";"IV. Derecho a condiciones dignas de trabajo: La consideración debida al ser humano, la importancia que el trabajo
reviste como función social y recíproco entre los factores concurrentes de la producción, consagran el derecho de los individuos a exigir condiciones dignas y
justas para el desarrollo de su actividad y la obligación de la sociedad
de velar por la estricta observancia de los preceptos que las constituyen y
reglamentan"; "V. Derecho a la preservación de la salud: El cuidado de la salud física y moral de los individuos debe ser una
preocupación primordial y constante de la sociedad a la que corresponde velar para que el régimen de trabajo reúna los requisitos adecuados de higiene y seguridad, no exceda las posibilidades normales de esfuerzo y posibilite la
debida oportunidad de recuperación por el reposo";"VI. Derecho al bienestar: El derecho de los trabajadores al bienestar, cuya expresión mínima
se concreta en la posibilidad de disponer de vivienda, indumentaria y alimentación
adecuadas, de satisfacer sin angustias sus necesidades y las de sus familias
en forma que les permita trabajar con satisfacción, descansar libres de preocupaciones y gozar mesuradamente de expansiones espirituales y
materiales, impone la necesidad social de elevar el nivel de vida y de trabajo con
los recursos directos e indirectos que permita el desenvolvimiento económico"; etc.).

Eso te va a dar la idea de lo que es dignidad.

Pero te recomiendo que trates de escuchar el audio de Perón cuando enuncia eso. Así vas a percibir qué era lo que se consideraba "dignidad" en aquellos tiempos.

JGB dijo...

Bueno, bien...

eskylo dijo...

Muy interesante tu blog!! fijate si te gusta el mio, saludos cordiales eskylo

salustio dijo...

algo parecido a lo que dice Oti, pero ahora desde el marxismo: qué trabajo? cualquier trabajo? el capitalista, alienante y vehículo de la explotación? muchas abstracciones en ese parrafito...

Andrés el Viejo dijo...

Posiblemente, ha sido el Lukács viejo de la Ontología del ser social quien más ha profundizado el análisis del trabajo en su doble aspecto: el de relación fundante de la condición humana y de la vida social y el de relación reificada y alienada por la explotación capitalista.
Más allá de que el párrafo cuestionado por Oti y por Salustio pueda ser considerado unilateral, está claro que acierta en lo que plantea.
Saludos

oti dijo...

Andrés, a mi me parece que es peligroso por lo que no plantea y esconde.

La doctrina está tan alejada de los desocupados pobres como de los trabajadores pobres. Porque lo que la doctrina no quiere es que haya pobres, por supuesto que tampoco quiere que haya desocupados. La doctrina, bien entendida, rechaza cualquier modalidad que adopte la pobreza.

Es así de sencillo.

Sirinivasa dijo...

Estimados, el punto es que nose trata de una disquisición teórica sobre la naturaleza del trabajo. El punto es que el parrafito está inscripto en un documento OFICIAL del estado argentino, nada menos que del MECON.

Entonces, de considerar el trabajo como un factor de la producción que presta un servicio cuya remuneración está en función de su aporte al producto en términos marginalistas, a la aproximación conceptual citada, hay, digamos, un abismo sideral. Estamos hablando de cómo el Estado 'piensa' el trabajo -sí, podemos discutir largamente sobre los efectos del proceso de crecimiento 2003-2008 en el mundo del trabajo y tutti quanti, pero no es el punto- de qué categoría emplea para capturar la realidad -históricamente mutable- del trabajo, y de qué valoración le atribuye.

El post iba hacia allí, y si husmearon mínimamente el documento, podríamos profundizar más en cuanto a la evaluación del trayecto punto de partida-punto de llegada.

oti dijo...

Sirinivasa, el problema es que no lo piensa. Simplemente se dice lo bueno que es el "trabajo en sí mismo". Crear trabajo a como dé lugar nada tiene que ver con la doctrina peronista. El Estado si algún pensamiento tiene es esto, y nada más que esto. No atribuyamos cosas que no existen.

La doctrina peronista, bien entendida, aborrece del "modelo productivista", sea la maquila mexicana, la industrialización brasilera, el "modelo chino", esto nada tiene que ver con la doctrina peronista.

Para qué querés complicar la cosa. Es así de simple. Si se está de acuerdo con otra idea distinta, listo, fenómeno, pero que no se diga que es la doctrina, porque no lo es.