·

·

Verdad Peronista Nº 21

_
Cuando falla el peronismo, se expresa la izquierda autonomamente


Autor: el compañerazo Marco[s] de Mente Política comentando esto de acá.
_

No a Terrabusi



No importa que la conducción gremial del conflicto sea ultra y maximalista.

No importa que luego se 'enganchen' en el conflicto todos los pelajes de la izquierda oportunista.

No importa que en la administración del conflicto hayan estado, acaso, errados.

No importa.

Nada de eso.

Cuando una fábrica queda ocupada por la policía,

Cuando detienen a laburantes adentro de su lugar de trabajo,

Cuando los cagan a palos,

Cuando los echan pisoteando la legalidad laboral,

Cuando el Ministerio de Trabajo -lejos de lo mejor de las administraciones kirchneristas- mira para otro lado,

Cuando hace un año la violencia agropiquetera se adueñó de las rutas argentinas y hasta el día de hoy sigue impune,

Nos choca inmensa y enormemente, nos violenta y nos crispa, la represión a la clase trabajadora.

Evita decía que "si la Argentina ya fuera grande y el pueblo feliz, ser peronista sería un derecho, pero en las actuales circunstancias, ser peronista es una obligación".

Podemos parafrasearla diciendo que "si la argentina fuera grande y el pueblo feliz, la lucha de los trabajadores sería un derecho, pero en las actuales circunstancias, es una obligación".
_

Pobres Paradojas Estadísticas (o paradojas estadísticas de la pobreza)

_Hace varias notas que comenzamos con el Gráfico que vemos al inicio, pareciera que nos tomamos el trabajo de ordenar unos numeritos y queremos sacarle todo todo el jugo… sí, dicen que La Academia es pródiga es tales prácticas, sin embargo hoy vamos a abordar similar temática que la vista aquí, y aquí, sólo que desde otro ángulo, sin dudas poco visitado.

Pues bien, el Gráfico que abre la nota tiende a transmitir la impresión de que el fenómeno de la pobreza es gravísimo en Resistencia y Corrientes, y un poco menos importante, por ejemplo en Concordia, o los Partidos del Conurbano Bonaerense… Claro que para evitar esa conclusión engañosa se debe poner la información suministrada por el cuadro en un adecuado ‘contexto estadístico’ (?).

Vamos al punto: lo que vemos en cada barrita del Gráfico inicial es el porcentaje de población bajo la línea de pobreza, i.e la cantidad de pobres del aglomerado respecto de la población total del aglomerado en cuestión. Lo que el Gráfico no dice es sobre cuánta población está realizada la ponderación de los resultados de la EPH. Es decir, cuál es la población estimada y cuántos pobres hay en cada aglomerado, y luego, considerando la cantidad total de pobres que hay en todos los aglomerados, qué porcentual de ése total tiene cada uno.

Fijémonos


Lo que tenemos aquí ariba es la cantidad de personas bajo la línea de pobreza. La cantidad a secas, sin comparar con la población del aglomerado ni calcular porcentaje ni nada de nada. Cantidad bruta. Esta información coloca a los Partidos del Conurbano -que no es donde se verificaban las tasas de pobreza más altas- como el hospitalario albergue de dos millones novecientos mil y pico de pobres…

Por contraste, Resistencia-Chaco, con 48% de su población bajo la línea de pobreza, registra en términos de personas contantes, 177 mil pobres. Superponiendo ambos indicadores, veremos a la vez la tasa de pobreza de cada aglomerado y su participación en el total de la población pobre.


¿A dónde queremos ir con esto? Que tenemos dos problemas estadísticos. Uno, que la Encuesta Permanente de Hogares sobreestima enormemente la población del GBA (CABA+Conurbano) y por añadidura el relevamiento tiene relevancia para una parte muy grande de la población total; dos, por el contrario en el resto del país la parte de la población para la cual la encuesta tiene relevancia es mucho menor que lo que sucede en GBA, de donde es mucho más difícil extrapolar sus resultados al total de la población.

Veamos cómo se dan estas diferencias. Lo que vemos a continuación es la distribución de la población según el Censo 2001:

Y lo que sigue es la distribución de la población total que releva la EPH.


Para decirlo en términos académicos: hay una masa de gente del interior del país sobre la cual la EPH no tiene nada que decir. Y ello abarca tanto el NOA y NEA (lugares de mayor incidencia de la pobreza), como el interior bonaerense, en el cual no hay ninguna localidad típica que se releve (La Plata, Mar del Plata y Bahía, por cierto, no tienen mucho que ver, con, digamos, Tandil, Olavarría, mucho menos con Pergamino o Junín, en lo que hace a estructura social y mercado de trabajo).

De allí que, naturalmente aparezca la desproporción consignada en el Gráfico que ilustra la cantidad de pobres por aglomerado. El resultado es el que sigue a continuación:


Por lo tanto es razonable presumir que los interiores provinciales alberguen una mayor cantidad de pobres que los que aparecen relevados por la EPH.

Bueno, le diremos al amigo lector -que se fumó todos estos cuadros hasta acá- que lo leído hasta aquí es tan sólo una introducción y puesta en contexto de lo que vamos a ver.

Entonces… supongamos que en virtud del grave azote de la pobreza sobre las poblaciones del norte argentino -el del Este y del Oeste- se adopta la Política de Estado de hacer TODO lo posible para reducirla lo más posible. Qué efectos tendría esta loable y noble decisión.

¡Es precisamente lo que vamos a averiguar!

Vamos a hacer un par de ejercicios.

Supongamos que se considera que los niveles de pobreza en el NOA y el NEA son decididamente ‘intolerables’, y se disponen recursos -onda Plan Marshall, ingreso universal o algo así, bien copado- para aplicar en una vasta Operación Antipobreza a todos los aglomerados urbanos con tasas de pobreza mayores a los del Conurbano Bonaerense. ¿Cuánto moverá eso el amperímetro de la tasa de pobreza agregada? ¿Ya nos vamos imaginando, no?

Hicimos el ejercicio, las cuentas, todo eso, y los apabullantes resultados son lo que siguen: después del enorme esfuerzo económico, institucional, político, cultural y musical empeñado, vemos que en los aglomerados involucrados se redujo la población pobre en las siguientes cantidades:


Un total de 421 mil personas sacadas de la pobreza. De modo que ahora las tasas de incidencia de la pobreza de estos aglomerados se han nivelado respecto a las del Conurbano Bonaerense, como vemos en el Gráfico que sigue, donde vemos también cuántos puntos porcentuales se redujo en cada caso:


¿Ahora bien, cuánto movió esta operación el nivel general de pobreza del Total de los Aglomerados Urbanos? Tome asiento:

Pobreza antes de la Operación: 26,9 %

Pobreza después de la Operación: 25,13 %

Una diferencia de 1,77 % abajo…


¿Sorprendidos, no?

Supongamos por un momento que la operación consistió en darle un ingreso en efectivo a hogares pobres de los aglomerados seleccionados.

Supongamos que estos indicadores de pobreza -del 2º semestre de 2006- siguen registrándose hoy.

Supongamos que cada hogar pobre es una familia ‘tipo’ compuesta por 3,09 adultos equivalentes. Serían 163.246 hogares.

Supongamos que el ingreso en efectivo es el que correspondería a un hogar de ese tipo a valores de la Canasta Básica Total actual medida por el INDEC. Serían $ 1.013.

Multiplicamos 163.246 hogares por $1.013, lo anualizamos y nos da… $ 1.984.418.376.

A ver si queda clara la conclusión: pusimos 1.900 millones de mangos en el bolsillo de ‘los hogares más pobres de los lugares más pobres del país’ y la pobreza total -medida con el sesgo geográfico que tiene el relevamiento histórico realizado por el INDEC- bajó en 1,77 punto porcentual.

¿Muy sorprendidos, no?

Pero esto último es sólo un entretenimiento, concretamente no sabemos cómo haríamos para lograr tal reducción de la pobreza, es sólo una suposición, un ejercicio para mensurar el impacto potencial de alguna que otra propuesta innovadora.

Sigamos.

Supongamos ahora que en vistas de que lo anterior tiene resultados significativos, se define como ‘totalmente intolerable’ que haya lugares con una incidencia de la pobreza superior a la media nacional antes de la Operación Antipobreza. Y por lo tanto se destinan recursos etc., etc., para aplicar a los agomerados con indices de pobreza superior a esa media del Total de los Aglomerados -que era del 26,9%-. Si se fija en el último Gráfico -o en el que abre la nota- verá que eran todos los de San Luis para arriba. Bueno, ¿cuánto moverá esa Operación Antipobreza 2.0 el amperímetro de la tasa de pobreza agregada?

Ta ta ta, hicimos el ejercicio y vamos a ver qué pasó. Primero, cuántas personas quedaron fuera de la pobreza en todos esos aglomerados involucrados. A ver…


En principio pinta un poco mejor, 885 mil personas salidas de la pobreza, el doble que en el caso anterior. También tenemos, similar al caso anterior, todos estos aglomerados con tasas de incidencia de pobreza alineadas con el promedio nacional previo a la intervención.


Ahora, resta saber cuánto se movió la incidencia de la pobreza en el Total de Agomerados.

Pobreza antes de la Operación: 26,9 %

Pobreza después de la Operación: 23,18 %

Una diferencia de 3,72 % hacia abajo…


Dejamos como ejercicio para el lector las estimaciones en guita contante que realizamos para el caso anterior. Sólo consignamos el resultado: $ 3.481.575.648.

¿Qué podemos pasar en limpio de este largo y atiborrado posteo?

Nos estamos desdiciendo de las opiniones que fuimos vertiendo en notas anteriores -por acá y también acá- sobre pobreza, universalizaciones y progrefacilonguismos? Nada de eso, por supuesto (jé, “ante la duda, morir negando” dice la Tía Pocha).

Los numeritos y el ejercicio expuesto tratan de poner en contexto el alcance de la medición de pobreza que desde 2001 realiza el INDEC, y el impacto relativo -y bastante tenue- que tendrían en su relevamiento avances en políticas contra la pobreza destinadas a los distritos más afectados por ella.

La carencia de estimaciones más abarcadoras sobre el total de la población pobre de aquellos distritos, redunda en una sobrestimación de la población -pobre y no pobre- de la región metropolitana, el GBA, y en particular del Conurbano Bonaerense, el cual, de todos modos y aún en el marco de una estimación más extendida de la pobreza al total de la población nacional, seguirá siendo el albergue de la mayor concentración de pobreza de la Argentina.

Lo paradojal es que si de veras se lograsen reducciones significativas de la pobreza en los distritos más pauperizados, y ello se extendiera a los interiores provinciales, tales avances se verían poco reflejados en la estadística oficial.

Puf... mucho número, seguimos en los comentarios!

_

D'Elía, la banca Morgan, Prat Gay, y un montón de cosas interesantísimas

_
Nuestra amiga y compañera, la calculista científica Adriana, no muy blogueadora, pero siempre atenta, nos mandó esta joyita, que acá pegamos íntegra. Sin desperdicia. El Profesor Luis entrevista a Hernán Arbizu. Disfrútenlón.

----

En una entrevista realizada por el líder piquetero Luis D’Elía en su programa AM740 Cooperativa, el ex vicepresidente de la JP Morgan, Hernán Arbizu, contó quién es, qué le pasó, qué ha ocurrido con los grupos empresarios argentinos en estas épocas y cómo Clarín estafó en 500 millones de dólares a los jubilados argentinos.


A continuación, la desgrabación completa del reportaje.


LD.- Entre el 2000 y el 2006 ¿dónde te desempeñabas?


En el 2000 y 2006 trabaje siempre en Estados Unidos, Nueva York, en la Unión de Bancos Suizos.


LD.- ¿Y 2006 y 2008?


En la Banca JP Morgan, siempre haciendo el negocio de banca privada. Que lo resumo para la gente, es administrar el dinero de la gente rica en el extranjero, es decir, administrar incluye que tenga rendimientos y obviamente hacer lo imposible para que en su 99 por ciento no paguen impuestos en el país de residencia.


LD.- ¿Qué cargo tenías en la Morgan?


Vicepresidente.


LD.- ¿Y eras encargado de la relación con qué país?


Cono Sur. Y yo particularmente en Argentina y alguna vez en Uruguay.


LD.- Paralelamente en aquellos años, ¿Alfonso Prat Gay qué cargo tenía?


Su último cargo fue, como él dice, jefe del Equipo de Análisis de Monedas en Londres. Pero anteriormente trabajaba en lo que se llamaba ser propietario training del banco, eso quiere decir que el banco administra plata de terceros clientes y plata propia del banco. Alfonso Prat Gay administraba plata propia del banco, por lo cual, obviamente, con esa plata no se jode.


LD.- Exactamente, ¿y era encargado de las relaciones con qué países?


En Latinoamérica en general. El problema que él tenía era que al manejar las inversiones propias del banco, iba en total contraposición con los intereses de los países.


LD.- Bueno, esto lo digo muy tangencialmente como para introducir el tema: ¿Cuál era tu “metier” especifica a partir de ser vicepresidente de la JP Morgan y encargado de las relaciones para el Cono Sur?


Bueno, te cuento cómo era un día mío en la oficina. Yo me levantaba, obviamente iba a la oficina a las 7.00 de la mañana. Teníamos lo que se llamaba el “morning call”, que era un lavado de cerebro en realidad, muy bien hecho por gente muy preparada. Bueno, a partir de ahí, nuestro objetivo era administrar el dinero que teníamos y aparte salir a buscar nuevos clientes.


Para que se den una idea, el objetivo mío para el 2008, que fue el último año que estuve en el banco, eran 150 millones de dólares de clientes nuevos. ¿Eso que quiere decir? Que yo tenía que venir a la Argentina y llevarme 150 millones de dólares nuevos, aparte de los que administraba allá, al año.


LD.- ¿Y lograbas cumplir esos objetivos?


Desgraciadamente para mi vida anterior, yo en abril había cumplido el objetivo, en el 2008 había cumplido el objetivo.


LD.- ¿En algún momento el intento del cumplimiento de esos objetivos te generó problemas?


Exactamente, sí, parte de todo el problema mío se generó en la presión. Como digo, el 2008 lo cumplí, pero anteriormente se me hacía muy difícil, me llevó a cometer un error de prometerle más tasa a un cliente para que no se lleve el dinero, que terminó en el famoso fraude en el que me está acusando el banco.


LD.- ¿Cuál es tu situación legal en los Estados Unidos?


Si bien se ha parado bastante, increíblemente tenía una presión que llegó en un momento en que parecía que era Osama Bin Laden, por la presión que ejercía el Estado americano sobre mi. Bajó muchísimo, pero tengo un pedido de extradición por fraude en los Estados Unidos.


LD.- O sea, vos sos una especie de Madoff argentino...


Sí, pero Madoff tuvo la inteligencia, si se puede decir inteligencia, de hacerlo para su bolsillo. Además lo grave de Madoff es que lo hizo con gente que pagaba impuestos, yo los tres clientes que toque, en los cuales cometí el fraude, ninguno pagaba impuestos y uno, es más, paraguayo, está vinculado al narcotráfico. De hecho me puso una pistola en la cabeza.


LD.- ¿Dinero del narcotráfico en la Banca Morgan?


Por lo pronto, los bancos no abrían cuentas de políticos, y estas dos personas son políticos. Eso fue en el UBS, esa cuenta. Lo que pasa es que la bicicleta la viene haciendo de un banco a otro.


LD.- Bueno, pero aquí en la Argentina: ¿Con quién te tocaba tratar? ¿qué cuentas atendías? ¿quiénes eran tus clientes?


Mirá, los clientes, bueno, como todos saben tengo una restricción de los abogados del banco aquí en Argentina, que son Roberto Durrieux y compañía. No es una casualidad que sean ellos los abogados del banco...


LD.- Aclaremos algo a la gente, Roberto Durrieux es el abogado de Videla y uno de los principales asesores en su momento de Blumberg, y un hombre del conservadorismo más rancio en nuestro país.


Sí, también tengo entendido que es el abogado del Banco JP Morgan en la causa del Banco General de Negocios, porque el Banco JP Morgan era accionista del Banco General de Negocios.


LD.- ¿Acá en Argentina quiénes eran tus clientes? ¿vos tuviste alguna relación con las AFJP?


Mirá, los clientes del banco eran todos los grupos económicos que se puedan imaginar, todos los señores serios que salen hablando por televisión, pidiendo reglas claras de la Unión Industrial, que el país así no puede avanzar.


LD.- ¿Quiénes por ejemplo?


El Grupo Clarín es uno, esto es totalmente público porque salió en Crítica. El Grupo Clarín, los ex dueños de Petrolera San Jorge, es decir, tengo las restricciones pero los nombres que se imaginen.


Imagínense que el mínimo de cuenta era 25 millones de dólares líquidos ¿Qué quiere decir? Ustedes piensen de todo su patrimonio, sean 100 pesos o 50 millones, ¿cuántos tienen líquidos? Como mucho es un tercio de lo que tienen, por lo cual una persona que tenía 25 millones líquidos, como mínimo tiene 80, 90 ó 100 millones de dólares.


LD.- ¿Vos qué hacías con esos 25 millones de dólares, los invertías de la Banca Morgan para generar más ingresos? Para que, en alguna medida no pagaran impuestos, una forma inteligente de no pagar impuestos...


Había personas que administraban, había equipos de abogados que se dedicaban a fijarse la parte legal justamente de cómo hacer estructuras para que no paguen impuestos. Otros que se dedicaban a los problemas hereditarios de esas familias, porque obviamente esas familias uno de los grandes problemas que tienen son los hereditarios, porque tienen hijos que piensan, hijos que no piensan. Entonces era todo un equipo que hacia todo el servicio completo desde la inversión, hasta que no paguen impuestos, las estructuras hereditarias y demás.


LD.- A mí me impresionó mucho la vez que conversamos, que vos me dijiste: “Mientras vos cortabas rutas, yo hacía esto”. ¿Por qué no nos contas un poco?


Y más allá Luis, vos sabes que me estuve acordando, nosotros allá en Estados Unidos, los argentinos que trabajábamos allá, decíamos: "Bueno, Argentina cada diez años vuela por el aire, tenemos que aprovechar el momento". Además, para fortuna personal, para nosotros, yo con la estructura que venía y demás. Pero eso que decía que Argentina vuela por el aire cada diez años, lo tomábamos como para sacar un provecho y en realidad es gravísimo. Porque yo ahora que te conocí a vos, eso genera pobres, que un país vuele por el aire no es que se beneficien todos, se benefician tres o cuatro, y casi siempre los mismos.


Es lo que yo veo ahora por ejemplo con el caso de Clarín en particular, veo hasta el último empleado de TyC Sports opinando sobre la Ley de Medios. Evidentemente le han bajado línea. Ahora yo me pregunto, en esto se quedo en evidencia porque le han tocado un interés muy grande, ¿pero en el 2001 que pasó? ¿no bajaron línea, pero más sutil o antes también?


LD.- Sí, obviamente eran las épocas del discurso único, del discurso hegemónico neoliberal conservador que nos llevó a una de las peores catástrofes sociales en nuestra historia. Pero vayamos al punto que Argentina va a debatir la Ley de Medios, donde va a tratar de avanzar la democracia sobre las corporaciones, donde nos vamos a dar una casi definitiva pelea por lo menos contra los oligopolios de un sector de la economía. ¿Vos te animas a contar lo qué pasó con Clarín, con la venta de las acciones? Porque la verdad, cuando yo lo escuché, es muy impresionante. Que venga quien fuera por ese entonces el vicepresidente de la Banca Morgan en persona a nuestro programa a contar eso, me parece que supera todas las expectativas.


En eso no hay ningún tipo de problema, porque la información se puede conseguir en la biografía autorizada de Magneto, que es el libro escrito por López. Ahí está en la página 493-494, que el capítulo se llama de la Bolsa de Londres o algo por el estilo. Lo dice Magneto, sabiendo que se venía una crisis grandísima. Oh casualidad, en el mundo no lo sabían todavía, nosotros en el banco lo sabíamos, Magneto cliente del banco lo sabía.


LD.- ¿De qué momento estamos hablando? ¿principios de 2008?


No, julio del 2007. Ahí en junio de 2007 ya nos empezaron a decir el fantasma de los despidos, porque decían dentro del banco que la economía se complicaba, el mercado seguía su vida normal. Magneto en su mismo libro lo dice, que él previendo que se venía, la verdad que tenía una visión muy buena o alguien le dijo algo, previendo que el mercado empezaba a aflojar.


Obviamente una cosa es vender acciones cuando el mercado está subiendo y otra cuando baja, aceleró todo el proceso de venta. Y, para octubre del 2007, se hizo toda la venta de las acciones de Clarín. ¿Cuánto valía la acción? 29 pesos con 15 centavos. Hoy valen 6 pesos. Eso quiere decir que cada 100 pesos que se invirtieron, hoy tienen 30 más o menos.


LD.- Bueno, pero contanos cómo fue exactamente la operación y cómo casi podríamos afirmar categóricamente que se le robaron o se le estafaron por parte del Grupo Clarín y sus socios 500 millones de pesos a los jubilados argentinos.


Claro, porque hasta ahora esto que conté yo, puede ser, bueno realmente tuvo visión de mercado, se jorobaron las AFJP, lo cual es muy poco ético pero no sería un problema grave.


El problema es que cuando se hace una oferta pública de venta de acciones, se emite un prospecto, que es como una foto de la empresa al día que se hace, que dice cuánta plata gana, cuántas son las deudas que tiene, los juicios pendientes. Es decir, para valuar la compañía, como cuando uno va a comprar una casa, la revisa de arriba a abajo, y si tiene termitas o algún otro problema


Esto es exactamente lo mismo, en ese prospecto tiene que estar absolutamente toda la situación de la empresa al día de la emisión de acciones. Obviamente, sabíamos que Cablevisión tenía un acuerdo preventivo extrajudicial, que al día, hasta ahora que la Corte Suprema se explayó en agosto de este año, no estaba decidido. Por la cual, la fusión Multicanal - Cablevisión no estaba ciento por ciento aprobada. Esa información, que parece fundamental, porque obviamente Cablevisión es una parte muy importante de la facturación de Clarín, no estaba en el prospecto de emisión. Podría haber dicho: “Bueno, si bien está la fusión Cablevisión - Multicanal en vías de cerrarse, no está cerrada”, y eso no lo dice.


LD.- Bueno, ¿esto qué significa para que la gente entienda?


Y eso quiere decir que si la empresa se calculó que valía 100 millones, no vale 100 millones, vale mucho menos.


LD.- ¿Cuánto pagaron las AFJP esas acciones?


Pagaron unos 300 millones de dólares, y hoy son según mis cálculos 60, 70 millones de dólares.


LD.- Por ese 8,7 famoso del cual el Estado argentino ahora es titular de las acciones de Clarín.


Exactamente.


LD.- ¿Y las calificadores de riesgo cómo jugaron en esto?


¿Y sabes qué pasa? Que las calificadores son parte del establishment, es como el banco. De hecho el banco cuando saca, lo que está haciendo es como por ejemplo cuando una persona te va a vender el auto, te dice lo mejor del auto. Esto es lo mismo, el banco estaba vendiendo un producto, al vender un producto tiene que sacar una opinión, pero si saca una opinión negativa, ¿quién va comprar ese producto? Si yo te voy a vender un auto y te digo que es una porquería, vos no lo compras.


LD.- Esto era un auto que estaba bien de chapa con el motor fundido. ¿Esto es legal?


En Estados Unidos, por lo pronto, se daría una investigación judicial y es muy grave, con multas muy graves.


LD.- Esto es una omisión de información que engaña al que va a comprar, y en este caso el que va a comprar son las AFJP que administran los fondos de los jubilados.


Claro, porque además es eso, porque dicen los clientes institucionales y uno dice: “Bueno, los clientes institucionales, si me disculpan, que se jodan”, pero los clientes institucionales fueron las AFJP, fueron los ahorristas.


LD.- Y que los ahorristas no sabían, porque confiaban en esos bancos que administraban las AFJP que habían comprado las acciones de Clarín.


Bueno, yo te voy a contar cómo funciona eso justamente. Yo, JP Morgan, emisor de las acciones de Clarín, llamo a los cuatro gerentes financieros de las AFJP, con los cuales se conocen del mercado hace años, hay viajes en el medio de regalo, y le dicen: “Che Luis tengo que colocar 300 palos de Clarín ¿cuántos compras vos?”, “Cinco”, “No, dejá de joder, comprá veinte, dale”, y compra veinte porque el gerente financiero en algún momento va a querer trabajar en la Banca Morgan en Estados Unidos y además porque no es su plata, no le preocupa.


LD.- Estaríamos en condiciones de decir que este triángulo conformado por la Banca Morgan, las calificadoras de riesgo y Clarín le birlaron a los jubilados argentinos. Y las AFJP también.


Discúlpame, quiero decir algo de las AFJP, hubo una causa, yo no me acuerdo si en el 98 o en el 99, que echaron a todos los gerentes financieros porque se comprobaron coimas por parte de las instituciones financieras, para que los gerentes financieros compraran los productos que se vendían y no lo hicieron, no porque las AJFP son éticas, sino porque se hizo publico entonces los echaron.


LD.- Pero acá estamos en condiciones de afirmar que se le birlaron a los ahorros de los jubilados argentinos, unos 500 millones de pesos, ¿o un poco más?


Sí, solamente con la emisión de Clarín, después tenemos Patagonia, Consultatio, que obviamente ahí capaz que no hubo omisiones, pero que el Banco Morgan y sus clientes sabían que el mercado se iba a ser crema en los próximos cinco meses, igualmente se iban a vender las acciones.


LD.- ¿De qué volumen de dinero estaríamos hablando aproximadamente?


En total será en esas tres emisiones de Consultatio, Patagonia y Clarín estaríamos hablando de unos 800 millones de dólares.


LD.- ¿En compra de acciones?


Sí, de acciones que se las enchufaron a las AFJP.


LD.- Si después son estos mismos tipos que hablan del patrimonio de los Kirchner. Y que se enojan cuando la Anses intenta meter un director en esas empresas. Digo porque primero le robaron la plata, se la compraron más caro de lo que valía y cuando quieren poner un director para controlar dicen: “No, no corresponde un director, déjennos solos”.


Sí, ¿pero sabes qué? A mí lo que más me revuelve el estómago es cuando los veo, además, conociendo a muchos de los actores, es lo que les comenté cuando salen todos reunidos, sentados en no sé, en la Unión Industrial, diciendo: “No, sin reglas claras este país no puede ir para adelante, así no se puede trabajar”, menos mal que no hay reglas claras porque sino no quedaría ni uno libre de estos.


LD.- La importancia de tu presencia acá, es que vos sos un actor directo, vos viviste y que vos sabés cuando hablas de reglas claras, de qué estamos hablando. Vos sabés que las reglas para la gente no son tan claras, ellos si que las tienen claras.


Miren les voy a poner otro ejemplo, el Credit Suisse, otro banco que estaba aquí, tenía su unidad de lo que es banca de inversión, que es la parte de emisión de acciones y la unidad de banca privada, que es lo que ellos hacían. Cuando se estatizaron las AFJP el comunicado oficial del banco fue: “Nos vamos porque el Estado argentino se quedó con el negocio de las AFJP, por lo cual no existe más el mercado de capitales”.


Vos hablabas con los banqueros que trabajaban ahí adentro que los echaron, y claramente te decían: “¿Qué querés? Se nos acabó el curro. ¿Qué vamos a seguir haciendo acá? No tenemos nada que hacer”.


LD.- ¿Vos le diste estado judicial a todo esto, no?


Sí, yo me presenté ante el juez Torres en junio del año pasado. Y bueno, desgraciadamente hasta ahora la Justicia en lo único que ha avanzado es sobre mi causa de fraude, de todas las denuncias que yo hice no han movido un solo dedo.


LD.- ¿A quién denunciaste?


A Clarín, a la familia Priu de ex Petrolera San Jorge, Constantini y hay varios...


LD.- Mirá vos qué casualidad, el Juez Torres tiene la causa de la Comisaría de La Boca también. Yo estoy al borde de ser procesado porque asesinaron a un dirigente social, lo asesinó un sicario que vendía droga para la Comisaría 24. Yo estoy al borde de ser procesado y los que vaciaron la Argentina, denunciados por el ex vicepresidente de la JP Morgan, Hernán Arbizu... bueno, el Juez Torres parece que todavía no se enteró, cuánta impunidad en este país...


Hizo un allanamiento al banco JP Morgan el año pasado y yo todavía no tuve acceso a ver el resultado del allanamiento ese.


LD.- ¿Y la situación hoy sigue en esa incertidumbre?


Está parado, totalmente parado.


LD.- Bueno ahí el doctor Albor, con quien podemos hablar después, está formulando una denuncia en la Comisión Nacional de Valores, porque se va a abrir expediente. Porque obviamente es gravísimo, acá se ha traficado con las acciones, perjudicando quizás a uno de los fragmentos de los sectores de la sociedad argentina más caros a todos nosotros, que junto con los niños, no tengo duda que son los jubilados.


Vos sabés que a mí me gustaría aclarar algo que el otro día me preguntaron, pero por qué el Estado no investiga. Éramos tres personas, lo que vos has denunciado en general, no solamente estos grupos. Calculan que hay en el extranjero 150 mil millones de dólares de argentinos, y la otra persona que estaba me dijo: “Y no, claro, lo qué pasa es que hay muchos políticos metidos en esto”. Y yo le dije: “¿Sabes qué? Para mí, ese no es el problema -obviamente debe haber políticos, no son muchos-, el problema es que no lo investigan, porque se creen que es mucho más difícil de lo que realmente es”.


LD.- ¿Vos por qué haces esto Hernán?


En realidad yo a vos Luis te lo comenté, el famoso lavaje de cerebro de todos los días a la mañana.


LD.- ¿En que consistía?


Te hacían creer que eras... yo siempre decía en el Banco, más de uno de los que están acá cuando se va a dormir le agradece a Dios por existir y por trabajar en JP Morgan. ¿Por qué? Porque te hacían vivir como un rey y el lavaje de cerebro te lo daba una persona muy preparada que era mi jefa, que te decía: “No alcanza, no alcanza, hay que traer más plata, hay que traer mas plata”. Te lo estoy resumiendo, ¿no es cierto?.


Y claro, había mucha gente que lo compraba, porque decían: “Bueno, si lo traigo me pagan un bonus de un millón de dólares, dos millones de dólares”, vivís tranquilo.


Yo tenía, por suerte, pero en ese momento era un problema, que mis hermanas me torturaban la cabeza, porque estaban muy vinculadas con la ayuda a los chicos y demás. Y yo cuando llegaba en primera en el avión, llegaba a Ezeiza, me buscaba el remis, iba por la 9 de Julio, hasta los hoteles al Four Seasons o al Hyatt, y paraba en cada semáforo. Veía a los chicos limpiando los vidrios, y me acordaba del lavaje de cerebro. Les juro que era contraproducente, el lavaje de cerebro que había tenido el día anterior, antes de tomar el avión, decía “Basta”. Porque además, claro, la gringa que te daba el lavado de cerebro en su vida había pisado Argentina, y si había pisado había estado en el Four Seasons una noche viviendo como una reina.


Ahora digo gracias a Dios, por suerte, el despiole este que tenía del fraude, me hizo que las cosas fueran más rápido de lo que pensaba, porque yo ya me quería volver a la Argentina, porque quería estar un tiempo en el banco con un buen sueldo y después dedicarme a hacer otra cosa totalmente distinta.


LD.- Sé que tu familia, en particular tu papá, ocupó en algún momento lugares prominentes en el Estado argentino. Si podés decilo, sino no, y si todo esto te trajo algún problema con tu familia...


Yo justamente lo voy a decir, porque prefiero decirlo yo antes que lo diga algún otro. Mi padre fue marino, estuvo en el gabinete del Almirante Massera. Los que han averiguado que averigüen por qué se fue del gabinete del Almirante Massera, que de hecho mi mama le dijo. “Estás loco de haberlo...”.


LD.- ¿Qué grado tenía?


Capitán de Navío. Mi mama dijo: “Estás loco de haberlo puteado”. También lo que quiero decir es que en la revolución del 55, cuando mi mamá estaba embarazada de mi primera hermana, los que hicieron el golpe le prohibieron a mi padre ver a mi madre, que mi abuelo había estado preso en la cárcel de Las Heras. Mi padre después estuvo en Chubut y se fue así como salió, es decir, con el sueldo de... estuvo en YPF también, desgraciadamente yo sé que muchos lo han querido usar para embarrarme, pero yo estoy orgulloso de mi padre, porque lo que hizo le valió que no haya llegado a almirante justamente.


LD.- Bueno esto te trajo problemas con tu familia, tu familia te entiende.


Entiende porque, justamente, si bien mi padre estuvo en el proceso en una época muy difícil, saben perfectamente lo que pensaba él. De hecho yo tuve una charla que no la voy a hacer pública, mi padre falleció en abril, en marzo que me ha dejado muy tranquilo con lo que estoy haciendo también.


LD.- ¿Debe haber diferencias, no? De aquella oficina de Park Avenue, a estos días. Pero vos decís que para bien.


Sí, totalmente para bien, la verdad para bien. Obviamente, es decir, lo que queda claro es que en Estados Unidos no se vive mal, pero para que en Estados Unidos se viva bien, en el resto del mundo se tiene que vivir mal, porque es imposible. No podés extrapolar el sistema de vida americano al resto del mundo, porque de hecho yo tenía que llevar 150 millones de dólares al año para financiar este sistema.


LD.- ¿Cómo era el funcionamiento este de llevar dinero de la Argentina a allá? ¿Cómo se generaba la operación? ¿Cómo funcionaba esto y qué dinero se llevaba? Porque ahí aparecerán parte de los personajes que sacan la plata del país. Lo que dice acá Hernán es cierto para nosotros, cuando nos dicen 150 mil millones de dólares al exterior de argentinos, y uno dice: “Nadie se puede enterar quién tiene la plata”, pero parece que hay mecanismos, según dice Hernán, con los que uno podría enterarse rápidamente.


Esto lo comparo, no sé si se acuerdan de la película de Kevin Costner, "Los Intocables", cuando está en el departamento de la policía de Chicago, que viene Sean Connery y le dice: “¿Querés verdaderamente combatir el alcohol ilegal?”. Le dice que sí, bueno, cruzan la calle, se meten en un depósito y estaban ahí las bodegas con todo el alcohol ilegal.


Esto es exactamente lo mismo, tienen oficinas a una cuadra de tribunales, tienen oficinas de lo que se llama intermediarios financieros. Estos tipos son ex funcionarios de bancos, que ahora se hicieron independientes y se hicieron contratos con bancos y le presentan clientes a esos bancos, por ejemplo la Unión de Bancos Suizos, y viene un banco suizo y le paga. Para que se den una idea, esas personas están cobrando no menos de 30 mil dólares al mes en negro.


LD.- Eso fue lo qué pasó, cuando dejaron el tendal acá de ahorristas que se llevaron la plata, el Stanford, que se llevaron la plata de acá y los engañaron a estos financistas argentinos. ¿Las AFJP sabían esto, fueron engañadas o eran socios de esta estafa?


Mirá, al gerente financiero de una AFJP le pagan, es un especialista en administración de carteras, administración de plata. Por lo cual obviamente, justamente, lo que tiene qué hacer un gerente financiero es leer el prospecto de emisión de acciones entre otras cosas.


LD.- ¿El prospecto es un librito de 300 hojas?


Sí, sí, más o menos.


LD.- Todo el mundo que va a hacer esto de vender una empresa, lo hace para valorizar sus acciones, lo que no debe es mentir.


Claro, obviamente, con el balance de la empresa no alcanza. De hecho dentro del prospecto está el balance de la empresa.


LD.- Es un folleto de venta.


Sí, un folleto de venta, exactamente. El gerente financiero debería saberlo, pero yo les puedo asegurar que eso en Estados Unidos no pasa, porque obviamente el gerente financiero se manda esa macana y...


LD.- Pero vos nos estás infiriendo que en realidad los tipos sabían y eran cómplices..


Es que sí, Argentina es un mercado muy chico y todos se conocen. Es decir, el que está hoy de gerente financiero, de no sé, en su momento de Previnter, mañana estaba sentado en el Morgan vendiendo acciones.


Entonces, es tan chico el mercado que eran llamados diciendo, yo te decía: “Luis cómprame treinta palos”, “No, treinta no te puedo comprar”, “Cómprame diez, no dale, déjate de joder comprame veinte”.


LD.- Pero además estamos hablando de las acciones de Clarín, no estamos hablando de una empresa extravagante que produce, no sé, venta de uranio. Estamos hablando de Clarín, entonces el señor que es el que maneja los fondos de las AFJP, la plata de los jubilados, debe conocer en detalle de qué se trata esta empresa, no puede ser que sea engañado, salvo que sea cómplice.


Por supuesto, tengo ganas de decir lo que decía el banco. Que era la misión de acciones más importante de Sudamérica en el año, es decir, por el tamaño de la compañía. Pero justo da la casualidad que tres meses después la compañía valía la mitad de lo que valía al momento de la emisión.


LD.- Dos cosas hay. Una, es que la engañaron en el folleto de venta, omitieron un dato. Y segundo, vendieron sabiendo que las acciones después iban a bajar y el señor que compró debería saber que esas acciones iban a bajar. Hablando del señor que compró, entonces el señor Magneto podría estar imputado en alguna causa. Si hubiera Justicia en esta causa, habría que sacar a Magneto esposado. Está claro, a mí me parece muy, muy fuerte, muy potente, que un funcionario como Hernán Arbizu, repito vicepresidente de la Banca Morgan, esté diciendo y denunciando en la Justicia argentina, sin respuesta todavía. Pensemos si fuera al revés, o estuviera involucrado alguien del gobierno...


Imagínate Luis, olvídate del tema que esté preso o no, ¿con qué autoridad moral pueden llegar a sacar los subtítulos que sacan en las noticias diciendo no hay Justicia por tal cosa, no hay Justicia por otra?. Gracias a que no hay Justicia, ellos pudieron hacer el engaño que hicieron, menos mal que no hay Justicia.


LD.- Queda claro Hernán, nosotros te agradecemos por tu valentía, por haber declarado esto. Y, bueno, queríamos tenerlo de primera mano, así que te agradecemos.


Para mí es un gusto.

_