·

·

Más sobre el 82%


Leemos a Demián Panigo:

La aplicación del 82% móvil sobre los haberes previsionales 1) Aumentaría la desigualdad en un 15 por ciento y reproduciría la brecha del sector activo en el pasivo

2) La jubilación mínima sólo subiría un 37 por ciento, mientras que la media y alta lo harían entre un 80 y un 1.000 por ciento


3) Como consecuencia directa del punto anterior, entre 20 y 40 mil millones de pesos serían destinados a los sectores de ingresos medios y altos, no a los más vulnerables, y ese dinero se concentraría en las provincias más ricas del país


4) Volvería la inequidad de género, reparada en el último año sobre todo por la incorporación de las amas de casa al sistema previsional, y serían de nuevo los hombres de altos ingresos quienes más se beneficiarían


5) Se obligaría a la Anses a desinvertir sus activos de manera anticipada y forzosa, generando una pérdida millonaria al Estado y una vuelta de ese capital de todos los argentinos a las arcas de los bancos privados generadores de las Afjp.


Nota de lectura obligatoria, y anticipo de un trabajo en preparación, LEER ACÁ.

10 refutaciones:

Carlos dijo...

¿Es en serio muchachos?
Su sensibilidad social me conmueve.
¿Están al tanto de la pequeña cuestión legal que ha llevado al inicio de cientos de miles de juicios por reajuste de haberes?
Estos juicios se resolverán necesariamente a favor de los jubilados ¿quién va a pagar?
En el anterior ciclo económico el pago de las deudas con los jubilidos llevó a la privatización de YPF ¿qué vamos a vender para pagarle a los jubilados litigantes?

Personalmente no estoy dispuesto a aportar para mi jubilación si después me van a pagar la mínima ¿ustedes sí? los felicito, la Madre Teresa al lado de ustedes es un poroto.

exSirinivasa dijo...

Carlos, por favor, tomátelo con calma, el 82% jamás fue para todos los haberes. Arrancaba en el mínimo y llegaba hasta 28% para los mayores ingresos

Anónimo dijo...

1.- Es deficil definir la justicia del haber previsional ya que por un lado, el autor de la nota parece querer decir que lo justo sería que todos los jubilados cobren igual, o que no exista brecha exagerada entre los que más perciben y la mínima; pero eso es justo? es justo con una vida de esfuerzo y dedicación al trabajo de una persona que ahora tiene 75 años y observa que todos esos 40 años de aportes no le han servido para asegurarse un pasar acorde al esfuerzo durante su ancianidad?
2.- No, la justicia del haber previsional creo debe estar directamente relacionada con el esfuerzo que el pasivo hizo durante su activdad, por eso, un porcentaje único para todos (75, 82, etc.).
3.- Por supuesto que el Estado puede otorgar pensiones graciables o jubilaciones mínimas a amas de casa (lamentablemente conozco casos de mujeres que no aportaron nunca, no necesitaron salir a trabajar, optaron por no hacerlo, educaron a sus hijos las 24 horas del día, y ahora perciben como las mejores, sus jubilaciones en paridad con esas otras mujeres que debieron salir a trabajar, dejar a sus hijos internados en algún lado, trabajar afuera y adentro, y hoy añoran haber podido pasar más tiempo con sus hijos cuando pequeños), pero debe valorar que no puede pulverizar el esfuerzo de toda una vida, por el contrario, el sacrificio debe ser premiado en nuestra sociedad.
4.- Si A se mató estudiando mientras otros jugaban al billar en el bar de la esquina; si se mató trabajand mientras otros fichaban; si hizo una carrera laboral asumiendo riesgos y responsabilidades organizacionales mientras otros hacían la plancha, cuál es la razón para que no perciba un haber previsional acorde?
Esteban

El coso de al lao dijo...

En varias oportunidades he visto que muchos que comentan suponen que los que han logrado su jubilación gracias a las moratorias y a las inclusiones que ha hecho el gobierno, son todos vagos que no han aportado mientras ellos sí lo han hecho.
Conozco muy poca gente que ha logrado sobrevivir hasta los 65 años sin haber trabajado y pasándosela en el bar de la esquina jugando al billar. Es más la mayoría que conozco que han logrado hacer la plancha, tuvieron siempre trabajo e hicieron siempre los aportes.
Una gran cantidad (demasiado grande) de argentinos que sobrevivieron, sobreviven y sobrevivirán de su trabajo no han hecho aportes porque siempre los tuvieron en negro, porque trabajaron de changas, o porque forman parte de ese 25% de desocupados que galardonó la década del 90.
Naturalmente que hay casos y casos.

Ana C. dijo...

Algo parecido había escrito yo por acá.

Anónimo dijo...

Muy buena la nota de miradas al sur y excelente el post en el mismo sentido de ana C....
no se trata de una jubilaciòn igual para todo el mundo, pero no hay nada que justifique pagar jubilacioens de 33.000 pesos y otras de 1300.
los que trabajaron y ganaron mucho ya tuvieron sus mayores ingresos cuando fueron activos.... pudieron ahorrar, acumular y vivir mucho mejor que los que no pudieron tener ingresos tan elevados...
por què un gobierno deberìa reproducir las desigualdades entre los pasivos, si ninguno trabaja?

Punto de Desequilibrio dijo...

"La recomposición de los haberes no puede quedar supeditada a la sustentabilidad del sistema con la estructura de ingresos que ésta tiene hoy. Mientras el gobierno sostienen esta lógica no tiene ningún reparo en confundir la caja previsional y el resultado del tesoro para exhibir un superávit fiscal que viene menguando, aprovechando el superávit previsional. Tampoco tienen ningún recaudo en complicar la sustentabilidad del sistema utilizando parte de los recursos del Fondo de sustenantabilidad para salvar a los capitalistas de la crisis como hicieron el año pasado, aunque estos siguieron despidiendo trabajadores y bajando salarios.
Los recursos del sistema previsional se nutren en gran parte de los impuestos recaudados por el tesoro (algo así como el 15% de la recaudación nacional se destina a la ANSES). En la estructura impositiva del país hay un enorme peso de los impuestos al consumo, que tienen mayor peso sobre los sectores más pobres, y un peso casi irrelevante de los impuestos a la propiedad. En el caso de la ganancia, la renta financiera no está gravada en absoluto, y existen numerosas exenciones y desgravaciones que permiten una alta tasa de elusión para estos impuestos directos. Junto con los aportes patronales, acá habría mucha tela para cortar en vez de condenar este modesto aumento con pronósticos agoreros.
Esta masa de recursos, junto con la declaración del no pago de la deuda externa y la apropiación íntegra de la renta agraria (y minera e hidrocarburífera) sobre la base de la expropiación de los grandes terratenientes, permitiría los recursos tanto para sostener el el 82% móvil para todos los jubilados, como para garantizar trabajo para todos con un ingreso acorde a la canasta familiar.
Como se ve, el desfinanciamiento del sistema no es en modo alguno un futuro inexorable, sino que parte del supuesto -que une a los K con la oposición patronal- de que no se tocarán las ganancias financieras, la gran propiedad y los aportes empresarios. Y también, de que no cambiará la política de los K de usar los fondos previsionales para una gran variedad de fines, menos garantizar a los jubilados haberes que no sean miserables, lo cual no podría hacerse si hubiera un control democrático de esos fondos por parte de los trabajadores activos y pasivos". post completo en http://puntoddesequilibrio.blogspot.com

Anónimo dijo...

El Estado no puede de ningún modo reproducir las asimetrías e injusticias del mercado. En este caso el mercado laboral de los activos. Debe haber una escala según los aportes activos, pero también debe haber un tope máximo. No puede ser que alguien gane 33.000 pesos por más beneficios y azares que haya recibido de la vida y otro trabajador no registrado que no ha sido fortuitamente beneficiado con el mismo azar, reciba $1.300. El Estado de ningún modo puede profundizar esta injusticia desde el pago de haberes al sector pasivo.

Cresto dijo...

Siri (o exSiri) ¿cómo le va, tanto tiempo? Nosotros, intentando volver al ruedo (laburo, blog, vida) después de tanto tiempo (en el largo plazo) y hechos tan duros (en el corto)...

¿Usted? ¿Desapareció el blog? Esperemos que no...

Un gran saludo

Anónimo dijo...

DATOS no tenés nada sobre como se compone el presupuesto sobre todo los datos de educacion y seguridada social