·

·

Hegemonía Roja en el mundo

_
Nos seguimos copiando de las habituales charts del Economist. Cuando logremos hacernos amigos de AndyTow y nos enseñe a jugar con sus juguetes, quizá lo hagamos nosotros mismos, por ahora nos robamos los magníficos grafiquitos del decano de la prensa económica mundial.

Así que pues, no se trata adel fantasma del comunismo, sino de la contundente recesión global desencadenada a partir de la crisis financiera yanqui. A despecho de los tremendistas nativos, la situación de la Argentina -según The Economist- no es de un 'parate total de la economía' sino de un más moderado 'at risk'.

Resulta paradojal, viendo el mapita, releer las expresiones bizarras de la mesa de Enlace, y en particular del Australopithecus Biolcatti. En medio de la mayor crisis capitalista anterior a esta -la del 30'-, el conservadurismo argentino dio muestras de mucha mayor lucidez e innovación. El Plan Pinedo y los mecanismos de regulación contracíclica inaugurados por los gobiernos conservadores de la 'década infame', parecen actualmente sofisticaciones muy distantes del berretismo nostálgico exhibido en la inauguración de la expoRural.

¡Volver a ser el granero del mundo! Si no fuera por las siniestras implicaciones que tiene la fórmula en boca de quienes la expresa, hasta parecería una consigna trosca: abstracta. Abstraída del tembladeral global, abstraída de la complejidad social y productiva de esta Argentina.

Ya sabemos que se trata de un mezquino proyecto sectorial, que excluye de modo manifiesto y destemplado al resto de la argentina productiva, la argentina por fuera de los límites productivos de la región pampeana y sojera. ¿Es tan claro eso, sin embargo, para el conjunto de la ciudadanía?

Nos parece, humildemente, que todavía no alcanzan a presentar sus intereses como intereses de toda la sociedad, amén de los oportunismos políticos y la indigencia opositora. Por cierto que los oportunismos señalados y la artillería mediática son armas temibles en la puja por la formación de ese consenso, pero el ánimo soliviantado que los Gordos Ruralistas tienen desde la 125 en adelante les ha mermado su autoexigencia, su necesidad de refinar propuestas y discurso. Se les escapa la tortuga, diría el Diego, y contínuamente.

Aún transitamos el tembladeral de una enorme crisis sin horizonte cierto. Ellos no tienen nada que decir al respecto.
_

9 refutaciones:

sin dioses dijo...

Muy buen post, cuando la "prensa seria" dice que hay que copiar a Brasil lo dice por esto?

El del 0.33% dijo...

Che, lo del Indec Chino e Indio es vergonzoso!

Son mucho, pero mucho más mentirosos que nuestor Indec.

Sirinivasa dijo...

Ni hablar del Indec egipcio o sirio!

Pero para los del Economist el Gui-yel-mo Mo-le-no chino tiene dato vel-da-de-lo

Natalio Ruiz dijo...

Aparecemos en "at risk" porque el INDEC (dato oficial de crecimiento) no sincera la situación real de la actividad. Si no estaríamos también en rojo.

Saludos

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Muy bueno el post.
Saludos

matilda dijo...

y brasil che?
ay, hoy veía una fantástica publicidad de una investigación del canal de lagente q pasarán algún día (o tal vez ya lo pasaron nose) sobre la grandeza de ese pais maravilloso (en contraste con el nuestro montonero-al-q-no-le-importa-lapobreza) y un fenomenal ?¿ plan de urbanización p las favelas d rio.
q loco no?
tenían ganas d ir a rio parece. xq acá nomás hay montones d ejemplos para mostrar. pero en río podés ir a la playa y pasarla bomba. eso debe ser.

Andrés el Viejo dijo...

Natalio Ruiz es tan, pero tan vivo, que le gana a The Economist. Esos ingleses son unos giles, acá don Natalio tiene la posta. ¡Estos liberales nativos no tienen cura, si la realidad no se acomoda a sus esquemas, la que está equivocada es la realidad! Se parecen a ciertos "marxistas" que conozco bien.
Sirinivasa: Usted tiene toda la razón, pero considere que las dos situaciones (la crisis de los 30 y la de ahora) presentan una diferencia importante para el punto de vista de nuestros australopitecos rurales. En los 30 el comercio exterior experimentó una contracción brutal y hundió a los productores de materias primas.
La crisis actual, precisamente porque ha afectado mucho menos a los dos países más poblados y más dinámicos, no ha producido una contracción del comercio internacional de dimensiones comparables y las materias primas se mantienen en niveles de precio elevados.
Lo que demuestra mejor lo retrógrado de nuestros australopitecos rurales. En los 30, la dificultad creciente para vender y obtener divisas obligó a una ISI con fuerte retraso tecnológico. Hoy, con capacidad de vender y obtener divisas, un programa de industrialización puede ser mucho más ambicioso.
Me permito recordarle que hace casi dos meses usted prometió invitar a un asado a un grupo selecto. No vale como excusa alegar que lo hizo en estado etílico avanzado, de manera que no se haga el distraído.
Saludos

Sirinivasa dijo...

Andrés, lo último que me acuerdo son las siete piñas que me propinó un señor de apellido Bols. Si tiene datos sobre lo que sucedió avise por favor, estoy tratando -a retazos- de reconstruir esa parte de mi vida ;P

Pero si lo prometí... es un compromiso; las únicas promesas que en tales situaciones no son válidas son las de amor, el resto obligan.

Ah, y no se me venga a pelear con Natalio, acá estamos por el diálogo. Además, si va a un post de él de hace unas semanas va a encontrar un perspicaz ejemplo de las inconsistencias de las que hablabamos el otro día (antes de que viniera Bols!)

Natalio: para el resto de los íspa del mapita caben tmb las generales de la ley... qué hacemos?

Andrés el Viejo dijo...

Siri: No me refiero a esa batalla que usted perdió frente a Bols, sino a la salida de un asado en La Plata, cuando usted lanzó (¿con imprudencia, tal vez?) una invitación amplia a otro asado a realizarse después de las elecciones, también en la ciudad de las diagonales.
Saludos