·

·

Confianza, desconfianza y el arte de titular


Ayer nos encontramos con esta tremenda notica, presagiosa, agorera, que nos induce a pensar lo mal que están las cosas en este país, azotado por el populismo, la intolerancia, la crispación y los motochorros. "Cae la confianza de los consumidores", tre men do, señora almacenera: cierre el boliche y todos a los botes que se viene el colapso económico! Es lo menos que podríamos pensar, ¿no es cierto? Bueno, veamos...

El Indice de Confianza del Consumidor es una típica encuesta de expectativas que realiza la prestigiosa Universidad Di Tella. La medición comienza en Julio de 1998 para el ámbito de la Capital Federal y desde Marzo de 2001 se extiende al GBA y al interior del país.

La noticia pues, consiste en que el índice de marras cayó 5,2% en Marzo respecto a Febrero. Luego en el cuerpo del texto nos enteramos que respecto a Marzo del año pasado, en cambio, creció la pavadita de 25,2%. Bueno, señora bolichera, espere, no baje la cortina todavía, capaz que el asunto no es tan catastrófico, y todavía el almacén quizá sigo siendo negocio.

Si nos tomamos el trabajo de bajar el informe de la UTDT, y de examinar la serie histórica, no encontramos -ajajá- con algunas cosillas interesantes.

Vamos, venga y veamos.



Lo que se aprecia a vuelo de pájaro es el piso post-crisis implosiva del 1 a 1 y del gobierno del Piloto de Tormentas. A continuación la recuperación sostenida de la mano de la bestia negra montonera-inmobiliaria, el fallecido Presidente Néstor Kirchner, que, según puede ver clarito en el gráfico generó un clima de negocios decididamente venturoso. Tras las elecciones de 2007, la 125, la crispación y todas esas porquerías, el indicador se hunde, mas luego ¿qué aparece? ¡Oia! un rally alcista del indicador, con fluctuaciones intra-anuales, pero que visiblemente evidencia un cambio de "humor" de las expectativas de los consumidores.

Lo más notable, estimadas y estimados compañeras y compañeros peronistas y peronistos, es que el valor actual del Indice de Confianza del Consumidor relevado por la prestigiosa UTDT, es exactamente el mismo que en Junio de 2003, luego de la asunción de Néstor Carlos a la primera magistratura de la Nación. Chupáte esa mandarina, eh! Este Dato Duro, por cierto, NO FUE el título de la noticia.

Updated: una menudencia que se nos olvidó mencionar: De los 122 meses transcurridos entre Marzo de 2001 -cuando comienza la serie nacional, y Marzo de 2011 -último dato de la misma- sólo en 27 meses se registran valores del ICC superiores al actual. Esto es: el indicador de Marzo es superior al verificado en el 77,8% del tiempo que abarca la serie. Chan!
_

7 refutaciones:

Marcelozonasur dijo...

Me gustaría saber que es el ICC... en Longchampos, mi localidad, pequeña respecto de otras mas cercanas a la CABA, ya no quedan locales vacios, ahora están construyendo algunos en zonas no "centricas" y en la ruta. Después, los "consumidores" cada vez son mas, no hay manera de llegar a un comercio y no encontrar clientes adentro. Ni hablar de horas pico o los sábados. Camino de Cintura y Avenida Yrigoyen que transito continuamente, lo mismo, no hay un solo lygar mas para poner un local. cada local tiene vehículos afuera de clientes.
Por caso, hoy a la mañana tipo 7.30, en la cuadra principal, Diagonal Burdwart, ya no había espacio para estacionar, la segunda cuadra de "importancia" tampoco tenía espacio. Años atrás a esa hora era todo desierto de autos estacionados.
Por esto y otras cosas me pregunto que es el ICC... como puede decir que es menor la confianza si cada vez hay mas consumo.

Sirinivasa dijo...

Je, pensó en la posibilidad de que sea todo un montaje de Fuerza Bruta?

Sirinivasa dijo...

Ahi en uno de los links que puse en el post lo manda a una reseña metodológica de la UTDT que cuenta maomeno de que se trata el ICC.

Mauro A. dijo...

Es interesante tambien ver como influía clarin en la opinión ( http://www.google.com/search?q=inflacion+OR+inflaci%C3%B3n+OR+INDEC+or+indec+site:www.clarin.com&hl=es&lr=&tbo=1&as_qdr=all&prmd=ivns&sa=X&ei=FQ63TYt2pPnSAertiNEP&ved=0CEAQpQI&tbm=&tbs=tl:1,tlul:2003%2F01,tluh:2011%2F04 ) (el link es re grande, voy a ver si así se puede acceder), cosa que actualmente pareciera no estar sucediendo. Fijense como en 2003 que no se hablaba de inflación (aun con los reacomodamientos de precios que se daban en esa epoca despues de la debaluación) la confianza parecía trepar tranquilamente, luego en 2004, despues de un par de noticias entre marzo-agosto y noviembre-diciembre la confianza cae. Todo 2005 con una tendencia a la baja acorde al aumento de publicaciones en ese sentido, 2006 una notoria mejoría reflejada en la disminución en la publicación en clarin, y 2007 marcada por la tremenda campaña anti intervención del INDEC. Bue, así se podría analizar con todos los años, pero es evidente como hacia 2010 pareciera no haber relación entre las publicaciones de clarin con la variación del indice de confianza. Otra gran noticia sin dudas!

Sirinivasa dijo...

puff, se me fue el comentario que habia escrito

le decia que el cuadro es realmente notable

si lo extiendo para que inicie en Enero de 2002, descubrirá que en ese año hay menos menciones que durante el 2003

el año 2002, fue el año en que el ipc saltó 41%, y el capítulo alimentos y bebidas 58%

fue el año, claro que si que tambien, de la pesificacion asimétrica... de las deudas de Clarín, entre otros... je

Peter de A. dijo...

la encuesta es:

¿cómo es su situación económica en relación al año pasado?
¿cómo será el año que viene?
¿cómo será la situación económica del país en un año? ¿Y dentro de tres?
¿cree qeu es un buen momento para comprar electrodomésticos?
¿y para comprar autos o cambiar de casa?

Me pregunto: ¿no sería bueno también preguntar en qué se basa para dar cada una de las respuestas?

Saludos!

Anónimo dijo...

Buscando entre las estadísticas algo que de "mal" o "bien" según convenga no es difícil y es una práctica antigua. Nuestro notorio patriota financiero José Alfredo Martínez de Hoz hacía notorio uso de esta técnica para lo que solía emplear distintos promedios móviles.
Por otro lado los medios periodísticos publican aquello que sus clientes quieren leer con el encomiable fin de confirmar sus opiniones.
Menos mal que hay gente con publicaciones como esta que nos ayuda a explicarnos el engaño que, ya sabíamos, se ocultaba en la noticia.