·

·

Diamand: avisos parroquiales




Como alguos saben, Marcelo Diamand es una de las fuentes inspiradoras del actual modelo de desarrollo vigente en Argentina, e impulsado desde 2003 en adelante por las administraciones de Néstor Kirchner primero, y actualmente por Cristina Fernández. Modelo redistributivo, de tipos de cambios diferenciados, a través del sistema de retenciones, compensaciones, acuerdos de rpecios y prudente administración del comercio exterior. Acá nos llegó este aviso de la presentación de un trabajo recientemente editado sobre el pensamiento del Ingeniero y Empresario.

Al respecto, leemos:

A cuatro años del fallecimiento de Marcelo Diamand, el objetivo de este libro homenaje es rescatar, revalorizar y actualizar las ideas de uno de los pocos economistas que, liberado de seguir acríticamente el discurso dominante y despreocupado de la validación académica entre sus pares, nos ha legado la que probablemente sea una de las contribuciones más lúcidas para comprender la dinámica de la economía Argentina y su lugar en el mundo.

Desde el mismo inicio de la discusión económica en Argentina ha existido una fuerte polémica en torno a cuáles son las características deseables de una política que favorezca el desarrollo nacional.

Frente a las propuestas neo-liberal y las posiciones heterodoxas latinoamericanas en sus diferentes variantes, el punto de partida del pensamiento de Diamand consistió en desatacar la existencia en nuestro país de una estructura productiva desequilibrada que, de no mediar políticas económicas apropiadas, imposibilita el surgimiento de un proceso de desarrollo sostenido en buena parte de las economías latinoamericanas.

Por eso Diamand propuso un conjunto de medidas de política económica que, integradas, son capaces de sortear definitivamente las trabas para el desarrollo argentino.

Para analizarlas en el contexto actual la obra se articula en torno a 3 ejes temáticos generales: el primero asociado a la presentación y análisis del pensamiento de Marcelo Diamand y sus repercusiones institucionales cuenta con las producciones de Ferrer, Neffa, Narodowski, Amico y Fiorito y Perez, Curia, y Valle, Ghilini, Delguy; el segundo relacionado con la influencia de sus ideas en la política económica Argentina es expuesto en los textos de Remes Lenicov, Heyn y Moldovan, Sbattella y Barrera, Novak, Panigo y Chena; y el tercero que recorre algunos desarrollo teóricos posteriores inspirados en sus ideas es presentado por Andrés Asiaín, Leandro Serino, Demian Panigo y Pablo Chena.

Tomandos en conjunto, los distintos trabajos compilados en la presenta obra cobran una importancia adicional que fortalece los objetivos oportunamente enunciados, al dar cuenta de plena vigencia de las ideas de Marcelo Diamand como marco teórico central para el diseño y operativización efectiva de las principales medidas de política económica que constituyen el eje central del nuevo modelo de desarrollo argentino, que ha permitido recuperar el sendero del crecimiento sostenido con diversificación productiva e inclusión social.


Compartimos la invitación, y desde ya encargamos un ejemplar.
_

8 refutaciones:

Luciano dijo...

Fabuloso. Desterraron del "modelo" lo de tipo de cambio real alto y estable....

Sirinivasa dijo...

Tipo de cambio para el desarrollo te gusta?

Mariano T. dijo...

Una tesis sin comprobación alguna, y que en la época de Diamand, con la restricción externa, era aún más disparatada, por eso no le daban bola.
Y si los commodities bajan, y vuelve a haber deficit en balanza de pagos, se le van a volver a caer todos los fundamentos.

Best Seller dijo...

Siri, muy buena data! Como supongo que te habrás dado cuenta, Diamand es uno de mis favoritos argentinos. No solo por su teoría sino también por la facilidad que tenía para transmitir los conceptos.
Por si fuera poco, la vigencia de sus ideas es sorprendente!
Saludos.

Sirinivasa dijo...

MarianoT: cuando nos conviene somos el granero del mundo y cuando no, se trata de laboriosos farmers que subsisten duramente?

Mariano T. dijo...

Aceptar la idea de diamand implica aceptar que una vez que un país desarrolla un sector al nivel de ser predominante en las exportaciones, los otros sectores quedan condenados al enanismo salvo que castiguemos al primero.

Alcides Acevedo dijo...

Por favor, siguen con la sanata del chanta fracasado Diamend, en realidad el tipo no era economista, tenía la fábrica de productos electrónicos Tonomac, un verdadero fracasado.
En lugar de escribir sobre economía mejor hubiese producido tecnología competitiva, pero es más fácil hablar.
Como si eso fuera poco hay quienes hoy en día repiten conceptos equivocados de una época superada: hoy estamos en medio de un revolución tecnológica que parece no terminar de entenderse.

Sirinivasa dijo...

Alcides: "sanata", expliquese por qué, lo leyó? lo conoció? "Fracasado", en qué sentido? "no era economista", claro, por eso escribimos "ingeniero y empresario", como otros casos de tipos avenidos al pensamiento económico desde otras orillas, Alvaro Alsogaray en el otro extremo ideológico también era ingeniero, Manuel Solanet, un CEMA, también. Cuál es el problema?

Quizá lo "fracasado" que refiere usted, con evidente desconocimiento, habrá sido en todo caso no formar parte de las castas de empresarios vaciadores de sus empresas y cazadores de subsidios estatales para engrosar sus bolsillos.

MarianoT: nadie habla de "castigar" a nadie, tratá de pensar la economía sin términos punitivos.