·

·

Datos Duros cumple... 3 años!!!


Este Sábado se cumplió un mes de la muerte de Néstor El Redistribuidor, y como quien no quiere la cosa, se nos pasó de largo que se cumplían 3 añitos desde que este humilde blog arrancó. Los tiempos son vertiginosos, pero teníamos un pequeño artilugio que nos avisó del acontecimiento.

Ya pasadas las 12 de la noche, y por tanto formalmente vencida la fecha, de todos modos aprovechamos para recordar el acontecimiento, y rememorar el -pequeño- acontecimiento.

Mucha agua pasó desde aquellos últimos meses del año 2007, cuando pocos transeúnte pasaban por acá. Nuestra amiga Anace y Lucas eran los más fieles visitantes y comentadores. Es esos días leíamos con desordenada obsesión cualquier blog sobre economía y política que encontráramos por ahí. Disponíamos de bastante tiempo para ello, por cierto.

Luego vino la 125, el tole-tole de esos meses culminados con el patético Cleto mariconeando para cagar a su Presidenta. En todo este trecho revolvimos muchos, muchos numeritos, tratando siempre de ser rigurosos en las cuentas, prudentes en las conclusiones, pero rasgando las cuerdas siempre con la clara definición de cantar opinando. Pese a esos reparos a cada tanto se disparaban nutridas controversias entre los comentaristas que hasta aquí llegaban. Hay que decirlo, en general los opositores reclamando sinnúmero de tests estadísticos de una sofisticación tal que -de llevarles el tren- podíamos terminar fácilmente presentando certificado de buena conducta de nuestra abuelita. Claro que a la hora de revolear ramilletes de lugares comunes, los mismos auditores del octavo decimal tenían la fresca costumbre de omitir fundamentación alguna.

Hubo contendores de valía, también es menester reconocerlo. Amigos blogueros que, aún parados del otro lado de la vereda, dieron honestos debates con la misma afección por fundar las opiniones en Datos Duros, con respeto y honestidad (Elemaco, nos debemos una cerveza che). Tratamos, en estos años, valiéndonos de modestos recursos, de aportar herramientas de debate para nuestros compañeros del campo nacional; ésa fue en todo momento la misión que trató de cumplir este blog.

Así que cocinamos todo los que nos dió el tiempo y el níspero. Mostrando hasta la repetición y el cansancio el proceso redistributivo que se dió en estos años, partiendo del peor infierno, pero quebrando la secular tendencia histórica de nunca recobrar los pisos de bienestar previos a las grandes crisis. En tanto que individuo y militante, hemos sido -y por el momento seguiremos siendo- adherentes a la actual gestión de gobierno -si alguien prefiere decir oficialista, dígalo, nos tiene sin cuidado- pero en tanto que bloguero, en tanto que realizar una intervención en la esfera de lo público con esta herramienta, hemos limitado nuestro posicionamiento a ser meramente oficiosos. Es una diferencia, y hay que entenderla: aquí jamás nos metimos en consignas, ni pusimos banners, afiches ni proclamas, no porque creamos que eso está mal, al contrario abrevamos también de allí y nos merece el mayor respeto, sólo que como herramienta de intervención en el debate público, pensamos el blog en un registro diferente y más extramuros. Como diría el General Mc Luhan: los hay combativos y los hay contemplativos, pero todos trabajan por la comunicación.

Conocimos muchos amigos blogueros, gente como uno, es decir, ciudadanos de a pie con vocación, voluntad y necesidad de expresarse. Nos sentimos parte de esa nutrida, difusa, heterogénea, pero sólida red de ciudadanos que se expresan libremente sin la mediación de un aparato corporativo comunicacional. Tuvimos, para nuestra sorpresa y gratificación, unos cuantos "rebotes" en medios gráficos. Se nos abrieron importantes y generosas puertas, que nos situaron en lugares, circunstancias y aprendizajes que ni hubiésemos imaginado. Toda gratitud jamás será suficiente al respecto.

Nunca tuvimos la productividad sostenida de otros blogs del rubro, han habido rcahas más y menos, pero la autoimpuesta norma de producir por propia cuenta y riesgo limitó bastante la frecuencia del posteo. Ni malo ni bueno, se fue dando así. Y el caso es que para experimentar otro tipo de elaboraciones, escrituras y opiniones, buscamos otro lugar donde volcarlas, con otra estética y otro lenguaje. Nos parecía que era pervertir el estilo y la "marca" de este blog, que buena o mala estaba bastante perfilada.

Por fin, estos tiempos nos hicieron conocer a una banda de jóvenes, entusiastas e inteligentes compañeros estudiosos de "estos asuntos de economía", y -por sobre todo- decididamente nacionales. Aquí abajo, nomás, en el anterior post, el amigo Gastón desató la ira de los auditores del octavo decimal con unos pocos numeritos e hipótesis de trabajo que descubrió merced a su inquieta curiosidad.

Así que, y considerando que el duelo ya terminó, puramos la copa de vino, soplamos las velitas, y seguiremos trabajando por la felicidad bloguera y la grandeza de la crispasión.

Saludos a todos, viejos y nuevos lectores.

Historia Económica de Rubinzal


Diego Rubinzal, viejo amigo de la casa y columnista del Cash, el suple económico de Página12, presenta este miércoles su libro de historia económica. Por este humilde medio nos sumamos a la difusión e invitación al evento. Practicante de una honestidad periodística poco frecuente -dicen- en el gremio, saludamos gratamente que el resultado de un laburo de años se vea materializado en esta obra. Allí estaremos. Allí invitamos a los lectores y amigos de este blog.


Historia económica argentina (1880-2009)
Desde los tiempos de Julio Argentino Roca
hasta Cristina Fernández de Kirchner
Diego Rubinzal

Miércoles 17 de noviembre - 17:00

Biblioteca Nacional de la República Argentina

Sala Augusto Cortazar - Agüero 2502, CABA



Acompañarán al autor:


Juan Carlos Amigo [IADE - Realidad Económica]

José Sbatella [Titular de la Unidad de Informacl suión Financiera]

Demián Panigo [doctor en Economía de la Escuela de Altos Estudios de París e investigador del CONICET]




Esta ambiciosa obra recorre con una visión crítica la historia económica argentina desde 1880 hasta la actualidad.

Desde los supuestos “tiempos dorados” del modelo agroexportador hasta la disputa generada en torno a la Resolución 125, durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, este libro nos brinda claves para entender las raíces de la evolución económica argentina.

Por otra parte, el texto no se agota en describir y explicar las mutaciones ocurridas en la estructura económica, sino que también realiza un pormenorizado repaso de los principales acontecimientos políticos y sociales de la historia argentina.

Como afirma Alfredo Zaiat en su prólogo: “Esta obra, que retrata la evolución de la economía argentina hasta la actualidad procura que cada uno de nosotros pueda convalidar, cambiar o matizar sus opiniones sobre el devenir económico local, pero ahora sin la excusa de no conocer bien lo que realmente sucedió. Su lectura será imprescindible para saber lo que pasó, pero, más relevante, para estar atento sobre lo que está pasando y, aun más importante, para construir un futuro mejor, sin engaños y donde el territorio que se conoce como Argentina sea uno para todos y no para una minoría”.

Más sobre el 82%


Leemos a Demián Panigo:

La aplicación del 82% móvil sobre los haberes previsionales 1) Aumentaría la desigualdad en un 15 por ciento y reproduciría la brecha del sector activo en el pasivo

2) La jubilación mínima sólo subiría un 37 por ciento, mientras que la media y alta lo harían entre un 80 y un 1.000 por ciento


3) Como consecuencia directa del punto anterior, entre 20 y 40 mil millones de pesos serían destinados a los sectores de ingresos medios y altos, no a los más vulnerables, y ese dinero se concentraría en las provincias más ricas del país


4) Volvería la inequidad de género, reparada en el último año sobre todo por la incorporación de las amas de casa al sistema previsional, y serían de nuevo los hombres de altos ingresos quienes más se beneficiarían


5) Se obligaría a la Anses a desinvertir sus activos de manera anticipada y forzosa, generando una pérdida millonaria al Estado y una vuelta de ese capital de todos los argentinos a las arcas de los bancos privados generadores de las Afjp.


Nota de lectura obligatoria, y anticipo de un trabajo en preparación, LEER ACÁ.

La OIT sobre la AUH


Leemos: "La Asignación Universal por Hijo (AUH) redujo la indigencia en alrededor del 65% de los menores de 18 años. El dato no surge de las estadísticas del Indec, ni de algún ministerio. La Organización Mundial del Trabajo (OIT) difundió las conclusiones de su investigación Aportes para la construcción de un piso de protección social en la Argentina: El caso de las asignaciones familiares, coordinado por Fabio Bertranou. El documento de la OIT afirma además que la AUH “es una de las políticas que más consenso ha tenido en el país en las últimas décadas”.

Fumáte ésa. Nosotros ya sabíamos todo eso, pero ahora lo dice la OIT y bueno... pitos y matracas. Como sea, para bajarse el documento, por favor, hagan click ACA.

Jubilación Mínima: perspectiva de largo plazo



En el gráfico que vemos al inicio tenemos una sintética historia del Haber Mínimo Jubilatorio. De esto trataremos.

Introducción metodológica

Tomamos una seria larga de valores mensuales de la mínima, convertimos las unidades monetarias en que estaba expresada (p.ej. en Enero de 1971 era de 170 $ Ley 18.188, equivalentes a $ 0,00000000170 de hoy) a fin de tener una unidad de medida homogénea; luego deflactamos los valores para tener una medida constante de su capacidad adquisitiva. Utilizamos como origen el nivel de precios del 3º trimestre de 2001, así que los valores refieren a la capacidad adquisitiva que hubiera tenido cada valor corriente de la jubilación mínima en ése momento.

Por último, para el período 2007-2010, además del índice de precios al consumidor IPC-GBA medido por el INDEC. Contamos también con el IPC promedio ponderado de 7 provincias calculado por el CENDA, el cual registra –a Agosto de 2010- una brecha del 52,5% respecto del IPC-GBA.

Sin meternos en discusiones más politizadas que metodológicas acerca de las estimaciones del índice de precios, sólo diremos que la verdad, como todo, estará en algún punto intermedio: el GBA cuenta con una serie de servicios regulados cuyos precios han evolucionado de modo claramente diferente a los medidos en las 7 provincias que el CENDA considera en su índice.

Los Datos

Pues bien, el gráfico evidencia cómo la capacidad adquisitiva de la jubilación Mínima se fue deteriorando desde el advenimiento de la democracia, cómo quedó planchado en sus mínimos niveles históricos durante la convertibilidad, el desplome aún mayor a la salida de ésta, y el sendero ascendente y sostenido verificado desde el inicio de los gobiernos de la crispación populista de Kirchner Néstor Carlos y Fernández Cristina Elizabet.

A partir de 2007, es ostensible la bifurcación reflejada por la aplicación de los dos índices de precios. Aplicando como deflactor el IPC-7 Provincias vemos que los aumentos de la mínima aplicados desde entonces, apenas alcanzarían para sostener su poder adquisitivo, mostrando incluso un significativo deterioro –del 15,5%- comparando Agosto de 2010 con el máximo alcanzado por la serie en Enero de 2007.

Calculando los valores promedio mensuales para el transcurso de los principales ciclos político-económicos en que podemos periodizar el intervalo 1971-2010, obtenemos lo siguiente:




Si comparamos el promedio de 2003-2007, y los últimos valores reales alcanzados por la Jubilación Mínima (según el IPC-GBA y el IPC-7 Provincias), con los promedios de cada uno de los períodos anteriores, encontramos lo que sigue:



Entonces, la capacidad adquisitiva del Haber Mínimo Jubilatorio en Agosto de 2010:

  • - es claramente mayor que la media del período 2002-2003
  • - superior a la media de toda la convertibilidad, entre un 126% y un 48% (según el índice de precios considerado) [los consensualistas promediadores dirán el 85% ;P]
  • - respecto a la media del período 1984-1990, y según el indicador de precios que tomemos, sería 39,4% o 8,6% menor. Amplitud de diferencia bastante menor que el caso anterior, mostrándo que en el peor de los casos rozaría el promedio del período de apertura democrática
  • - finalmente, y con un rango de diferencia mucho menos acotado, sería a lo sumo un 43% menor al del ciclo Lanusso-Camporio-Peronio-Isabelista (1971-1975).

Si analizamos la capacidad adquisitiva promedio del ciclo neopopulista chavizante (con minería a cielo abierto) de 2003-2010, el paisaje es un tanto más mesurado:

  • - las diferencias entre el uso de diferentes IPC son más tenues (los promedios tienen eso, vio? y el tramo calculado con IPC-7 Provincias contiene el intervalo 2003-2007 donde el único deflactor es el IPC-GBA)
  • - la mínima se encuentra, en términos reales, al menos 44% por arriba de los tiempos heroicos del 1 a 1 y ministros que lloriqueaban ante Norma Plá
  • - respecto del ciclo de democracia que alimenta, educa y come (1984-1990) y tipo de cambio browniano, la capacidad adquisitiva del haber previsional mínimo sería inferior en un 11,5%, o apenas un 2,8% mayor, según el índice empleado
  • - finalmente, el promedio 2003-2010 registra valores entre un 35,6% y 42,8% inferiores a los del último tramo de la industrialización sustitutiva.



Por último y para cerrar el post, tenemos las tasas de crecimiento mensual promedio del Haber Mínimo en los distintos períodos considerados. Con los números a la vista, se evidencia que, aún el el caso de utilizar el IPC-7 Provincias como deflactor de los valores nominales, el período 2003-2010 resulta ser el de mayor crecimiento de su capacidad adquisitiva.

Conclusión

Entre Mayo de 2003 y Agosto de 2010, finalmente, el poder adquisitivo del Haber Mínimo Provisional en moneda constante se incrementó entre el 233,3% y el 118,6%.

La recuperación y sostenimiento de la capacidad adquisitiva de la Jubilación Mínima, aparece –y contrastado con la evidencia empírica disponible- como una decisión política efectiva adoptada por los Gobiernos sucedidos desde 2003.

Tal proceso se inicia cuando su valor en términos reales había alcanzado el mínimo histórico de toda la serie considerada. El período 2003-2010 es, asimismo, el de mayor crecimiento mensual medio desde 1971, habiendo superado su capacidad adquisitiva el “piso” verificado en los noventa y encontrándose en torno a niveles de los años ochenta, aunque aún a buena distancia de los mayores registros del primer quinquenio de la década de 1970.

Por primera vez en cuarenta años, el nivel medio del Haber Mínimo, en términos reales, y para el período considerado, supera al de los períodos precedentes, quebrando la secular tendencia a su deterioro.

Aparición con vida de Patricia Bullrich

En relación al caso desencadenado a partir de un post del hermano Lucas, y que ha llegado hasta la desopilancia legislativa, nos encontramos con unas declaraciones (Revista El Porteño, 1985) de Patricia Bullrich Luro Pueyrredón, las cuales dejan en evidencia que la misma, en algún momento de la historia, fue abducida por una nave interestelar extraterrestre, reemplazándo a la auténtica por un rústico clon de segunda mano, aquejado de graves desperfectos. Lo que sigue, deja en evidencia que la auténtica Patricia Bullrich Luro Pueyrredón no hubiera dudado un ápice en salir a bancar a Lucas Carrasco:

La táctica radical es idéntica a la de la dictadura militar, y pretende demostrar que el peronismo no es más que una suma de “corruptos”, “subversivos” e “idiotas útiles”, negando así a las masas y a sus dirigentes, a los años de lucha, los logros y realizaciones concretas de la Revolución Peronista. [...]

La Juventud Peronista asume toda su historia y reivindica a aquellos compañeros, como Rodolfo Galimberti y tantos otros anónimos, que hicieron posible con su lucha el retorno del General Perón a la Patria [...]

Reiteramos que no permaneceremos indiferentes a la calumnia y persecusión de nuestros compañeros, y que no aceptamos que se ensucie nuestra historia, nuestra memoria heroica y nuestro presente de lucha con bajos golpes de efecto [...].


Seguir leyendo el texto completo en este post del año pasado>>

En fin, si Pato salía a bancar a Galimba en el año 85', ¿qué duda cabe que debería recontradefender a Lucas? Debe ser un clon.

CTA: no hablamos más del tema

Lejos de nuestras intenciones, este Blog tuvo un aluvión de visitas desde que el sábado, sólo por querer descular un poco las cifras que andaban dando vuelta, posteamos sobre los resultados de la elección interna de la CTA (ACA y ACA). Afortunadamente, las partes han resuelto lo que deberìan haber hecho -y acordado- previamente, esto es, remitirse a lo que oficialmente comunicara la Junta Electoral de la Central Sindical. Lo que vemos aquí debajo, pudiendo continuar el seguimiento de la cuestión en éste lugar. Por nuestra parte, damos por cerrado el asunto (al que nos referimos antes del acto electoral y desde otro angulo por aquí).


Elecciones CTA: arrimando el bochín

En el post anterior analizábamos los pormenores de la elección interna de la CTA, basándonos en datos difundidos por la Lista 1, encabezada por Pablo Micheli y avalada por Víctor De Gennaro. Como la cuestión viene bastante empiojada y es materia altamente controversial -al menos hasta que la junta electoral brinde resultados concluyentes- nos tomamos el trabajo de recalcular los resultados a partir de información proporcionada por la Lista 10 en conferencia de prensa.

Así que hicimos el siguiente trabajito: complementamos los datos difundidos por Pablo Micheli, con los que hizo públicos Hugo Yasky en la mencionada conferencia de prensa.

Precisando, Hugo Yasky, a partir de data proporcionada por el titular de la Junta Electoral ante escribano público, refirió una serie de distritos cuyos resultados discrepaban fuertemente con los de Micheli. Se trata de las provincias de Buenos Aires, Tucumán, Jujuy y Santa Fé.

Las diferencias se consignan en el cuadro que sigue:

En el cuadro precedente podemos apreciar las dos series de resultados, los difundidos por Pablo Micheli (1) y los mencionados por Hugo Yasky (10). Resaltan la sobrestimación de sufragios de la Lista 1 en Buenos Aires y Tucumán, y la formidable subestimaciónn de los votos favorables a la Lista 10 en Jujuy y Santa Fé. Haciendo la diferencia para cada distrito, obtenemos lo siguiente:

Entonces, incorporando estos datos a la planilla difundida por la Lista 1, es decir, suponiendo que en el resto de los distritos los números de esa planilla son los correctos, tenemos que la Lista 10 resultaría ganadora por una -sí que exigua- diferencia de 1.195 votos.

Si a tal resultado le restamos -para ambas listas, los guarismos de Mendoza -seguramente impugnados por la Lista 10 en vista a las irregularidades ampliamente documentadas- la diferencia se amplía. La distancia de la Lista 10 respecto a la Lista 1 se elevaría a 5.515 sufragios. Resultando ganadora la Lista 10 de Hugo Yasky con el 51,4% de los votos, contra el 48,6% de la Lista 1.

Si estos guarismos implican que haya alguna "ganancia" en términos políticos y de representatividad para algunas de las facciones enfrentadas, es, ya, harina de otro costal.






ACTUALIZACION [27.09.2010 21:33] (click sobre la imagen)

Elecciones CTA: datos provisorios (pero durísimos)

Las elecciones internas de la Central de Trabajadores de Argentina prometen varios días de indefinición. A partir de denuncias de irregularidades en algunos distritos, resultados en exceso “robustos” en otros, y mutuas proclamaciones de triunfo por parte de las dos fracciones que disputaban su conducción, la situación hasta el momento se encuentra bastante caldeada.

El único sector que ha dado a conocer Datos Duros provenientes de la junta electoral ha sido la Lista 1, encabezada por Pablo Micheli y liderada por Victor De Gennaro, datos que, naturalmente, los dan ganadores. La Lista 10, por su parte, encabezada por Hugo Yasky, pasó del triunfalismo a proclamar su victoria por “exiguo margen”, sin comunicar guarismos detallados.

Así que, en este provisorio análisis emplearemos el cuadro de datos hecho público por la Lista 1, Agrupación Germán Abdala. El cuadro de datos fue publicado AQUÍ, y lo podemos ver más abajo (ampliar para ver en detalle).

Al respecto vale señalar algunas limitaciones e inconsistencias.

Los guarismos sólo toman en cuenta la sumatoria de sufragios obtenidos por las Listas 1 y 10, dejando fuera de las estimaciones a las otras tres listas de izquierda que también presentaron candidatos. Si bien puede presumirse que su performance haya sido marginal, y que la verdadera disputa se daba entre las dos listas mencionadas, los porcentuales, parciales y totales no reflejan acabadamente el resultado final.

En los distritos de Mendoza y Misiones se verifica una discrepancia entre los votos de ambas listas y el total correspondiente a cada distrito. La diferencia es de menos de cien votos, en el caso de La Rioja (donde ganó la Lista 10), y de 1.600 votos en Mendoza (donde el triunfo corresponde a la Lista 1 y el acto comicial fue, por decir, tumultuoso). En total resulta una discrepancia de 1.736 sufragios: menos del 1% del total. No es raro, ya que las planillas que elabora Claudio Lozano suelen tener este tipo de “problemitas”.

Otro tema son los resultados que referimos como “excesivamente robustos”: caso paradigmático de Jujuy, en donde sólo 200 de los 13.600 sufragantes votaron por la Lista 10. Estos resultados “escesivamente robustos” padecen también la dudosa calidad de ser “excesivamente redondos”. No vamos a hacer aquí una denuncia moralizante del caso, puesto que en estas cuestiones rige un criterio de valoración más bien político. Sólo cabría tomar nota de la incoherencia de quienes suelen denunciar prácticas pejotistas y –digámoslo- mean agua bendita cuando al mismo tiempo pretenden legitimarse amparados en resultados comiciales que bien envidiarían varios de los estigmatizados “barones del conurbano”. El resto es análisis político.

Pues bien, yendo a los Datos Duros del caso: aquí debajo tenemos la planilla publicada por la Lista 1.



A partir de este cuadro podemos ver cómo se repartió la torta del total de sufragios:



Y luego, la distribución geográfica del total de votos cosechados por ambas listas, en términos absolutos



Y relativos



Vemos que cinco distritos, Buenos Aires, CABA, Santa Fe, Jujuy y Tucumán, recaban casi el 70% de los sufragios. Aparece de este modo una concentración territorial del peso electoral, y del “poder de fuego” de representación de las conducciones de dichos distritos que poco tiene que envidiarle a los partidos políticos tradicionales.

Pasando a los resultados obtenidos por ambas listas, tenemos el siguiente cuadro




En donde ordenamos los resultados por distrito según la cantidad obtenida por la Lista 1.

Pasando estos absolutos a porcentuales, obtenemos el siguiente cuadro:



Donde, en rápido análisis, se evidencian dos cosas:

- el prodigioso 98,5% obtenido por la Lista 1 en Jujuy

- que la Lista 10 resultó ganadora en sólo 6 distritos

- que suman ocho los distritos en donde la Lista 1 obtuvo más del 80% de los votos, revelando que Pablo Micheli sería, al interior de la CTA, un personaje con mayor adhesión y popularidad que, digamos, Diego Maradona.

Seguidamente, veamos la contribución de cada distrito al total de votos de cada lista. Primeramente la lista 1:



Y la lista 10:



De donde podemos apreciar lo siguiente:

- la enorme cocentración territorial de la Lista 10: cinco distritos –Buenos Aires, Santa Fé, la CABA, Misiones y Río Negro, en ése orden- contribuyen con el 80% de los votos obtenidos. La Lista 10 parecería haber descansado en el aporte de esas provincias. Habiéndole resultado inexpugnable Jujuy y Tucumán, cuarto y quinto distrito en la distribución total de sufragios.

- la Lista 1, por el contrario, tuvo una contribución al total bastante menos conentrado: son diez las provincias que, sumadas, superan el 80% del total de votos que obtuvo, siendo Jujuy el segundo distrito que más sufragios aportó.

Por último, veamos en cada distrito cómo fue la diferencia de votos a favor / en contra de la Lista 1



Sumados los seis distritos en donde ganó la lista 10, obtuvo una diferencia a favor de 20.249 votos.

Sumados el resto de los distritos en donde ganó la Lista 1, ésta obtuvo una diferencia a su favor de 44.785 votos.

De lo cual resulta el saldo final de una diferencia de 24.536 votos a favor de la Lista 1.

Un detalle: supongamos que por alguna razón aventurada se impugnaran los comicios de Jujuy y Mendoza -los dos que concentrarán probablemes cuestionamientos-, pues bien, en ése caso la Lista 1 gana igual. Por 96.693 votos contra 86.677 de la Lista 10, com una diferencia más ajustada, por cierto, 51,9% contra 48%, pero de todos modos saldría ganadora.

La información provista por Anusate, perdón, por la Agrupación Germán Abdala CTA, refiere que estos guarismos corresponden al 100% de las mesas escrutadas, aunque escuchamos versiones respecto a que los datos de la Provincia de Buenos Aires estarían “inflados”, y que la diferencia real a favor de la Lista 10 habría sido mayor.

Punto final, que les aproveche, y dejamos el análisis político del asunto para otr lugar y momento. Algunos blogueros ya han elaborado reflexiones al respecto, por cierto que interesantes.

ACTUALIZACION: en El arte en Cuestión está posteada la conferencia de prensa de la Lista 10. Importante para ponderar y matizar los números vistos aquí.

ACTUALIZACION 2: contejando y cruzando los datos examinados en este post, con los difundidos en la conferencia de prensa linkeada en el párrafo anterior, los resultados le otorgan el triunfo a la Lista 10, con el 51,36% de los votos, contra el 48,64% de la Lista 1, información provisoria por supuesto, hasta que la Junta Electoral se expida definitivamente. Trataremos de actualizar con un nuevo post para mañana.

Pitecantropus Salvatore


Mujeres en Economía es un grupo que "a partir de inquietudes comunes, se conformó como grupo de reflexión sobre la temática del género" en económicas de la UBA. Este Viernes dio difusión a la siguiente declaración sobre lo que han denominado "caso Salvatore". El mismo alude al polémico docente de la FCE-UBA Nicolás Salvatore, conocido como referente de la consultora (?) Buenos Aires City especializada en mediciones de inflación alternativas a las que lleva a cabo el INDEC. Como no requiere de mayores comentarios la copiamos aquí abajo:

A la comunidad académica de la FCE-UBA: CASO SALVATORE

A raíz de los acontecimientos recientes, referidos a presuntas agresiones del Profesor y Secretario del Departamento de Economía,Nicolás Salvatore, el grupo de estudios Mujeres en la Economía manifiesta su preocupación y repudio frente a tal situación.

Desde hace ya varios años las clases dictadas, en esta casa de estudios, por el Profesor Salvatore son conocidas entre lxs estudiantes por el maltrato ejercido por el docente, quién esconde detrás de un tono “informal” y de supuesta complicidad, agresiones y desacreditaciones constantes a la participación y el desempeño de lxs estudiantes y, en particular, de las alumnas.

Esta situación que se repite hace años alcanza límites extremos a tal punto que, en sus clases de Macroeconomía I, ha expuesto alumnas frente a sus compañerxs para que sean calificadas por su apariencia física. Asimismo, en su curso de Mercado de Capitales, ha seleccionado “secretarias” y ha realizado, en repetidas ocasiones, comentarios impropios sobre la vida sexual de sus estudiantes.

En este último tiempo la agresión, con la que el profesor se desenvuelve habitualmente, se ha hecho explícita a través de manifestaciones escritas que el mismo Nicolás Salvatore difundió a la comunidad académica (véase archivo adjunto).

La nueva Ley Nº 26.485 de protección integral para la mujer define en su artículo 4° a la violencia como “… toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte la vida de la mujer, su libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal… Se considera violencia indirecta, a los efectos de la presente Ley, toda conducta, acción u omisión, disposición, criterio o práctica discriminatoria que ponga a la mujer en desventaja con respecto al varón.”

Por lo tanto, la violencia y la agresión sexista cobran distintas formas de expresión. Entendemos que la ironía utilizada, tanto en los correos electrónicos como en las clases del profesor, naturaliza un discurso discriminatorio y sexista, con el agravante de enmarcarse en una relación asimétrica “docente- estudiante”, donde la vulnerabilidad y evidente desventaja de lxs estudiantes frente al docente y frente a la institución educativa atenta contra la concreción de las denuncias por los canales correspondientes.

Por todo lo expuesto, Mujeres en la Economía, un proyecto enmarcado en el Grupo de Estudios de Economía y Género, que cuenta con el aval del Fondo de Mujeres del Sur y cuyo objetivo es la sensibilización de lxs estudiantes en cuestiones ligadas al género, considera que el accionar del Profesor Salvatore atenta contra la integridad de sus alumnxs y, por tal motivo, solicita a las autoridades de la F.C.E. su intervención a fin de que se tomen las acciones que correspondan para revertir la situación.

La universidad pública debe ser un ámbito plural, que construya en la igualdad; un espacio de transformación en el cual no exista lugar para la legitimación de conductas discriminatorias

El nuevo modelo (una nota)

Esto es una nota de 10mil y pico de caracteres que nos habían encargado hace un buen tiempo, como a principios de año, para una revista que no llegó a salir. Como el tiempo pasado creemos ya es suficiente, como para que haya prescrito el compromiso de exclusividad, lo ponemos acá para someterlo a la "crítica roedora de los ratones". Esperemos que sea de provecho (y ya pronto se vienen Datos Duros previsionales).

***


Nuevo modelo de desarrollo


El discurso dominante ha sido empecinadamente pesimista, y hasta catastrofista, respecto al desempeño económico de los últimos siete años. Pese a ello no puede soslayar la notable –e inédita- performance registrada en cuanto a crecimiento económico, solidez financiera, generación de empleo y mejora de las condiciones sociales. Por cierto, tales éxitos se suelen adjudicar exclusivamente al cambio de precios relativos operado tras la devaluación de 2002, al benéfico ciclo de altos precios de los commodities que exporta la argentina y a la sostenida demanda internacional de los mismos, conjunto éste de factores emblematizado con el término “viento de cola”.

A la vez, el mismo discurso hegemónico, suele negar la existencia y consistencia de un modelo económico. Se suelen enumerar las medidas adoptadas por administraciones sucedidas desde 2003 como un conjunto incoherente, desarticulado, puramente coyuntural y, en general, inapropiado. Más bien como pervirtiendo las potencialidades contenidas en el escenario de la post convertibilidad.

Por el contrario, creemos que desde 2003 se han ido articulando un conjunto básico de medidas y políticas que conforman el núcleo de un nuevo modelo de desarrollo, abierto y perfectible, pero que que explica y determina la exitosa recuperación económica y social verificada en estos años. Por añadidura, este núcleo de políticas se encuadra naturalmente, y recupera la vigencia, de los tres pilares históricos que fundaron al peronismo como movimiento nacional y popular.

La independencia económica, o la economía que funciona sin la necesidad de pedir prestado

El tipo de cambio real (TCR) alto y competitivo -el dólar caro- no fue un elemento dado por la naturaleza, al modo de los fenómenos meteorológicos, exento de la voluntad humana, sino que rquirió de una deliberada y sostenida intervención pública: directamente en el mercado cambiario, mediante la esterilización monetaria, y atenuando la volatilidad del flujo de capitales. Esto posibilitó la recomposición de las condiciones de oferta de los sectores transables, es decir, una modificación de precios relativos que permitió a sectores industriales –inviables durante la convertibilidad- volver a producir con rentabilidad y competir con sus equivalentes extranjeros. Además del impacto sobre el empleo, la inversión y la demanda, el TCR alto revirtió los sistemáticos y persistentes déficits comerciales que signaron la época del 1 a 1, transformándolos en robustos y estructurales superávits que, sumados a la renegociación de la deuda en default, y la estrategia de desendeudamiento, redundaron en el signo positivo de la cuenta corriente: esto es, sistemáticamente, la argentina obtenía más dólares de los que giraba al exterior. De allí el sostenido incremento de las reservas internacionales que resguardaron al país de las históricas restricciones externas al crecimiento sostenido, y de los fantasmas de corridas cambiarias.

Pero con sólo este escenario no era suficiente para que el Estado fungiera como palanca del desarrollo e impulsor de la demanda y la inversión. La Argentina de 2003 era un país hiperendeudado, en default, y con severas restricciones fiscales.

La Soberanía Política, o de cómo el estado recupera la potestad sobre el destino de sus recursos

La reestructuración de la deuda pública –negociada con inusual e inédita firmeza- luego de la cual se obtuvo una fuerte quita de capital e intereses, y el pago con reservas de la deuda que la Argentina tenía pendiente con el FMI, libraron al Estado Nacional de una pesada, onerosa, y formidable carga que ahogaba cualquier perspectiva de políticas públicas impulsoras del desarrollo. La política fiscal pudo ser prudente pero expansiva, es decir, con mayor margen para incrementar el gasto público social y en infraestructura, aunque manteniendo el superávit de las cuentas públicas. La política tributaria, aun sin una reforma integral como la que reclaman sectores del centroizquierda, adquirió un sesgo notoriamente más progresivo que el heredado. Se redujo el peso relativo de los tributos que pagan los trabajadores y asalariados en correspondencia con el incremento de aquellos que tributan los sectores de mayores ingresos: derechos de exportación (retenciones), ganancias y bienes personales, aumentaron su participación en la torta de la recaudación nacional. La prioridad fue hacia la captación de las rentas extraordinarias generadas en diversos sectores de alta productividad, intensivos en el uso de recursos naturales, de escasa capacidad de generación de puestos de trabajo, y especialmente beneficiados por el sostenimiento del tipo de cambio alto.

Esta tríada de políticas tuvo una serie de efectos virtuosos que fortalecieron las bases del nuevo modelo de desarrollo. En primer lugar, como referíamos en el acápite anterior, el desendeudamiento fortaleció el superávit de cuenta corriente, es decir, la argentina disminuyó su necesidad de dólares destinados al pago de su deuda externa, a la vez que fortaleció las cuentas públicas superavitarias. La holgura de las mismas situó al Estado en inmejorables condiciones para impulsar la demanda, por tanto la producción, y por tanto el empleo, y como efecto derivado de ese impulso, incrementar la recaudación tributaria. La mejora de las expectativas que motorizaron el notable ciclo de crecimiento de los últimos años no puede, sin dudas, desligarse del contexto de estabilidad macroeconómica, solidez financiera, y fortaleza externa. La última crisis finaciera -aún en curso- mostró que el balance de daños fue ínfimo comparado con lo ocurrido durante la convertibilidad ante episodios mucho más leves, y aún con países -centrales- que hoy se encuentran atenazados bajo el fórceps del ajuste salvaje.

Sin embargo, con sólo lo expuesto hasta aquí, nada garantizaría que los beneficios del crecimiento sostenido y la estabilidad macroeconómica llegaran a los bolsillos de los trabajadores y de los postergados durante las décadas anteriores.

La Justicia Social, o de cómo el Estado asume la decisión política de laudar a favor de los trabajadores

En el marco del nuevo modelo de desarrollo se verifica un giro copernicano respecto de la persistente y secular regresión que sufrió el mundo del trabajo desde 1975. Luego de largos e infaustos años durante los cuales los despidos masivos, los retiros voluntarios, los recortes de salarios y jubilaciones, la legislación laboral regresiva, fueran los hechos emblemáticos de las políticas públicas dirigidas hacia el conjunto de la población trabajadora, acompañados por políticas sociales apenas compensatorias, el Estado Nacional giró sobre sus pasos y encaró un rumbo sustancialmente distinto.

La profunda reforma del sistema previsional (renacionalización de los fondos de las AFJP), junto a la holgura fiscal y el nuevo escenario macro –en que los sectores industriales ampliaron considerablemente sus márgenes-, brindaron las condiciones de posibilidad para que el Estado pudiera llevar a cabo exitosamente este giro hacia la Justicia Social.

En rápida reseña, las principales políticas de ingresos desplegadas, fueron: la promoción decidida de las negociaciones colectivas entre las representaciones de empresarios y trabajadores (sólo en el bienio 2007-2008, el Ministerio de Trabajo homologó más convenios y acuerdos que durante todos los años de convertibilidad); la recuperada vigencia del Consejo del Salario posibilitó sostenidas alzas del Salario Mínimo (que observa una significativa correlación con la evolución de los salarios informales); los aumentos de asignaciones famliares y la universalización de la asignación por hijo, complementaron la parte indirecta del salario y establecieron una inédita política dirigida a garantizar un umbral de ingresos independiente de la situación laboral; los continuados aumentos de los haberes jubilatorios –asegurados a futuro mediante una ley- y la masiva moratoria previsional comenzaron a saldar la deuda social contraída durante una década de precarización laboral y postergación de los pasivos; el renovado despliegue de planes sociales, aún con los enormes desafíos que supone su implementación, desplazaron su sentido desde la pura asistencia a la reinclusión laboral.

El resultado fue un sostenido incremento de los ingresos populares, realimentando el consumo y la demanda, y de allí la producción y el empleo. La consecuente caída de la desocupación, la subocupación y la informalidad fortalecieron la fuerza de negociación del conjunto de la clase trabajadora.

Sin embargo, como es sabido, y nuestra historia lo testifica abundosamente, el incremento nominal de los ingresos de la población no es garantía del correlativo incremento en su capacidad de compra, es decir del alza real de los ingresos. Era necesaria una específica arquitectura económico-institucional para que los aumentos de salarios y jubilaciones no fuesen evaporadas por la desigual capacidad de que dispone el sector empresario en la determinación de sus precios.

La regulación de sectores claves mediante la combinación de retenciones, compensaciones, acuerdos de precios, establecieron un sistema de facto de tipos de cambio múltiples. Las retenciones atenuaron el impacto inflacionario del dólar caro sobre los bienes transables, y a la vez proveyeron los recursos para instrumentar las compensaciones que redujeran el ritmo de crecimiento de los consumos básicos de los asalariados. Mediante esta arquitectura pudieron conciliarse la rentabilidad de los sectores industriales -que pudieron captar los beneficios del TCR alto-, y el alza real de los salarios, superando los históricos dilemas entre las alternativas de atraso cambiario, con salarios reales altos pero elevado desempleo, y dólar caro, con bejo desempleo pero salarios deprimidos.

Piedra angular del nuevo modelo de desarrollo, este complejo dispositivo no está exento de tensiones, y dificultades en la gestión de los acuerdos de precios y subsidios, pero es menester señalar que todo modelo que efectivamente pretenda establecer mecanismos institucionales redistributivos deberá administrar sus consecuencias. La Economía Política de la Justicia Social, ni aquí, ni en ninguna época, puede estar libre de conflictos, la disputa por la apropiación del excedente adquiere su literal significado cuando éste comienza a beneficiar a los trabajadores.

Seguridad Social para todos


El CIEPyC (Centro de Investigación en Economía Política y Comunicación), jabonería platense perteneciente a la Facultad de Periodismo, tiene una interesante publicación llamada Entrelíneas de la Política Económica, en cuyo último número los economistas Rafael Selva y Alfredo Iñíguez se meten con la discusión previsional abordando la temática del remanido 82% ventilado por la oposición legislativa. Discuten los términos conceptuales y teóricos de un sistema previsional, pasan revista detenidamente a su evolución en argentina durante los últimos años y nos cuentan con detenimiento de dónde y cómo aparece la famosa relación del 82% -entre haber jubilatorio y salario del activo- con la ley 14.499.

Buen material, para desasnarse un poco y que los dirigentes políticos que cacarean mediáticamente sobre la cuestión se instruyan un poco, o al menos que un asesor les haga un summary.

Bajar la revista completa ACA, o el artículo reseñado ACA.

Por supuesto, también lo pueden seguir al compañero justicialista Rafael Selva en su blog de Diamantes Locos.

Datos Duros se renueva pero sin perder la esencia


Según algunos reputados blogueros, el formato de los blogs, en particular los blogs de economía y política, han llegado a un "techo", o a una crisis en la generación y comunicación de contenidos. Dislocados por la vertiginosa expansión de otras redes sociales -como facebook o twitter- la lectura de blogs, más exigente quizá que la dinámica de tales redes, se ve crecientemente soslayada como medio de acceder a información alternativa a los grandes medios del mainstream comunicacional.

Quienes escriben y actualizan un blog se ven también traccionados a volcarse a las redes sociales, sustituyéndolo como medio de comunicar, o empleándolo como medio promocional de las entradas producidas para el blog. En tanto que actividad fundamentalmente vocacional e individual, el tiempo disponible para la generación de contenidos propios igualmente se acota. Algún bloguero definió magistralmente su condición diciendo que "un bloguero es alguien que tiene banda ancha... y tiempo para escribir".

Datos Duros no es la excepción a esa tendencia. Puesto que una de las motivaciones fundacionales de éste blog fue la de proporcionar como herramienta e insumo para el debate político y económico trabajos originales de producción propia sobre temáticas económicas, sociales y laborales, la exigencia se multiplica, y los riesgos de repetirse y agotar ciertos temas crecen.

De modo tal que el autor de este blog (conocido como Sirinivasa) ha adoptado la decisión de imprimir ciertos cambios al desarrollo de Datos Duros. Los cambios estéticos pueden parecer a priori como sólo un juego de cambiar plantillas de diseño y hacer ensayos más o menos entretenidos en cuanto a la apariencia del blog, y quizá lo sean en parte, pero suponen y demandan un énfasis en el core bussines que tuvo este blog desde sus inicios, tratando de renovar y actualizar temáticas ya recorridas, dejando los temáticas más crudas del debate político e ideológico para correr en otros andariveles (husmeando un poco encontrarán rápidamente de cuáles se trata). El anonimato -tema largamente debatido en la blogósfera- también alcanza un escalón tal en que se vuelve insostenible, innecesario y falto de fundamento. Así pues que, sin caer en el vedettismo de ciertas salidas del closet habidas por ahí, sin estridencias ni más que decir, nos hacemos cargo de en dónde estamos parados y de dónde venimos.

Así que, para no alargar, trataremos de concentrarnos en lo que -creemos que- sabemos, de la mejor manera posible, tratando de proveer insumos para el debate y herramientas que sirvan a quienes comparten el éthos político del que nos consideramos tributarios. Girando hacia una estética seria y formal, pero preservando la savia nutricia del más puro alpargatismo populachero. ¡Viva Perón carajo!

El nuevo modelo de desarrollo


El Ministerio de Economía de la Provincia de Buenos Aires retomó la tradicional serie de los "Cuadernos de Economía", en esta oportunidad con un recomendabilísimo trabajo de Patricio Narodowski y Demian Panigo sobre el nuevo modelo de desarrollo vigente en la Argentina luego de la salida de la convertibilidad. Más allá de análisis sobre el desempeño del mismo en el contexto bonaerense la primera parte analiza in extenso la articulación y estructura del nuevo modelo. Moraleja... hay modelo. Vayan y vean, haciendo click ACÁ.
_

"Teoría" Económica


El compañero peronista Bradford DeLong se despacha con una mordaz e irreverente caracterización de la "ciencia económica" en la introducción a un análisis sobre la administración de la crisis global. Imperdible:

Uno de los secretos vergonzosos de la economía es el de que no existe una “teoría económica”. No existe, sencillamente, un conjunto de principios fundamentales en los que basar cálculos que iluminen los resultados económicos del mundo real. Debemos tener presente esa limitación del conocimiento económico cuando se está impulsando al máximo la austeridad fiscal en todo el mundo.

A diferencia de los economistas, los biólogos, por ejemplo, saben que todas las células funcionan conforme a instrucciones para la síntesis de las proteínas codificadas en su ADN. Los químicos comienzan con los principios de Heisenberg y Pauli, más la tridimensionalidad del espacio, y nos hablan de configuraciones de electrones. Los físicos comienzan con las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza.


Los economistas no tienen nada parecido. Los “principios económicos” que respaldan sus teorías son un fraude: no verdades fundamentales, sino meros mandos que se giran y se ajustan para que del análisis resulten las conclusiones “adecuadas”.


Las conclusiones “adecuadas” dependen de cuál de los dos tipos de economista se sea. Uno de ellos elige, por razones no económicas ni científicas, una posición política y un conjunto de aliados políticos y gira y ajusta sus tesis hasta que de ellas se desprenden conclusiones que se ajustan a su posición y gustan a sus aliados. El otro tipo toma los restos de la Historia, los echa en la olla, aviva el fuego y los cuece, con la esperanza de que los huesos emitan enseñanzas e indiquen principios con los que guiar a los votantes, burócratas y políticos de nuestra civilización, mientras avanzan lentamente hacia la utopía.


_

Badarolandia

En el Blog de Domingo Cavallo (nada menos que allí) se propone que el "mejor destino" posible para los activos de Fondo de garantía de Sustentabilidad, que administra la ANSES, es aplicarlos a cumplir con la deuda que el Estado tiene con los jubilados como Badaro, hayan iniciado o no juicio.

Bien, hasta aquí la sarasa habitual. Preguntémonos ¿qué tipo de redistribución de ingresos resultaría de tal propuesta?

Algunos Datos Duros sobre la cuestión:

Haber previsional de Badaro antes del fallo (2006): $ 1.435,33

Haber previsional de Badaro hoy (resultante del fallo y de las actualizaciones posteriores: $ 9.122,54

Incremento: +535,56 %

Veamos otros casos derivados directamente del fallo Badaro... verdaderamente notables!

Caso 1
Nº Beneficio 09-03214482-0
Cobraba de haber jubilatorio mensual: $ 4.150
Con la sentencia pasó a cobrar mensual: $ 43.700
Incremento: + 953,01%
Cobro de retroactivo: $ 1.962.000
Se jubilo en 1983, trabajaba en “Bed Ford Contruction Company” a cargo de la División Técnica de Investigación y Desarrollo.

Caso 2
Nº Beneficio 15-0-0107596-0
Cobraba de haber jubilatorio: $ 6.558
Con la sentencia paso a cobrar: $ 33.378
Incremento: + 409 %
Cobra de retroactivo: $ 2.735.000
Trabajaba en Pepsi Cola.

¿Lindo, no? Estos son algunos de los casos que mensualmente liquida la Anses.

Acá no pretendemos escrachar a nadie, sólo dejar señalado el falso sentido de "Justicia" que medidas como éstas pretenden tener.

Económicas de la UBA echa a Rolo

Encontramos esto en nuestra cuenta de correo electrónico. Desde ya, nuestra solidaridad y apoyo.

CÓMO ME ECHARON DE LA FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS DE LA UBA

Con este texto quiero informarles que fui echado de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, donde dictaba un curso de Desarrollo Económico desde el segundo cuatrimestre de 2005. En mi recibo de sueldo de marzo de 2010 figuraba con el cargo de Profesor Adjunto Interino Dedicación Parcial. Éste fue el último mes que cobré, porque a partir de ahí la Facultad no renovó mi designación. Nadie me informó de esta decisión, ni me dio razón alguna de ella. Debido a una confusión en la administración de mis cuentas personales (paradójica para alguien que estudia el capital), tardé en darme cuenta del problema. Finalmente el lunes pasado, y ante mi consulta, una empleada me explicó que desde marzo no figuro en la plantilla de docentes de la Facultad, porque mi designación no fue renovada. En una palabra, fui despedido, sin aviso.

Quisiera contextualizar brevemente este despido. Mi ingreso a la FCE fue conflictivo. Al parecer, y debido a que no tengo títulos académicos, el Consejo Superior encontraba extraordinariamente peligrosa, para la salud mental de los alumnos y de la ciencia, mi designación. La misma finalmente se produjo por apoyo del Departamento de Economía, de docentes, del sindicato y agrupaciones estudiantiles, y también, según me informaron, del entonces decano de la FCE. Aunque siempre con trabas. En una primera instancia –y cuando ya estaba al frente del curso– el Consejo Superior me nombró Docente Libre, sin salario. Planteé que si no cobraba, me iba de la facultad. Entonces me nombraron Docente Libre, con salario. Pero esto duró poco, porque en 2006 la Facultad no renovó mi designación. Como sucede ahora, tampoco en esa oportunidad me avisaron, ni me dieron razones. Los estudiantes, al enterarse, juntaron firmas –creo recordar que fueron más de 400– exigiendo que se confirmara mi nombramiento, y se me diera el salario correspondiente. Las autoridades del Departamento de Economía, finalmente, me explicaron que se había tratado de un error administrativo; y prometieron que me pagarían los meses que había dejado de cobrar. Al plantearles que de todas maneras sentía que estaba en una situación de extrema precariedad, me aseguraron que no era así, y que las cosas estaban regularizadas. Jamás cobré lo adeudado.

En los años que siguieron el curso de Desarrollo Económico que dicté junto a mis cuatro ayudantes, no fue cuestionado por las autoridades de la Carrera, ni por los estudiantes. En las encuestas que realiza el Departamento de Economía, y según me han informado, nunca salió mal parado. Varios alumnos me han manifestado que aprecian el hecho de que les ha ayudado a entender enfoques alternativos a los de la economía neoclásica dominante. También he dado clases en el Seminario sobre Mercados de Capitales, en la cátedra del profesor Nicolás Salvatore, que pertenece a la dirección de la Carrera. No tuve críticas por este desempeño, sino más bien lo contrario.

Dados estos antecedentes, ahora he planteado a la Dirección del Departamento de Economía que, en caso de que me vuelvan a nombrar, solo daré clases en el segundo cuatrimestre si antes de su inicio se me paga todo lo adeudado.

Sin embargo, esto no basta, porque necesito acabar con la situación de precariedad laboral en que me ha puesto la Facultad. No estoy dispuesto a seguir tolerando este maltrato y prepotencia. No puede ser que la Facultad eche a uno de sus empleados sin siquiera avisarle, o darle una razón de por qué lo hace. Tampoco es admisible que nadie se haga responsable. Esto no sucede ni en una empresa privada. Tampoco es posible que cada poco tiempo deba pasar por esta situación. No admito que ahora vengan a decir que se trató del error de un empleado.

Por lo tanto también exijo que se explique públicamente quién, o quiénes, tomaron esta decisión; y por qué razones lo hicieron. Es un mínimo requisito que debiera cumplirse en una Universidad que se pretende abierta, pluralista y transparente. Es también una condición para sentir que dejo de estar en la precariedad laboral.

En estos momentos muchos alumnos me están haciendo llegar su respaldo, e incluso su indignación ante lo sucedido. También lo están haciendo colegas docentes. Desde el exterior, docentes que se están enterando de mi despido de la FCE de Buenos Aires, preguntan si esto se debe a persecución ideológica, dadas mis ideas críticas de la economía neoclásica. Un buen número de estudiantes me ha manifestado su preocupación porque piensan que se está cerrando una cátedra que propone enfoques alternativos, y críticos, de los dominantes. Algunos se preguntan cuáles son los alcances reales de la proclamada apertura ideológica en la Carrera de Economía de la FCE.

A todos ellos, les estoy infinitamente agradecido por su solidaridad, comprensión y apoyo.

Rolando Astarita

30 de junio de 2010

Redistribución anti K


"No me robó a mí, le robó a Néstor y a Cristina"

Imperdible saga de crónicas de "una madre moderna, nacional y popular en su intento por conservar el glamour característico de las muchachas peronistas, mientras cría a sus pequeños hijos de 0 y 2 años". Ahora en formato Blog. Le damos una calurosa bienvenida blogosférica a esta brillante pluma, compañera, amiga y peronista (hasta nos regaló un colchón, de veras!!!).

Vayan y vean, no se van a arrepentir.
_

"Es matemático, algebraico" (brillante y loco)


Leemos:

Miro el mundo que tenemos, leo las profecías de Isaías, que son parte de la Biblia cristiana, respecto de lo que va a significar la llegada del Mesías, y compruebo que es imposible que el Mesías haya pasado por nuestra tierra, porque las naciones se siguen haciendo las guerras entre sí. Entonces, llego a la conclusión de que el Mesías no vino. Ahora, si yo al cristianismo le resto la idea de que el Mesías pasó por esta tierra, me da como resultado “el judaísmo del primer siglo”. Es matemático, algebraico.

Dos tipos, intelectuales free-lance del menemismo, siempre nos parecieron fascinantes. Uno, el Turco Asís, nuestro novelista de cabecera, Arlt de los 70' y 80', revulsivo de calidad inigualable por las plumas de los "grandes diarios" argentinos. El otro, éste hombre que aquí citamos, loco y brilllante, de una honestidad y consistencia intelectual que le permitía llevar hasta sus últimas consecuencias lógicas su posicionamiento, por chocantes que estos fueran al pensamiento liberal políticamente correcto.

En el párrafo citado da una clara muestra de ésa forma de buscar la consistencia discursiva, que aquí respetamos y compartimos ampliamente.

Además defiende los gobiernos sucedidos desde 2003 hasta hoy, y hace una interesante crítica de los 90'. Notable, sobre todo por ser quien es.
_

Gorditos y bonitos


¿Qué cosa? ESSSTO...

Desde acá, saludos a esos muchachos, salieron lindos.

Vulnerabilidades agroexportadoras


Pasaditos apenas los fastos bicentenariales, con las infaltables alusiones a lo que fue el primer centenario, y su celebración agroexportadora cuando, precisamente, tal esquema comenzaba su declive, leemos:

Si bien luce a priori que para China sería complicado reemplazar a la Argentina como su proveedor principal de aceite de soja, el gigante asiático también tendría algunas alternativas para sostener su decisión de no comprar la producción nacional. Una de las formas de sustitución sería la utilización del aceite de palma, cosa que en efecto ha venido haciendo en los últimos años.

Otra medida podría ser el incremento de sus propia producción interna, mediante la compra de poroto de soja y el aumento o sobreutilización de su capacidad de molienda. Esta estrategia le fue efectiva en el caso del acero, donde pasó de ser importador neto a uno de los principales exportadores.

¿Qué nos dirán Marianote y sus amigos? ¿Será para siempre la utopía de "darle de comer al mundo"? Si bien sabemos que, por esas cosas que tiene la tierra, donde se sembró soja un año, puede sembrarse otra cosa al siguiente, nos parece que, tal vez, los modelos de negocios, las infrestructuras, y ciertas culturas empresario-laborales de nuestra pampa rentista sojera, quizá no tengan la misma versatilidad para el cambio que la pacha-mama santa tierra.

Duros Datos Bicentenarios


Faltó: "litros de saliva insumida por los agoreros y profetas de la autodenigración nacional para seguirla chupando: dato no relevado".
_

El auténtico diario del bicentenario

Por el amigo Raúl Degrossi

Recién llegado de Buenos Aires de participar de los festejos del Bicentenario, vuelco mis impresiones de lo vivido a partir del domingo (que fue cuando llegué con mi familia), y tengo que empezar por decir que hubo una cantidad impresionante de gente, por los menos todos los días que nosotros estuvimos.

No obstante, seguramente el número estimado por Moreno y el Indec estará inflado, así que voy a esperar los datos de las consultoras privadas, que como todos sabemos, son los únicos serios.

Nos encontramos allá con unos amigos que tienen una hija estudiando en la UBA, y por eso lo primero que hicimos fue ir a su departamento para picar algo antes de ir a los actos. Las mujeres fueron a comprar algo a un Coto cercano, y cuando vinieron entendí el concepto de dieta disociada: en las milanesa el pan iba para un lado, y la carne para otro, seguramente a mitad de camino entre el súper y el departamento.

Terminamos de comer y nos tomamos el subte con rumbo a la 9 de Julio, y al llegar (ante lo que esperábamos fuera un clima de crispación) nos encontramos con una grata sorpresa: cerca del edificio del Ministerio de Desarrollo Social flotan globos alegóricos de una locomotora, un dinosaurio y una ballena. Es evidente que Pino Solanas, Ernesto Sanz y Lilita Carrió dan el presente, pese a sus diferencias con el gobierno.

Emociona ver largas colas en los stands de las Madres y las Abuelas, y en éste último una nena no logra convencer para entrar a su abuelo que la lleva del brazo, y que tiene un parecido increíble con Suárez Mason.

Comienza el desfile de las colectividades extranjeras, y claramente se destaca entre todas la boliviana por su número, alegría, organización. Como bien dice la locutora, trajeron a la Argentina su espíritu de trabajo y sacrificio, ese que según De Angeli es patrimonio exclusivo de los que toman vermouth en el bar del pueblo, mientras llaman por celular a ver a cuanto cerró la soja.

Pasa la colectividad china, ataviada con sus trajes típicos: las mujeres con atuendos parecidos a los kimonos, los hombres con camperas de cuero y celulares apurados por abrir el súper. En las colectividades austríaca y alemana (que desfilan juntas) hay algunos brazos en alto en una posición equívoca, y los integrantes de la colectividad griega ensayan una extraña danza: la música es de Zorba, pero los que desfilan pasan la gorra entre el público.

Aunque está empezando a llover y parece que la tormenta vendrá con todo, decidimos quedarnos hasta el final del desfile para ver pasar a la colectividad de Venezuela. “Tenemos que hacerle el aguante a Chávez” pensamos todos. Al final pasan ocho o diez bailarines seleccionados por Catherine Fullop.

Y pasa lo que tenía que pasar: los ruegos de Bergoglio al Señor de las Cosechas tienen éxito (y eso que todavía no empezó el Te Deum) y se desata una lluvia descomunal.

Todos empiezan a correr por las calles tratando en vano de no mojarse, y yo me empapo por completo incluyendo el jogging nuevo que me compró mi mujer dos días antes para estrenarlo en el viaje, y las zapatillas viejas que llevé yo para caminar cómodo. “Sonamos”, pienso, “no tengo pilchas para el acto del Colón de mañana.”.

Tratamos en vano de entrar en el subte pero un amontonamiento impresionante nos los impide. Pienso para mí: “qué oportunidad desperdiciada por la comisión interna para lanzar un paro sorpresa, y acumular fuerzas en la base social para lanzar el argentinazo”.

Al día siguiente (cambio de ropa mediante) rumbeamos para Plaza de Mayo, y de pronto sucede algo que desmiente el lugar común de que el kichnerismo (al igual que el primer peronismo) divide a las familias: en la mismísima Casa Rosada me encuentro a mi suegra, que viajó con mi cuñada la noche anterior.

Comenzamos a caminar por la Avenida de Mayo hacia la 9 de Julio y en la primera cuadra mi suegra se para a sacarse una foto con los Patricios. Aprovecho la oportunidad y la convenzo a mi mujer de separarnos y seguir viaje, “tu mamá no va a parar hasta sacarse fotos con todos los miembros de la Primera Junta, y nos vamos a demorar un montón” le digo y nos vamos.

En el Paseo del Bicentenario comienza el desfile de los autos antiguos y uno de ellos, que no logra ponerse en marcha, es superado por los otros en la línea de largada: parece que el reutemanismo ha decidido sumarse a los festejos.

En el mismo desfile, recuerdo aquel programa de Cha Cha Cha cuando Alfredo Casero hablaba de la primera brigada de motociclistas con problemas de encendido: el conductor de una moto con sidecar (increíblemente parecido a Pino Solanas) lucha por lograr ponerla en marcha.

Pasan varios colectivos antiguos en estado impecable, diría que mejores que los que andan por acá por Santa Fe, todos los días. El revanchismo montonero del gobierno no pierde ni siquiera esta oportunidad para colar su política de derechos humanos: no hay ningún Falcon verde.

Empezamos después a recorrer los stands donde se muestran cosas típicas o representativas de cada una de las provincias: frutas gigantes en el de Río Negro, la Casa de la Independencia en el de Tucumán, la maqueta del Puerto de la Música en el de Santa Fe.

Contra lo que yo esperaba, en el de San Luis no hay platos voladores, pero en el de Chubut un dinosaurio (un ejemplar de Dasnevesraptor supongo) muestra sus dientes al kirchnerismo

La lluvia de la noche anterior hizo estragos, y en el stand de Neuquen unos pibes se afanan por volver a poner de pie a un dinosaurio de goma espuma completamente empapado: el intento es tan vano como el de relanzar la candidatura presidencial de Sobisch.

Volvemos al hotel en busca de un par de piernas de repuesto, y porque quedarnos a ver en pantalla gigante el partido de la Selección contra los oficinistas de la embajada canadiense que te hacen el trámite de la visa, parece una alternativa poco emocionante.

Decidimos ir al acto del Colón, en nuestro humilde aporte al diálogo y al consenso, y a las tres o cuatro cosas en las que nos tenemos que poner de acuerdo los argentinos.

Cuando estamos llegando, nos cruzan un señor mayor y dos mujeres también grandes, él trajeado y ellas dos con vestidos negros de fiesta que se dirigen indudablemente a la gala. Los intercepta una mujer que vende escarapelas “a dos pesitos, vamos, a ponérselas que todos somos argentinos”, les dice para convencerlos. Los tres la miran con una mezcla de asco y horror, seguramente pensando: “nosotros no compartiríamos con usted el mismo planeta, no ya el mismo país”.

Pasa un tipo con la mujer llevando sillones para sentarse a ver el acto: o no esperaba la repercusión popular que tuvo, o son de la embajada del planeta Xillium, enviados por Rodríguez Saá.

Empieza el acto, que no se puede apreciar totalmente porque no se entiende el guión que lee un locutor de voz algo gangosa: hay quienes dicen que, en su afán de capitalizarlo políticamente, el mismísimo Macri ha tomado el micrófono.

Hay un helicóptero sobrevolando el Colón, ¿será De La Rúa que se va antes del final de la función, o Hadad que piensa entrar a ocupar su palco levantando el techo?

Desde donde estamos no se alcanza a ver claramente el escenario en el que hay cuadros de baile, pero me consuelo pensando que ver a Ricardo Fort en calzas no es algo que uno vaya a echar de menos; y en las imágenes que se proyectan sobre la fachada del Colón se hace un repaso de las grandes figuras de la lírica mundial: sorprende no ver en la galería a Iliana Calabró.

Mucha gente (con indiscutible aire de votantes del PRO) se empieza a ir desilusionada, seguramente porque en el acto Macri no hace su conocida imitación de Freddy Mércuri.

Una mamá intenta explicarle a su hijo de tres o cuatro años (que carga en brazos y se está durmiendo) la importancia del evento con algo así como: “mirá Facundito, no te podés perder esto que es re importante sabés, esto es el Teatro Colón y estuvo cerrado y ahora lo reabren, bla, bla,...”.

El pibe sigue haciendo esfuerzos enormes para sostener la cabeza, y es muy probable que en el futuro se sume a Al Quaeda y organice una serie de atentados con bombas contra teatros de ópera en todo el mundo, los traumas de la niñez suelen ser muy fuertes.

Una señora trata de abrirse paso entre la multitud diciendo “permiso, tengo que llegar a Retiro”, el argumento suena tan poco creíble como si dijera “disculpen, pero me cierra el canje de bonos de la deuda, tramo minorista”.

El acto es una típica postal del macrismo: imágenes proyectadas sobre una fachada. De todos modos, lo raro es que en un acto organizado por el PRO, no se escuche bien.

Termina el acto y una marea humana pugna por encontrar un lugar para comer, yo (experto en estas lides) les aconsejo a mi mujer y mis hijas”: “no hay que resistirse, hay que dejarse llevar y ver donde te dejan”.

Reviso mi teoría cuando la ola nos deja en la puerta de un restaurant donde un bife sale 68 pesos, y una parrillada para dos, 140, y espero la próxima que nos deposita enfrente, justo donde hay una promo de una muzzarella y dos cervezas por 48 mangos.

Nos sentamos a comer y mi mujer llama por el celular a mi suegra para decirle donde estamos, cuando llegan con mi cuñada se sientan en la mesa de al lado y piden una pizza. El paro de Barrionuevo se hace sentir: demoran como cuarenta y cinco minutos en traérselas (juro que yo no tuve nada que ver).

Como no tenían lugar en nuestra mesa, se sientan en la de al lado en los lugares que les ofrece un matrimonio que no los ocupaba. El tipo le da charla a mi suegra porque la ve que andaba con un prendedor de Evita y la mantuvo entretenida todo el tiempo. Después me entero que era radical, lo cual confirma que, entre tantos, alguno tenía que servir para algo.

Cuando volvemos a la calle, una gorda se queja amargamente al marido y a los hijos que se fueron y la dejaron sola “mientras los 5000 negros me tocaron el orto y me apoyaron”. La miro y pienso en consolarla diciéndole que, por una cuestión de volumen, seguramente fue involuntario y sin intención, pero no lo hago: temo que lo tome a mal.

Como estoy con mi señora y mis dos hijas les preguntó si a ellas les pasó lo mismo y me dicen que no. No muy convencido de la respuesta, no se si atribuirlo a la caballerosidad del público, o al hecho de que todos estamos con el cuerpo completamente insensibilizado de la cintura para abajo.

Volvemos a la 9 de Julio buscando lugar cerca del escenario principal cuando están tocando Los Kjarkas, (tengo que explicarle a uno que no son kirchneristas garcas) y para estar ahí cuando todos cantemos el himno a las doce de la noche.

Cuando termina de cantar la Sole, se arma el desbande y mientras empieza el espectáculo de tango vamos buscando la salida, y cuando llegamos al cruce con Sarmiento (la calle, no el prócer) lo encontramos a Mariotto (este sí, en camino de ser un prócer), al que apenas alcanzamos a saludar antes que una columna de fans de 6 7 8 se lo lleve puesto con rumbo desconocido.

La misma ola se lleva a mi suegra, así que cuando vuelva a Santa Fe prendo Canal 7, a ver si aparece de panelista en el programa, y aprovechamos el vacío que se genera para acercarnos a hablar con Filmus (ya que Sarmiento no estaba), que parecía francamente emocionado.

Cuando volvemos al hotel, pasan por la tele imágenes de los presidentes extranjeros que vienen invitados a los festejos, y cuando aparecen Zelaya y su mujer, la mía insiste en que están alojados en el hotel que estamos nosotros, y que ella se los cruzó en el ascensor.

Yo le digo que una cosa es que lo hayan derrocado, y otra que además le hayan confiscados los bienes dejándolo en la calle, y sin guita para pagar otra cosa.

Nos dormimos después de ver las imágenes de la gala del Colón, con Ricardo Fort con un traje de luces que reíte de Dominguín o Manolete, y Susana con cara de estar pensando (dado que la función que daban era “La Bohemia”): “¿para qué nos mostrarán la vida de una hincha de Atlanta?”.

El 25 de mayo amanece con un sol esplendoroso, como dice la canción, desmintiendo aquello de que los días peronistas eran el 1º de mayo y el 17 de octubre.

Antes de salir prendemos la tele, y Gastón Recondo opina (ante el comentario de otro panelista que destacaba la ausencia total de episodios de violencia en los festejos) que eso pasa cuando la gente va espontáneamente a los actos.

“Sí”, pienso yo, “como por ejemplo el 19 y 20 de diciembre del 2001”. ¿Nace un nuevo cientista social, un agudo analista de la realidad nacional para reemplazar a Guinzburg, y suplir el ostensible declive de Lanata y Pinti?

Allí comentan el acto que en el acto del Colón de la noche anterior uno de los dos únicos gobernadores presentes fue Binner, que se ve que se ha tomado en serio eso de tener completo el carnet de vacunación contra el populismo, no le falta ninguna dosis: desde el coloquio de IDEA a Expoagro, el tipo no deja pasar una.

Decidimos ir caminando por Callao y cuando llegamos a la plaza enfrente del Congreso, hay un acto de los pueblos originarios, y más allá, en la Plaza Lorea, se congregan (bueno, es un decir) grupos de izquierda del MST, el PO y la CCC. Un cantautor confundido (seguramente escindido de la Plaza Lorea) se apodera del escenario montado en Plaza Congreso para cantar un tema dedicado a Severino Di Giovanni.

Viendo la concurrencia (sobre todo en la Plaza Lorea) y escuchándolo, me doy cuenta de algo: lo de las izquierdas no será la política de masas, pero la rima y la métrica, menos.

Cuando llegamos a la 9 de Julio, aviones militares pasan en vuelo rasante y pienso: “cagamos, se levantó otra vez la Marina como en el 55’, y sí, mucho tiempo no se iban a bancar este tema de los derechos humanos”, pero enseguida me doy cuenta como viene la cosa: Cristina se pudrió de los agravios de Macri y mandó a bombardear el Colón. Igual, espero que Piñeyro no tenga razón y se caigan sobre nuestras cabezas.

Nos dirigimos hacia uno de los escenarios, donde se va a presentar la delegación musical de Santa Fe, que en realidad resultó ser una embajada de Rosario, con Los Palmeras como artistas extranjeros especialmente invitados.

Baglietto tiene menos aire que el Chacho Coudet, y Lito Nebbia hundiría la balsa si se subiera ahora, pero los dos le ponen onda y contagian a la gente, sobre todo el primero cuando canta el tema que es cortina musical de 6 7 8 (todo un dato a tener en cuenta).

Entre los dos, aparecen propuesta vanguardistas: dos xilofones (me corrigen y me dicen: “no seas bruto, son marimbas”) y otro dúo de bajo y salero/pimentero, con música que perfectamente podría ser usada por el Coprosede para prevenir disturbios los sábados en las canchas del ascenso.

A mí me parece que, si con ese día y en ese marco la gente alrededor bosteza y se empieza a ir, hay algo que no camina, menos aun cuando suben al escenario Los Palmeras, y los primeros acordes de “El bombón asesino” provocan un movimiento migratorio impresionante (un aluvión zoológico diría Sanz) desde todos los puntos del Paseo que virtualmente nos aplasta contra las vallas. Si yo fuera Binner, replantearía las opciones musicales de cara a las elecciones en el 2011.

Nos movemos hacia el escenario principal y conseguimos ubicarnos en el mismo lugar de la noche anterior, y al lado nuestro (al igual que entonces) unos tipos improvisan un puesto de choripanes colocando encima de un carrito de supermercado una chapa sobre la que ponen las brasas y arriba la parrilla.

Después que no me vengan con que en la Argentina no hay clima de negocios, eh.

Lo que si es cierto es que a los actos del gobierno van todos por el chori: la cola empieza abajo del reloj del Banco Ciudad y llega más o menos hasta la bajada de la autopista Illía. De todos modos, esto desmiente las teorías de Sanz: no sólo en droga y juego se van los 180 pesos por pibe, también hay espacio para el Hombre Araña inflable, pero eso sí: del Bicentenario.

Enfrente nuestro, en una especie de cabina o algo parecido, unos pibes tratan de treparse y son subidos por los que están arriba al mejor estilo del palco de Ezeiza, aunque en este caso (sobre todo cuando las que quieren subir son minas) la técnica que prevalece para ayudar al ascenso, es la mano en los fondillos del pantalón (los agarran del forro del culo, bah).

Los que quedan en esa especie de platea privilegiada reciben de lleno y por horas la humareda del puesto de choripanes que está justo abajo, con lo cual después de un tiempo tengo ganas de decirle al parrillero que los diera vuelta para el otro lado que se le iban a pasar, pero lo pienso mejor: a mí tampoco me gusta que otro se meta a darme indicaciones cuando estoy haciendo un asado.

No puedo evitar pensar en lo que debe ser volver hasta Berazategui con alguno de los que están arriba, en un colectivo con vidrios cerrados, y si es hasta Jujuy ni hablar: ya sería como pensar que el choripán es como la revolución: un sueño eterno.

Sorprendido veo a un chino con una remera con la cara de Evita, pienso para mí: “¿los amarillos no eran del Pro?”, y cuando anuncian por los altoparlantes que el desfile esta organizado por Fuerza Bruta, al lado mío alguien dice: “sonamos, D’Elía va a empezar otra vez a los piñazos y seguro viene la patota del Indec con Moreno y “Acero” Cali”, pero le explico de que va la cosa y se tranquiliza.

El desfile de carrozas se demora bastante, y un amigo me pregunta: “¿no estará a cargo del general Alais?”. Otros se quejan porque no entienden las alegorías de las carrozas: esperen a que gobierne Pino Solanas y festeje el centenario de su cumpleaños, y después me cuentan.

Sin embargo, tengo que admitir que la carroza que representa las distintas crisis económicas es algo confusa, ¿quisieron decir que para Martínez De Hoz, Cavallo, Souruille y otros era muy complicado armar planes económicos estando cabeza abajo, o que nos dejaron a los argentinos culo para arriba?.

La continuación del paso de las carrozas se demora y algunos proponen integrar a los que ocupan el recorrido al desfile mismo, concretamente dentro del paragolpes del camión que va adelante. El kirchnerismo paga el costo de no reprimir la ocupación del espacio público.

La ansiedad que hay porque el Congreso vote ya la ley despenalización del consumo es muy grande: al lado mío dos tipos no pueden esperar que salga, y están armando un porro.

Ironías del destino: cuando desfila el cuadro que representa al campo, el tractor que lo encabeza no puede avanzar, porque hay gente que se atraviesa en el camino. Hace dos años vivimos la situación inversa, ¿una alegoría del cambio de humor social sobre las protestas de la Mesa de Enlace?

Por las pantallas gigantes vemos en la 9 de Julio como Cristina baila con la murga que desfila por la Diagonal Norte. Pienso en Mirtha Legrand diciendo: “¡claro, como querés que vaya al Colón si es una negra grasa bailantera!”.

Veo en la misma pantalla la imagen de Kirchner y me resigno: no va a pasar desfilando por acá con el caballo manchado.

Cansados, nos vamos al hotel cuando está terminando el desfile y antes de que empiece el recital de Fito Páez, el heladero del rock, pensando en todo lo que vimos y vivimos.

Desmintiendo rotundamente el lugar común berreta de los medios, se vivieron días de enorme alegría popular sin crispación alguna, salvo la cara de tujes de Bergoglio en su Te Deum, o las quejas de Bonelli por TN (¿tendrá un piércing en la lengua que cada vez se le entiende menos?) por el poco espacio que se le dio en las imágenes del Cabildo a los otros gobiernos democráticos fuera de los de Perón.

Descartado que esté hablando del de Alfonsín (recordado en varios tramos), y con la duda si para él los de Illía y Frondizi eran o no democráticos pienso: “¿se referirá a De La Rúa y Menem?, ¿cómo exponer en un pantallazo la semana de gobierno de Rodríguez Saá?”.

Lo que si es verdad (y es algo a lo que el gobierno nacional tendría que prestarle atención) es que durante varios días Buenos Aires vivió un descomunal, continuo, absoluto y permanente caos en el tránsito, eh.