·

·

La inflación de las "consultoras" econochantas




Buscamos, buscamos y al fin encontramos. Es en el Cash del 19.12.2010 que aparecen sendas notas sobre las agencias calificadoras de riesgo y los intentos diversos de los países centrales por regularlas.

Por estas playas, en cambio, las solicitudes cursadas a diversas consultoras, por parte del Gobierno Nacional, para que informen acerca de las "metodologías" empleadas para elaborar sus indicadores de precios -que derivó en algunas multas- desataron un retahíla de indignadas voces en defensa de lo que -presuntamente- estaría encuadrado en las garantías constitucionales a la libre expresión. El asqueroso populismo de los gobiernos sucedidos desde 2003 a la fecha estaría derivando -según estas indignadas voces- en un, poco menos, que autoritario fascismo.

Creemos que ambas cuestiones -bien que con diferencias- tiene un hilo conductor.

Veamos cómo aborda el gobierno fascista de barack Obama la cuestión de la regulación de las agencias calificadoras de riesgo. Leemos:

La nueva ley de reforma financiera aprobada en julio pasado por iniciativa de Barack Obama dinamita hacia adelante esta línea defensiva utilizada por las calificadoras al establecer que las notas no pueden ser consideradas simples opiniones fuera del alcance de la Justicia. La norma considera que las actividades de las calificadoras tienen un carácter fundamentalmente comercial, por lo que deben aplicárseles criterios de responsabilidad y control similares a los que se ejercen sobre auditores, banqueros de inversión o analistas de valores cuando se comprueba una actuación negligente.


Por su parte, los gobiernos fascistas de la Unión Europea establecieron:

que las agencias de calificación europea deben someterse a un control centralizado por parte de la nueva Autoridad Bursátil Europea. Esta institución tendrá poderes para realizar inspecciones por sorpresa o imponer multas a estas compañías de hasta el 20 por ciento del volumen de negocios en caso de detectar irregularidades. Además de las críticas surgidas por la debacle financiera del 2008, los líderes europeos han acusado a las calificadoras de agravar la crisis de endeudamiento de la eurozona por haber degradado simultáneamente la nota de la deuda de Portugal, Grecia y España.


Así pues, tratándose de organizaciones privadas con fines de lucro, cuyo producto principal tiene una importante incidencia en la formación de las expectativas de los agentes económicos, los países fascistas -según el criterio de los indignados de aquí- determinan políticas públicas encaminadas a regular su accionar, las cuales contemplan sanciones diversas.

Respecto a los procedimientos empleados por las consultoras locales para elaborar sus índices de precios, el domingo pasado, nos enteramos que:

- Efimac, de Miguel Kiguel, y abeceb.com, de Dante Sica, no llevan a cabo ningún tipo de encuesta o muestreo de precios. Realizan sus estimaciones utilizando una fórmula que computa la evolución de la emisión monetaria y el gasto público, un procedimiento que no tiene ninguna relación con la realización de un IPC, hecho que jamás aclararon en sus informes mensuales.

- Fiel realiza un muestreo de apenas 90 productos en 150 locales de la Ciudad de Buenos Aires. Se trata de un muestreo telefónico en 150 comercios de la ciudad. En Cuidado Personal releva, por todo concepto, ocho gimnasios de la ciudad.

- Ecolatina, fundada por Roberto Lavagna, mide 80 precios, en 120 comercios, de los que 80 están radicados en la ciudad autónoma. Las comidas fuera del hogar son relevadas tomando en cuenta el menú del día de 15 restaurantes del microcentro. La indumentaria se mide tomando precios de zapatos de varón y mujer en 14 locales de la ciudad y dos de la provincia de Buenos Aires, ambos situados en shoppings. Educación la miden siguiendo la evolución de la cuota escolar de 30 colegios del Area Metropolitana, sin tener en cuenta los precios de útiles escolares, delantales, mochilas y otros elementos. Cuidado Personal se releva siguiendo sólo el ítem corte de cabello, en 20 peluquerías de la ciudad y la provincia. También sigue el precio del atado de cigarrillos, un producto eliminado del índice del Indec y de la mayoría de los países hace diez años.

- Orlando Ferreres y Asociados sigue la evolución de precios en supermercados de la Ciudad de Buenos Aires telefónicamente. Su canasta está compuesta por 70 bienes y servicios, de los que sólo 12 son alimentos. En Indumentaria releva jeans y trajes de hombre; en Turismo, el precio de los hoteles en Mar del Plata; en Servicios Públicos, un ítem muy fácil de seguir, sólo mide telefonía y electricidad, y en Equipamiento y Mantenimiento del Hogar releva precios en una cadena comercial de electrodomésticos.

- Bein y Asociados mide todos los rubros que incluye el Indec. En Alimentos y Bebidas sigue la evolución de los precios que mide el índice oficial, pero sólo en cadenas de supermercados. Comidas Fuera del Hogar es el rubro más flojo: sigue el menú del día de 18 bares y restaurantes del microcentro. En Indumentaria se incluye ropa interior y exterior de varón y mujer y calzado de ambos sexos. En Gastos Comunes de Vivienda releva todos los servicios y las expensas. En Equipamiento y Mantenimiento del Hogar releva casas de electrodomésticos, supermercados y casas de decoración, pero a través de sus páginas web.

- Economía y Regiones, de Rogelio Frigerio, realiza su muestreo sólo en la Ciudad de Buenos Aires y que la implementación práctica de su medición se realiza por Internet, soslayando comercios que no cuentan con páginas web, y no especificó cuántos bienes y servicios releva.

- M&S, de Carlos Melconian, informó que realiza una encuesta mensual telefónica en 100 comercios de la Ciudad sobre 90 productos.

Aquí en [D&D] creemos que la libertad de expresión no está en juego, que su invocación es puramente retórica, y que -insistimos- se trata de regular la actividad de organizacioines privadas con fines de lucro que elaboran un producto con una alta incidencia en las expectativas de los agentes económicos, y que por tanto, cuanto menos debiera saberse qué es -en verdad- lo que están diciendo cuando dicen X%.

Entonces, no jodan con la libertad de expresión, justo por estas fechas encima, donde bien viene recordar lo que fue la dictadura terrorista, y lo que significó en serio pisotear la libertad de expresión, y unas cuántas cosas más.
_

43 refutaciones:

chacall dijo...

Esos indices no son ni reemplazan al IPC... ahora pregunto ¿esas consultoras lo venden como el IPC o cómo un índice de precios más? ¿No puedo yo pagarle a alguien para que arme cualquier índice que a mi me importe para tomar mis decisiones?

Reitero las consultoras los venden como IPC equivalente al indec (donde evidentemente habría engaño) o los venden como índices de referencia, con los cuidados del caso? Porque tal vez lo que llama la atención de los medios, que eso si está claro, lo divulgan la mayoría de las veces como el "IPC De la consultora XYZ", es que la divergencia es mucho mayor ahora que antes del 2007.

Pregunto, porque mis consumos personales y particulares y los de una población objetivo sobre la que quiero trabajar tiene que estar mejor representada por el IPC-INDEC que por un índice de precios de la consultora XYZ?. No le puedo pagar a la consultora XYZ para que arme ese índice? No llamaría la atención que durante años el índice tenga cierta convergencia con el IPC, más allá de diferencias puntuales y reales, y que de golpe no pueda establecerse a partir de un momento t, ningún tipo de relación?

La verdad no entiendo el ataque a las consultoras, entiendo que el que compra estos índices sabe lo que está comprando, y los que compran estos índices seguramente se interesan por las metodologías.

Otro tema es como la prensa los divulga.

saludos!

Anónimo dijo...

no, los indices son un producto mas del portfolio de consultoras, que ademas venden analisis economicos, conferencias mensuales, etc.

y todo eso se compra por el prestigio de la consultora, lo que si, cuando te dan el estimado de inflacion, no aclaran nada ni la muestra ni el error estimado, ni siquiera te dan una banda de error en algunos casos, los vi asi que no me lo contaron.

el problema es cuando pontifican en radio/Tv/diarios y no dicen nada acerca de su error, y la palabra pontifican es muy cierta

en escenarios de 20 y pico, que le erres por 1 no es grave, en escenarios de 5 si, y le erran por ese 1. luego, ex post te dicen, imprimieron menos, la FED saco el pipripi.

por eso, es solo lealatad, si salis en radio/TV/diarios a pontificar, pone el error posible, nada mas.

Demas esta decir que deberia existir un marco de referencia confiable, no lo hay

Voces dijo...

Chacall:
"La verdad no entiendo el ataque a las consultoras, entiendo que el que compra estos índices sabe lo que está comprando, y los que compran estos índices seguramente se interesan por las metodologías."

Me parece que lo que se discute, no es la calidad del producto, cuando Juan Perez le compra tal estudio de mercado a la consultora XX.

Creo que el problema central es que "construyen opinión pública" cuando "pontifican" en los medios que la inflación fue del xx%, sin metodologías serias y sin muestreos de precios lo suficientemente extendidos para que sean convergentes con los precios del país y no sólo con los de una región o ciudad.
Cuando uno hace eso, o no es serio (es un chanta) o forma parte de una "construcción de opinión pública" sesgada.

Best Seller dijo...

Simplemente genial. De todo lo que leí hasta ahora sobre el tema (tanto a favor como en contra) esto me parece lo más acertado!
Saludos.

Ana C. dijo...

Ay, Siri, Siri. Se te debería caer la cara de vergüenza por hacer esa comparación.

economiaposible dijo...

Si el INDEC midiera los precios en forma correcta (científica como se escucha decir hoy en día), nadie necesitaría una medición privada para "formar expectativas". Estos consultores encontraron este nicho de mercado, y lo explotaron, justamente por el "abandono de funciones" del INDEC.

Al mismo tiempo es gracias a que la inflación es alta (proyectada entre 25 y 30% para este año) que es tan importante tener una estimación mensual para ver en qué períodos se acelera o desacelera. Si la inflación fuese baja, entre 0 y 5% anual a casi nadie le interesaría la estimación de cambio mensual de precios.

Por los dos hechos descriptos, metodología no confiable en el INDEC e inflación alta, el responsable es el gobierno, no las consultoras. Saludos,

martín

Voces dijo...

Me parece que la responsabilidad del gobierno es por la metodología no confiable del Indec, pero NO por la inflación.

Mateo dijo...

Además de quien sea el responsable primero de que ahora "estén mucho más de moda" las mediciones privadas de IPC, etc. etc., yo quiero agregar algo conceptual.

El gobierno multa porque según la Ley de Lealtad Comercial, las mediciones privadas tienen una amplia divergencia con las mediciones oficiales (lean la justificación de la Subsec de Comercio). Ni hace falta aclarar que esa sola razón para multar es ridícula por la intervención del INDEC; sí es bueno aclarar: no las está multando porque le dijeron a su cliente que el IPC lo medían "así" y en realidad lo miden "asá", se entiende???

Las multan porque dicen que esos porcentajes forman expectativas de los agentes económicos. A ver si alguien me responde: ¿quién publica en los medios de comunicación esos porcentajes? ¿TN, que no entiende una mierda de mediciones de IPC y si le hablás de banda de error Bonelli (economista) se te queda mirando... o las consultoras, que más allá de dudar de la honestidad de tal o cual, jamás van a tener los recursos para llevar a cabo la medición del IPC como sí lo puede hacer el INDEC?

No jodamos, a mí también me gustaría romperle el traste con una multa de medio palo a los idiotas que operan diciendo que hay 40% de inflación anual, pero la aplicación de esta ley en este caso simplemente está mal; te la tenés que aguantar.

Si se acepta este criterio de multa, mañana sale cualquier ONG o asociación a agarrar los datos y decir que en Arg. hay 16 crímenes contra personas cada 100.000 habitantes por año. Acto seguido: TN agarra el informe y lo pone como pantalla de crónica las 24 horas en su pantalla, bajo el lema: INSEGURIDAD! Suponiendo que las estadísticas oficiales en este concepto estén manipuladas, también habría una gran divergencia en cifras; ergo, se las debería multar a las ONG. ¿Alguien puede negar lo ridículo del caso?

Pablo dijo...

Como buen economista que sos D&D deberías dejar de buscarle las vueltas y poner bien claro que estás en contra de la intervención del INDEC, y de los atropellos del gobierno.

En fin...

Anónimo dijo...

Por favor, cuanto caradurismo, esto es como el tema de los derechos humanos: que una consultora haga "terrorismo" económico tergiversando datos y haciendo análisis segados es una cosa... pero que eso mismo la haga una repartición oficial como el INDEC es crimen de lesa economía.

¿Es tan difícil de entender?
Los hijos de puta del gobierno están ganando un poco de tiempo y márgen de maniobra al precio de destruir las estadíasticas de la nación, espero que alguna vez los juzguen por su crimen.

(Alcides Acevedo)

Mauro A. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mauro A. dijo...

Despues los tercos y fanáticos somos los oficialistas.

Mas allá de cualquier apreciación subjetiva del autor, hay datos objetivos que demuestran lo trucha que son las encuestas privadas que intentan hacerse pasar por IPC, cosa que ninguno de los que opinó reparó.

Con afán de esquivar al bulto, veo opiniones como:
"Reitero las consultoras los venden como IPC equivalente al indec (donde evidentemente habría engaño) o los venden como índices de referencia, con los cuidados del caso?"
Donde, por un lado algunas, si lo venden como IPC equivalentes (y hasta superadores), y por otro lado todavía nadie ha demostrado que "habría engaño" por parte del INDEC

U opiniones como: "Ay, Siri, Siri. Se te debería caer la cara de vergüenza por hacer esa comparación."
Donde no dice nada de nada

U otra opinion como: "Si el INDEC midiera los precios en forma correcta (científica como se escucha decir hoy en día), nadie necesitaría una medición privada para "formar expectativas"."
Nuevamente resaltando que todavía nadie ha demostrado que el INDEC mienta.

Finalmente otra opinion que dice: "Estos consultores encontraron este nicho de mercado, y lo explotaron, justamente por el "abandono de funciones" del INDEC"
Lo cual, por un lado justifica que las encuestadoras infringan la ley (es como decir: esta bien que un ladron robe una casa si hace dos meses que no hay un policia patruyando la cuadra) y por otro lado no contrasta con la opinión del autor.

Todo estos comentarios pueden resumirse en: "bue, si esta bien, las encuestadoras mienten, aunque en realidad no me importa, por que todo es culpa del gobierno por mentir primero".
Lo absurdo de esta postura es que el argumento que se usó para asegurar que el gobierno (a travez del INDEC) mentia era que las mediciones de todas las encuestadoras (prestigiosas) daban valores distintos a las del gobierno a partir del 2007, pero al demostrarse que las mediciones estan plagadas de errores, se debería caer el argumento.
Para que se entienda el absurdo doy un ejemplo: Algunos estudios poco serios llegan a la conclusión que el aspartamo es mejor edulcorante que hay, por lo tanto, como la coca cola zero tiene ese edulcorante podrían llegar a la conclusíon que es la mejor (en cuanto al azucar). Con el tiempo se llega a la conclusión que esos estudios eran una truchada grande como una casa (algo que se intuia en un principio, pero que nadie decía explicitamente) con lo cual queda desacreditado que el aspartamo sea el mejor edulcorante, sin embargo los fanáticos seguidores de la coca cola zero siguen insistiendo que esa es la mejor bebida.
continua...

Mauro A. dijo...

continuación...

chacall dijo: "Pregunto, porque mis consumos personales y particulares y los de una población objetivo sobre la que quiero trabajar tiene que estar mejor representada por el IPC-INDEC que por un índice de precios de la consultora XYZ?. No le puedo pagar a la consultora XYZ para que arme ese índice? No llamaría la atención que durante años el índice tenga cierta convergencia con el IPC, más allá de diferencias puntuales y reales, y que de golpe no pueda establecerse a partir de un momento t, ningún tipo de relación"
Remarco esta opinion por que creo que acá esta el error en el que incurren los fanáticos opositores.
Por un lado, es casi seguro que la medición del IPC-INDEC te represente muchisimamente menos que un IPC particular para tu realidad por que ese es la genésis de una medición aproximadamente nacional. Y no tiene nada de malo que contrates a una encuestadora para que te realice el trabajo. Ahora, lo que tiene que quedar claro (y lo tiene que aclarar el que te vende el producto) es que esa encuesta solo puede representar tu realidad y la de los cuales tengan tu misma canasta, lo cual puede llegar a representar a 0,00001% de la población como mucho. Con lo cual, esa medición no se debe utilizar como IPC de un grupo mayor.
Pero si el cliente de esas encuestadora fueran simples piringundines como nosotros, no habría problemas, ya que el error en el que podemos caer de pensar que esa medición pueda representar a la población completa, como maximo podría llevar a una variación pequeña de la realidad nacional. El problema está cuando esas encuestas (mal elaboradas y sin aclarar que no pueden representar a un grupo mayor que un circulo reducido) son compradas y publicadas por personas con poder de crear opinón publica. Es decir: si alguien como Lozano compra encuestas de BsAs City y despues usa medición para decir que el presupuesto del gobierno nacional es un dibujo, se genera opinión y conflicto institucional. O si Macri compra esas encuestas y dice por todos lados que la inflación es del 25%, habilita a los docentes a pedir un aumento de ese orden generando nuevamente opinion y conclictos institucionales. O si Clarin compra esas encuestas y publica que el aumento de la canasta escolar fue del 70%, habilita a que los comerciantes aumenten sus precios, generando nuevamente opinion y conflicto social.
Ahora, cualquier fanático opositor podría decir: "pero eso no es culpa de las encuestadoras, es culpa de los que salen a hablar". Y es un error por que "los que salen a hablar" pueden utilizar correctamente el argumento que en ningun lado le dijeron que esa encuesta no era representativa o plagadas de errores y/o inexactitudes, con lo cual se excusarían de culpas. Por otro lado, si se supiera que los datos que utilizan esas personas estan plagados de errores, perderían credibilidad y los argumentos se caerían en el mismo momento en el que los explicitan.
Por todo eso es que estoy de acuerdo con el autor en que : "la libertad de expresión no está en juego, que su invocación es puramente retórica, y que -insistimos- se trata de regular la actividad de organizacioines privadas con fines de lucro que elaboran un producto con una alta incidencia en las expectativas de los agentes económicos, y que por tanto, cuanto menos debiera saberse qué es -en verdad- lo que están diciendo cuando dicen X%."

chacall dijo...

No leí toda la respuesta, cuando llego a que me tildan de fanático y además de opositor, simplemente no puedo seguir.

Uno puede ver las cosas con matices, uno puede incluso apoyar y a la vez cuestionarse algunos aspectos. Eso pensaba, ahora si por eso soy fanático y encima opositor a los botes muchachos.

Después si puedo leo la respuesta pero así se me hace imposible seguir.

saludos!

Serenity dijo...

Perdón, pero la nota dice que un juez norteamericano fallo a favor de las calificadoras porque están amparadas por la primera enmienda (libertad de expresión) por lo que el gobierno se dispone a regular la actividad a través de una ley del congreso y se deduce que hasta que no ocurra está permitido lo que no está expresamente prohibido.


En la otra nota sobre Europa, dice que buscan crear un organismo público que haga esta tarea, por el conflicto de intereses, que traslado a nuestro problema ya existiría... el INDEC, pero por alguna razón no goza de la confianza del público.

Quod erat demostrandum

Mauro A. dijo...

Esta bien chacall, "que se ponga el poncho al que le quepa", veras que no estoy señalando a nadie en particular. De todos modos aclaro que no era mi intensión ofender a nadie, solo utilicé esa frase para contrastarla con la que digo en el primer renglón de mi primer comentario.

Anónimo dijo...

YO PREGUNTO: -POR SER UN NEOFITO- ¿COMO SABEMOS QUE LAS ESTADISTICAS QUE PUBLICA EL INDEC SON FALSAS, LAS COMPARAN CON LA QUE PUBLICAN ESAS CONSULTORAS?

Ricardo P. Natalucci dijo...

LA VIDA NO ES FÁCIL PARA NADIE

La vida no es fácil para nadie
Ni para Meschert que pesca un pez en la laguna de Monte
Ni para el pez
Ni para los que introdujeron el sesgo plutocrático y ahora tiene miedo.
Ni para el que firma Sirinivasa que no sabe qué contestar.
Ni para Cristina, que no ve como salir de esto.
Ni para mi que no logro que digan si les parece bien que una respuesta a una encuesta valga más que otra porque quien la da tiene más dinero.
Es algo tan simple,
y no lo logro.

Ricardo Patricio Natalucci
DNI: 8.464.942

Mauro A. dijo...

Serenity dijo: "Perdón, pero la nota dice que un juez norteamericano fallo a favor de las calificadoras porque están amparadas por la primera enmienda (libertad de expresión) por lo que el gobierno se dispone a regular la actividad a través de una ley del congreso y se deduce que hasta que no ocurra está permitido lo que no está expresamente prohibido."
No entendí muy bien el sentido de la respuesta, pero me da la sensación de querer justificar la postura de que el gobierno está violando la libertad de expresión con esta medida. El tema es que hay que resaltar un par de cosas del comentario.
1ro: "fallo a favor de las calificadoras porque están amparadas por la primera enmienda (libertad de expresión)" - No es estan, es: estaban

2do: ¿Y por qué estaban amparadas?. Por que se consideraba que las actividades de las calificadoras NO tenian un carácter fundamentalmente comercial. Algo que no podría aplicarse a las encuestadoras nacionales, creo que no hay duda que ellas persiguen un fin meramente comercial y seguramente es muy facilmente demostrable

3ro: Creo que se desvirtua el análisis del autor: lo que intenta demostrar es que el gobierno nacional NO es facho al impulsar una medida como esta ya que hasta los paises reconocidos por los mismos que acusan de facho al gobierno como paraisos liberales, tienen políticas similares. De ahi viene el uso irónico de la palabra facho para Obama o los de la UE.

Javier Finkman dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mariano T. dijo...

Podemos admitir que el enano fascista no habita solamente en el gobierno argentino. Pero me juego a que los jueces que establecieron la doctrina de la "real malicia" van a sacar del forro del culo a los que pretendan atentar contra la libertad de expresión. Acá no estoy tan seguro respecto a los engendros que puede haber en 1ra instancia, pero si con respecto a la SCJ.

Mariano T. dijo...

Si con algo podemos emparentar lo de las consultoras, es con el bloqueo a los diarios o con lo de Fibertel.

Mauro A. dijo...

jajaja, se ve que hace efecto la campaña lava cerebros de clarin. Comparar el conflicto de fibertel, con los piquetes a las plantas de clarin, con las multas a las consultoras es muy de ignorante...

Mariano T. dijo...

Le agregaría lo de Vargas Llosa, y e apoyo oficial a campañas de escarnio a periodistas, y en esta luz, interpretar la ley de medios: Una niebla fascistoide va bajando de a poco, y mr parece que es solo un anticipo de lo que nos espera si Cristina es reelecta.

M.I. dijo...

Pongamos un ejemplo político:

-La consultora X (y varias más) dice que el candidato oficialista arrasará con el caudal de votos que obtendrá.

-La consultora Y dice que tal otro candidato puede superar al candidato oficialista.

-Por su parte, la consultora Z dice que un tercer candidato está mas cerca de los otros que lo que dicen las encuestas de X e Y.

-Podría haber muchas encuestas más con estimaciones que llevan a que exista una distorsión importante entre las estimaciones de una y otra.

- Las estimaciones de las consultoras son recogidas por un periódico que tiene la particularidad de NO pertenecer al grupo Clarin ni sumarse a sus juegos desestabilizadores. Suponemos adicionalmente que las publicaciones de estas encuestas las utilizan los votantes para formar sus expectativas acerca del resultado de la elección y en parte pueden influir en el voto de los indecisos o a cambiar el voto de quienes eligen estratégicamente (por ejemplo los que no quieren un gobierno hegemónico o quienes no quieren un congreso opositor).

Ex post: Pierde/n el/los candidato/s oficialista/s.

La consultora X (junto a las que estimaban que el oficialismo sacaba una importante diferencia) debería ser multada por haber contribuido a que la población forme falsas expectativas? O debería ser (re)contratada por el Estado para seguir brindándole sus servicios?

Supuse también que las consultoras venden, como parte de sus servicios, las encuestas a quien las quiera comprar, aunque pueden llegar a publicar sin costo alguno estimaciones con cierto nivel de detalles.

Qué justifica que en un caso se multe a una consultora y en el otro no?
Es menos importante estimar quienes serán quienes gobiernen o deliberen que estimar si los precios subieron un 25% o un 10%?

Mauro A. dijo...

Pobres liberales, no se como van a hacer para bancarse cuatro años mas a estos faccistas...

M.I. Te falto aclarar algo, las consultoras mediante inexactitudes, contradicción u ocultamientos ¿pudieron inducir a error, engaño o confusión?

M.I. dijo...

Mauro A,

te cabe alguna duda de que ocultan o falsean datos para mostrar lo que ellos o sus clientes quieren?

Te parece que eso no genera confusión?

A mi me da más pena la suerte de los ingenuos que la de los liberales. Pero bue...

Mauro A. dijo...

M.I. no entendí muy bien tu última respuesta, pero veo que vos tampoco entendiste a qué apuntaba mi pregunta.

Mi pregunta iba dirigida a responderte lo que dijiste en: "Qué justifica que en un caso se multe a una consultora y en el otro no?".
Lo que justifica que se multe a una consultora y a otra no es que se demuestre que "mediante inexactitudes, contradicción u ocultamientos puedan inducir a error, engaño o confusión". La verdad que es un poco dificil demostrar eso en una encuesta para candidatos, pero no así para un IPC donde hay mucha bibliografía donde se explicita los procedimientos básicos que se deben cumplir para que la medición sea fiable.
Por otro lado, ademas de ese tema, está el nivel de confusión que genere en la sociedad como para justificar o no la intervención del estado, ya que si el estado se metiera en todos los casos donde se incumplieran las leyes, se necesitaría un aparato estatal enorme.

M.I. dijo...

Mauro, lamento la confusión.

Respecto a lo que decís en tu ultimo comentario, yo simplemente no estoy de acuerdo y te comento por qué.

Vos parecés sugerir que:
i- Hay mayor cantidad de bibliografia sobre como medir un IPC respecto a como medir la intención de votos de diversos candidatos.

Yo lo desconozco, sin embargo si fuera cierta tu afirmación, en tal caso eso no queriere decir que hay consenso sobre como medir o estimar algún índice por lo que se podrían generar distintas alternativas. El caso que habitualmente trae Natalucci a escena es un buen ejemplo de esto.

ii- Que el estado no puede meterse en todos los casos donde se incumple la ley porque eso demandaría un "aparato estatal enorme".
Estoy de acuerdo. Sin embargo, eso no quita que se esté dejando de lado la "igualdad ante la ley".
Y cuando no se puede garantizar la igualdad ante la ley, hay riesgos de que los gobiernos o los grupos de interés aprovechen para realizar ciertas acciones con total impunidad.

Espero que este no sea el caso...

Mauro A. dijo...

M.I. dijo: " Vos parecés sugerir que:
i- Hay mayor cantidad de bibliografia sobre como medir un IPC respecto a como medir la intención de votos de diversos candidatos. "

No, no fue eso lo que dije. Dije que: "hay mucha bibliografía donde se explicita los procedimientos básicos que se deben cumplir para que la medición sea fiable."

M.I. dijo: "eso no queriere decir que hay consenso sobre como medir o estimar algún índice por lo que se podrían generar distintas alternativas."
Es que acá no se está evaluando si las distintas alternativas son correctas. Lo que se intenta verificar es si "mediante inexactitudes, contradicción u ocultamientos puedan inducir a error, engaño o confusión".
En un IPC, a diferencia de una encuesta sobre una elección, se mide un dato objetivo (un precio) con lo cual es mucho mas facilmente comprobable que haya inexactitudes, contradicciones, u ocultamiento.

M.I. dijo: "Estoy de acuerdo. Sin embargo, eso no quita que se esté dejando de lado la "igualdad ante la ley"."
Que se yo, tampoco hay pruebas concretas de que esté pasando eso. Con lo cual solo es especulación, y a mi no me gusta entrar en ese terreno, y menos en este blog que trata sobre datos duros.

M.I. dijo...

Mauro, estás esquivando el debate.
Siri no utiliza Datos Duros en su post el que es simplemente argumentativo y se basa en notas periodísticas y su opinión.

Por otra parte, en el post se comparó la situación de las Calificadoras de Riesgo en USA y la UE, con la de las Consultoras Económicas en Argentina. El caso de las Calificadoras es de gran relevancia en el proceso que propició la Crisis Financiera de 2007-8 y su propagación (aunque es un tema largo para extenderse acá).
Si dicha comparación es válida, lo que no se desprende del cuerpo del post ni de los comentarios, podríamos extender la comparación para tratar de captar contradicciones en la política oficial de "regulación" de los servicios estadísticos privados como en el ejemplo que di anteriormente.

Vos decías: “En un IPC, a diferencia de una encuesta sobre una elección, se mide un dato objetivo (un precio) con lo cual es mucho mas fácilmente comprobable que haya inexactitudes, contradicciones, u ocultamiento.”

Ahora me pregunto, ¿Las calificadoras de riesgo también miden un dato “objetivo” en el sentido que expresa Mauro A.?

Por que si la respuesta es “NO”, entonces habría una inconsistencia con la comparación central del post.

Mauro A. dijo...

M.I. dijo: "Mauro, estás esquivando el debate."
¿Que debate?. ¿El que propone el autor, o el que propones vos?.
Por lo que veo de tu publicación, el debate que propones es:
"Qué justifica que en un caso se multe a una consultora y en el otro no?"
Y me parece que no lo esquivé. Todo lo que dije fue en tratar de aclarar qué justifica que se multe en algunos casos y en otros no.

M.I. dijo: "Siri no utiliza Datos Duros en su post el que es simplemente argumentativo y se basa en notas periodísticas y su opinión."
Yo no dije que siri los utilizara, lo que dije fue: "hay datos objetivos que demuestran lo trucha que son las encuestas privadas que intentan hacerse pasar por IPC".
Ahora, si vos pensas que lo escrito es puramente argumentativo, te pido que lo releas (principalmente lo de http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-164567-2011-03-20.html) donde, con datos objetivos, te das cuenta las inexactitudes y contradicciones, que, de no explicitarse en las encuestas, se convierten en ocultamiento, en los cuales incurren las encuestadoras.

M.I. dijo: "Por otra parte, en el post se comparó la situación de las Calificadoras de Riesgo en USA y la UE, con la de las Consultoras Económicas en Argentina."
Me parece que ese no era el sentido de la nota (de hecho me parece que vos tambien te das cuenta de eso al decir que es algo que no se desprende ni de la nota, ni de los comentarios). Para mi lo que quería señalar es autor es la comparación de las políticas de control de la estadística privada que llevan los estados destacados por la libertad comercial por las personas que califican al gobierno nacional como facho, de ahi llamar faccista (ironicamente) a obama o a la UE, con la intención de dar a entender que si los otros gobiernos no son faccistas, el nuestro no debería ser calificado de esa manera (al menos por esta medida).


M.I. dijo: "Ahora me pregunto, ¿Las calificadoras de riesgo también miden un dato “objetivo” en el sentido que expresa Mauro A.?"
No importa que el dato medido sea meramente objetivo. Lo que importa (repito por que parece que no se comprende) es si: "mediante inexactitudes, contradicción u ocultamientos puedan inducir a error, engaño o confusión".
Mi comentario sobre la objetividad del dato medido hace referencia a la "facilidad" para comprobar si la medición es inexacta, o si revisten contradicciones; y de suceder esto, y se lo oculta, poder determinar si puede inducir a errores, engaños o confusión.

Mauro A. dijo...

Supongo que se borro mi comentario por el hiperlink asi que vuelvo a reproducirlo sin él.

M.I. dijo: "Mauro, estás esquivando el debate."
¿Que debate?. ¿El que propone el autor, o el que propones vos?.
Por lo que veo de tu publicación, el debate que propones es:
"Qué justifica que en un caso se multe a una consultora y en el otro no?"
Y me parece que no lo esquivé. Todo lo que dije fue en tratar de aclarar qué justifica que se multe en algunos casos y en otros no.

M.I. dijo: "Siri no utiliza Datos Duros en su post el que es simplemente argumentativo y se basa en notas periodísticas y su opinión."
Yo no dije que siri los utilizara, lo que dije fue: "hay datos objetivos que demuestran lo trucha que son las encuestas privadas que intentan hacerse pasar por IPC".
Ahora, si vos pensas que lo escrito es puramente argumentativo, te pido que lo releas (principalmente lo de ***) donde, con datos objetivos, te das cuenta las inexactitudes y contradicciones, que, de no explicitarse en las encuestas, se convierten en ocultamiento, en los cuales incurren las encuestadoras.

M.I. dijo: "Por otra parte, en el post se comparó la situación de las Calificadoras de Riesgo en USA y la UE, con la de las Consultoras Económicas en Argentina."
Me parece que ese no era el sentido de la nota (de hecho me parece que vos tambien te das cuenta de eso al decir que es algo que no se desprende ni de la nota, ni de los comentarios). Para mi lo que quería señalar es autor es la comparación de las políticas de control de la estadística privada que llevan los estados destacados por la libertad comercial por las personas que califican al gobierno nacional como facho, de ahi llamar faccista (ironicamente) a obama o a la UE, con la intención de dar a entender que si los otros gobiernos no son faccistas, el nuestro no debería ser calificado de esa manera (al menos por esta medida).


M.I. dijo: "Ahora me pregunto, ¿Las calificadoras de riesgo también miden un dato “objetivo” en el sentido que expresa Mauro A.?"
No importa que el dato medido sea meramente objetivo. Lo que importa (repito por que parece que no se comprende) es si: "mediante inexactitudes, contradicción u ocultamientos puedan inducir a error, engaño o confusión".
Mi comentario sobre la objetividad del dato medido hace referencia a la "facilidad" para comprobar si la medición es inexacta, o si revisten contradicciones; y de suceder esto, y se lo oculta, poder determinar si puede inducir a errores, engaños o confusión.

Ricardo P. Natalucci dijo...

SOLUCIONAR EL PROBLEMA

Quizás sea verdad que el participante que firma Mauro A. no esquiva el debate que propone quien firma M.I.., pero es evidente que Mauro A. tal como el grupo Fénix, como los escribas de Página 12, como el articulista Sirinivasa y como casi todos los que pretenden defender al gobierno por un camino equivocado, esquiva el debate que propongo yo.

Y de esa manera, al rehuir profundizar en lo que digo, Mauro A. -que parece desde la buena voluntad querer defender al gobierno-, entra en contradicciones y pierde totalmente la fuerza argumental, tal como entran en contradicciones y pierden la fuerza argumental pero en ese caso por defenderse a sí mismos y a su pasado un tanto turbio la directora del INDEC Ana María Edwin y al director técnico de dicho organismo Norberto Itzcovich.

Mauro A. repite (porque piensa que no se comprende), que respecto a las consultoras “lo que importa” es si: "mediante inexactitudes, contradicción u ocultamientos puedan inducir a error, engaño o confusión".

La contradicción o el absurdo reside en que esa valoración de la tarea de las consultoras privadas la efectuó la dirección del INDEC, que a su vez por defender la plutocrática metodología 13 del año 2000 apela a explicaciones que "mediante inexactitudes, contradicción u ocultamientos puedan inducir a error, engaño o confusión".

Vamos a qué me refiero: Edwin e Itzcovich dicen (y le dijeron al gobierno) que el problema era Graciela Bevacqua y no la metodología 13.

Es más, Edwin e Itzcovich dicen que lo que ellos hacen es respetar la metodología 13 que según ellos no era respetada por Bevacqua.

Entonces, si esa metodología estaba bien, ¿por qué eliminaron en el año 2008 casi la mitad de los artículos y servicios que la componían?

¿Es que las familias del Gran Buenos Aires están peor y ya no consumen esos artículos y servicios sino apenas la mitad?

Continúa...

Ricardo P. Natalucci dijo...

...continuación

Si la metodología 13 era correcta como pretenden Edwin e Itzcovich ¿por qué subió de 31% a 38% la ponderación del capítulo “Alimentos y Bebidas” y bajó de 9% a 5% la del capítulo Esparcimiento?

¿Es que la situación económica de las familias del Gran Buenos Aires es mucho peor actualmente que en el año 2000 y necesitan una proporción mayor para comer y les queda menos para esparcimiento?

Si la metodología 13 como pretenden Edwin e Itzcovich era correcta, ¿por qué se pasó en la canasta familiar de computar la compra anual de dos automóviles cero kilómetro a computar uno?

¿Es que se venden ahora la mitad de automóviles cero kilómetro que en el año 2000?

Como vemos (y los números que doy son datos duros y fácilmente comprobables viendo las publicaciones metodológicas del propio INDEC), la explicación dada por Edwin e Itzcovich para salvar su pasado en el instituto lleva inevitablemente al absurdo de considerar que la situación económica de las familias del Gran Buenos Aires es actualmente peor que en el año 2000.

La explicación mía es que las ponderaciones de la metodología 13 estaban sumamente deformadas por el sesgo plutocrático, y que jamás en la historia argentina al promedio de las familias del Gran Buenos Aires le alcanzó con el 31% de su presupuesto para Alimentos y bebidas, y que jamás el promedio de las familias del Gran Buenos Aires pudo disponer del 9% de su presupuesto para Esparcimiento. Basta comparar esos porcentajes con los de la mediana o la verdadera media de las estructuras de consumos que surgen de las Encuestas de Gastos de los Hogares para comprobar mi tesis.

Al ocultar (inclusive en documento público) que el problema consistía en el sesgo plutocrático que había sido ampliado una vez más en la metodología del año 2000, Edwin e Itzcovich apelan a argumentos que "mediante inexactitudes, contradicción u ocultamientos puedan inducir a error, engaño o confusión".

Y ese “error, engaño o confusión” a que llevan Edwin e Itzcovich es el que deja al gobierno sin la posibilidad de defender seriamente su postura, ya que llevaría como vimos a que no hubo en estos años recuperación ni mejora alguna y a que la estructura familiar de consumos es peor que la que se registraba en vísperas de la crisis del 2001.

Tal vez sea hora de que se aclare de una vez cómo han sucedido las cosas y se empiece a debatir la creación de un instituto de estadísticas sin sesgos, al servicio de toda la sociedad, un instituto sin mafias ni residuos de mafias que por salvarse ellos siguen perjudicando al gobierno en su confiabilidad, y al no dar argumentos sólidos y coherentes no terminan nunca de solucionar el problema.

Ricardo Patricio Natalucci
DNI: 8.464.942

Mariano T. dijo...

Mauro: Lo que hay que preguntarse es porqué con métodos tan rudimentarios cualquier consultora da un dato mejor (más ajustado a la realidad) que el INDEC. Lo mismo con las provincias.

Mauro A. dijo...

Ricardo P. Natalucci dijo... "Mauro" (...) "como casi todos los que pretenden defender al gobierno por un camino equivocado, esquiva el debate que propongo yo."
Al menos en esta nota no encontré ningún debate propuesto por usted. Pero en todo caso, sepa que, reconociendo mi ignorancia en el tema, estoy de acuerdo en un 99% de lo que usted propone.
Viendo que en ningún momento intenté debatir sobre respuestas suyas sobre otra nota o blog, verá que mis comentarios no fueron haciendo alusión a lo que usted comenta sobre que: "Edwin e Itzcovich dicen (y le dijeron al gobierno) que el problema era Graciela Bevacqua y no la metodología 13." sino sobre lo que citó el autor en la nota sobre las "inexactitudes, contradicciónes u ocultamientos que puedan inducir a error, engaño o confusión" en las que incurren las encuestadoras privadas.
Al menos lo que aprecio yo es que, por citar algunos de los puntos destaco que, de no explicitar que:
► Efimac, y abeceb.com, no llevan a cabo ningún tipo de encuesta o muestreo de precios.
► Fiel realiza un muestreo telefónico de apenas 90 productos en 150.
► Ecolatina mide 80 precios, en 120 comercios. La indumentaria se mide tomando precios de zapatos de varón y mujer en 14 locales de la ciudad y dos de la provincia de Buenos Aires, ambos situados en shoppings.
etc..
Estos datos no solo se contradicen con la metodología 13, sino con cualquier estadística seria sobre un IPC, y en algunos casos aparenta ser mas plutocrática que dicha metodología.
Con esto lo que quiero remarcar es que, independientemente de si fueron los directivos actuales del INDEC los que estimaron que estas encuestadoras llevaban una encuesta plagada de errores, responde al sentido común llegar a la misma conclusión (a eso hago referencia con datos objetivos en mis respuestas).
Como verá, en ningún momento trato de defender a los directivos del INDEC, solamente trato de remarcar la truchada estadística que están llevando a cabo estas encuestadoras, las cuales pretenden ser impuestas como medidas alternativas (y hasta superadoras) de las mediciones oficiales, lo cual no niega nada de lo que usted comenta.
continua...

Mauro A. dijo...

continuacion...

Ricardo P. Natalucci dijo... "Tal vez sea hora de que se aclare de una vez cómo han sucedido las cosas y se empiece a debatir la creación de un instituto de estadísticas sin sesgos"
Creo que ya debatimos esto en otro blog (si no me equivoco en mundo-perverso). Ahí planteé mi duda sobre si era un buen momento ya que, a mi entender, por mas superador que fuera el proyecto de una nueva estadística oficial, mientras los valores no den los números que quiere la oposición (mediática, económica, política, etc...) era muy difícil que se la adoptara como una "buena estadística".
Pero los recientes hechos (los de multar a estas encuestadoras truchas) me da la sensación de una nueva y buena estrategia a saber: Muchos fueron los motivos por los cuales se llegó a la situación del gobierno allá por 2008 en torno al conflicto por la 125, pero sin dudas lo que provocó que gran parte de la población simpatizara con sectores que nunca los favorecieron, fue la gran campaña mediática de ese entonces (algo que se puede extrapolar al conflicto por la intervención del INDEC). Ante esa situación el gobierno nacional llevó una política contra-mediática que dejó al descubierto los intereses de esos medios, y la cantidad de contradicciones y mentiras en los que incurrían a tal punto que en la actualidad ya es poca la gente que les cree. Esto facilita la "lucha" contra los poderes que representa el establishment mediático. A mi me da la impresión que con este conflicto están tratando de lograr lo mismo; demostrar que estas encuestadoras que los opositores (mediáticos, políticos, económicos, etc) utilizan como alternativas (y hasta superadoras) de la estadística oficial, no hacen mas que mentir y dibujar los números defendiendo intereses que se contraponen a los del bienestar popular. Esto lo logran con políticas concretas que demuestran el absurdo en el que se cae al usar las estadísticas de las encuestadoras y que menciona usted ("que no hubo en estos años recuperación ni mejora alguna y a que la estructura familiar de consumos es peor que la que se registraba en vísperas de la crisis del 2001"), y, desde hace poco tiempo, de manera legal demostrando que esas estadísticas son imprecisas.
Una vez logrado esto (si es que se logra; los datos duros así lo permitirían) tal vez se pueda avanzar en algo como lo que propone Natalucci (y repito que acompaño). Pero bueno, esto ya es suposición sobre estrategia política.

Mariano T. dijo... "Mauro: Lo que hay que preguntarse es porqué con métodos tan rudimentarios cualquier consultora da un dato mejor (más ajustado a la realidad) que el INDEC. Lo mismo con las provincias."
Lo que habría que preguntarse es cómo un representante del liberalismo salvaje llega a esa conclusión...

Mariano T. dijo...

Porqué liberalismo salvaje?
El Estado es el que tiene el deber de proveer estadísticas bien hechas.
Los camioneros no saben si estar tristes o contentos con el 24%

Ricardo P. Natalucci dijo...

El participante que firma Mauro A. dijo. “Al menos en esta nota no encontré ningún debate propuesto por usted”. (fin de la cita).

El debate que propongo está claramente expresado hasta en el título que le di a mi comentario: ”SOLUCIONAR EL PROBLEMA”.

Quienes se oponen a que el gobierno nacional haya intervenido en el INDEC tienen muy claro lo que sería para ellos “solucionar el problema” , ya que para ellos “solucionar el problema” sería volver al INDEC anterior a enero de 2007.

Los más informados de entre ellos saben que eso significaría que la iniciativa políticamente encarada por Néstor Kirchner de democratizar el IPC quede como un mal recuerdo, y que en el mundo se pueda continuar el plan de incrementar cada vez más el sesgo plutocrático y extenderlo cada vez a más indicadores, tras lo cual nada les impediría extenderlo a la estadística principal de las democracias, que es el sistema eleccionario.

Adicionalmente todos ellos, inclusive los menos informados (como es el caso de ciertos simples aprovechadores de la oposición), saben que esa vuelta a aquel INDEC anterior a enero de 2007 dejaría establecida para la historia e inclusive a nivel mundial la idea de que la época kirchnerista en la Argentina se caracterizó por un falseamiento de las estadísticas y por el copamiento de la oficina estadística gubernamental por parte de lo que llaman “patotas”.

Mi idea de solucionar el problema es exactamente la inversa a la de ellos, ya que consiste en que esa actitud política de democratizar las estadísticas iniciada por Néstor Kirchner se consolide, se extienda desde Argentina al resto del mundo, y que quede establecido para la historia e inclusive a nivel mundial que las acusaciones sobre “dibujos” y “patotas” eran falsas.

Quienes quieren defender al gobierno sin ir al centro de la cuestión se ilusionan con medidas como la de multar a las consultoras privadas, de la misma manera en que antes se ilusionaron con la consulta a las universidades nacionales.

Ricardo Patricio Natalucci
DNI: 8.464.942

Francisco dijo...

Leyendo completa la cita de la Presidenta en el artículo de P12 que comenta RPNatalucci uno encuentra que ella dice:

"cuando uno va al resumen de expectativas de mercado que publica el Banco Central, que es un promedio de todas las consultoras privadas y universidades públicas y privadas, habla de una inflación similar al acumulado que hoy tiene el Indec."

Preguntada la Presidenta por el periodista: "–Esas expectativas son sobre los índices oficiales, no es un índice propio.", responde:

"las expectativas de mercado tienen que ver con lo que las consultoras elaboran para sus clientes, independientemente de los índices oficiales, los pronósticos que ellos hacen de la economía en todas las actividades, no sólo el IPC."

El periodista insiste con lo obvio: las consultoras pronostican la inflación del INDEK en el REM (la encuesta del BCRA) pero luego estiman una inflación más alta. Así que le dice a la Presidenta:

"–Insisto: creo que la predicción de los especialistas es sobre la inflación medida por el Indec..."

Y ella, cito al periodista, "(pasa de largo)" de la respuesta y cita al FMI como apoyo de que la inflación está alrededor del 10%. (el FMI no puede utilizar estadísticas no oficiales donde estas existen).

En fin, confundida y todo parece que cuando conviene, consultoras si,y cuando no conviene, a presionarlas.

La parte en cuestión acá:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/95256-30114-2007-11-25.htm

Anónimo dijo...

Si se realiza una composición de los índices inflados por los consultores privados (cualquiera de ellos), en la medida que suelen acumular varios puntos por encima del INDEC cada mes, daría un aumento considerable que difícilmente se vería reflejado en algún artículo concreto en particular (Con excepción p.ej.de la carne quizàs). Pero siendo que los índices supuestamente "creíbles" de aquellos consultores son muy altos, es insólito que en comparación los precios de Uruguay con tasas bajas sean superiores a los de Argentina. El cambio ha variado, pero no tanto. Creo qe el INDEC aun con errores es el mas realista. Y que los consultores privados siguen el propósito de favorecer a los tenedores de deuda que se pagan con arreglo al IPC, a quienes sirve entonces que el mismo sea más alto (y están dispuestos a pagar para demostrarlo, aunque así no fuera).
Excelente blog, saludo desde UY
Tecla

Mariano T. dijo...

Todo lo contrario, cuesta encontrar un articulo que haya subido menos.
Solo los servicios, y algunos concertados con moreno subsidiados por el estado o por subsidios cruzados dentro de las empresas