·

·

Novedades Distributivas

Este fin de Febrero el INDEC publicará datos, provenientes de la EPH (Encuesta Permanente de Hogares) sobre la evolución de los ingresos de la población actualizados al 4ºtrimestre de 2010. A modo de anticipo, y para ir viendo cómo anduvo la cosa hasta el 3ºtrimestre de 2010, es que preparamos este pequeño y modesto informecito.

En el gráfico que sigue, podemos apreciar la situación distributiva vigente en el 3ºtrimestre de 2010.

Grafico 1


Clave de lectura: del total (100%) de ingreso percibido por todos los hogares (relevados por la EPH) tenemos que el 10% (decil10) de la población recibe el 32,9%, mientras que el 10% (decil 1) de menores ingresos, por su parte se apropia del 1,45%. Cuadro que nos revela la profunda inequidad vigente aún en nuestra Argentina.

Pero como la realidad no es una foto, sino que es dinámica, variable, y por sobre todo requiere ser historizada, debemos ver en perspectiva la evolución de la situación descripta.

Vemos, en el cuadro que sigue, la comparación de la distribución apreciada en el cuadro anterior para el 3ºtrimestre del 2010, con la correspondiente del 3ºtrimestre de 2003, cuando un tal Néstor Kirchner hacía poco asumía la presidencia.

Grafico 2


Podemos apreciar que por aquél entonces el Decil 10, de mayores ingresos, se amarrocaba el 39,3% del ingreso total, mientras que el Decil 1 subsistía con un magro 0,7% del total de ingresos percibidos por todos los hogares. Se aprecia claramente también que entre 2003 y 2010 el 20% de la población de mayores ingresos, los deciles 9 y 10, vieron mermar sensiblemente su participación en la repartija de la torta, mientras que el resto vieron incrementar su porción. ¿En qué términos, absolutos y relativos? Lo veremos en el siguiente cuadro.

Grafico 3


Clave de lectura: la línea naranjita (que le lee en el eje derecho) nos indica cuántos puntos porcentuales de ganancia o pérdida de participación en el ingreso total tuvo cada decil de la población entre 2003 y 2010. Y en las columnas verdes leemos cómo fue esa variación en términos porcentuales respecto de la porción que tenían en 2003. De ése modo, tenemos que el Decil 1 (recordemos, el de menores ingresos), tuvo una ganancia de 0,73 puntos porcentuales en el reparto de la torta, lo cual casi duplica la porción de que se apropiaba en el 3ºtrimestre de 2003, mientras que el Decil 10, pierde 6,4 puntos porcentuales, lo que significa un decremento del 16,3% respecto de la porción que amarrocaba en 2003.

Ahora bien, nos queremos preguntar ¿Cómo pasó esto? Es decir, ¿qué es lo que fue sucediendo en estos años conlos ingresos de la población de cada estrato para que el cuadro distributivo se modificara de la manera que hemos visto? ¿Es mucho, es poco? Y parte de la respuesta reside en analizar cómo es que fueron evolucionando los ingresos de cada Decil, esto es, cuánto fueron aumentando en comparación con el resto.

Pues allí vamos, como podemos apreciar en el gráfico siguiente:

Grafico 4


Clave de Lectura: aquí podemos ver el ingreso per cápita promedio mensual de cada Decil de la Población, en el 3ºtrimestre de 2003, comparado con el correspondiente del 3º trimestre de 2010. Los ingresos, valga aclarar, están medidos en pesos “corrientes”, esto es, sin “deflactar”, sin corregir por efecto de la inflación verificada en el período bajo análisis. Como lo que interesa indagar aquí son aspectos distributivos, lo relevante es la variación relativa ocurrida entre los distintos estratos de ingresos.

Lo interesante aquí entonces, como en el caso anterior, puede ser analizar cómo fue la variación de ingresos de cada estrato relativa a la situación inicial del 3°trimestre de 2003. Lo cual vemos a continuación en el gráfico que sigue:

Grafico 5


Clave de Lectura: Aquí vemos, en la línea horizontal verde cuál fue el aumento porcentual del ingreso mensual promedio del total de la población, y en las barritas azules el correspondiente incremento en cada Decil del ingresos. Es fácil ver, pues, cuáles estratos vieron sus ingresos aumentar por encima o por debajo del promedio, y en qué cuantía. Mientras que el 10% de la población de mayores ingresos (el Decil 10) incrementó su ingreso mensual en un 255%, el 10% de menores ingresos (Decil 1) vio aumentar su ingreso mensual en un 742%, lo cual significa que su ingreso mensual en el 3ºtrimestre de 2010 es ocho veces y media el ingreso mensual que percibía en el 3ºtrimestre de 2003. Notable, ¿no les parece?

Si prorrateamos este incremento a lo largo de todos los trimestres transcurridos entre 2003 y 2010, tenemos el cuadro que sigue:

Grafico 6


Clave de Lectura: aquí tenemos la tasa de incremento trimestral acumulativa del ingreso medio de cada Decil, que no es otra cosa que un porcentaje trimestral constante al que debería haber crecido el ingreso de cada Decil –y del promedio del total de la población en la línea verde- a lo largo de todo ese tiempo para pasar de los valores del 3ºtrimestre de 2003 a los registrados en el 3ºtrimestre de 2010.

A modo de comparación, el PIB nominal (a precios corrientes) creció en el mismo período a una tasa media trimestral acumulativa del 4,96%.

AUH: Universalización que Focaliza

Interesa ahora examinar en detalle la evolución de los ingresos mensuales promedio de cada decil para indagar el efecto de la Asignación Universal por Hijo para la Protección Social.

Notemos en el Grafico 5 la considerable diferencia de crecimiento de los ingresos del Decil 1 respecto del resto de los Deciles. Si bien hay una apreciable diferencia en el crecimiento a medida que recorremos la escala de ingresos, esto es, el ingreso medio mensual crece más rápido a medida que pasamos de los estratos más ricos a los más pobres, en este último caso la diferencia se agranda mucho.

Precisando, en el período 2003-2010, por cada punto porcentual de crecimiento del ingreso promedio de toda la población, el Decil 1 crece 2,3%: el ingreso del 10% más pobre de la población creció más del doble de rápido que lo verificado para la población total.

Queremos ver si pre-post-AUH se aprecian diferencias en esta dinámica.

Veamos el período 3ºtrimestre 2003 – 3ºtrimestre de 2009:

Gráfico 7


Y por otro lado, el período 3ºtrimestre 2009 – 3ºtrimestre 2010

Gráfico 8


Pues, bien, esto nos muestra una dinámica diferenciada en ambos subperíodos en lo que hace al crecimiento de los ingresos del primer Decil, el más pobre.

En este caso, encontramos que, en el período 2003-2009, por cada punto porcentual que crece el ingreso medio de toda la población, el ingreso del Decil 1 crece 1,84%; mientras que en el período 2009-2010, por cada punto de crecimiento del ingreso medio de toda la población, el ingreso del 10% más pobre se incrementa 2,25%. Hay una clara aceleración en el crecimiento de los ingresos del estrato de menores ingresos de la sociedad.

Finalmente, lo podemos visualizar del siguiente modo:

Gráfico 9


Clave de Lectura: aquí vemos la evolución del ingreso mensual medio de cada uno de los estratos de ingresos –y del ingreso promedio de toda la población- desde el 3°trimestre de 2003 hasta el 3°trimestre de 2010. Como puede ser un tanto confuso tantas líneas en un mismo gráfico destacamos los deciles extremos de la escala de ingesos –los Deciles 1 y 10- y la evolución del ingreso promedio de toda la población. En este cuadro se destaca el sendero ascendente que han tenido los ingresos de todos los estratos poblacionales; cómo, a menor nivel de ingresos, mayor crecimiento de los mismo, y el notable salto del ingreso del 10% más pobre luego de la implementación de la AUH.

Por ultimo de lo ultimo, revisamos adónde va yendo a parar el índice de Gini, que, como solemos recordar, es un indicador de la desigualdad de ingresos que varía entre 0 y 1, que cuanto más se acerca a 0 mayor igualdad refleja, y cuando se aproxima a 1 evidencia una mayor concentración del ingreso.

Gráfico 10


Conclusiones: breves y dos, porque en poco tiempo mas tendremos datos del 4°trimeste de 2010.

- La notable eficacia de la Asignación Universal por Hijo, al lograr focalizar (je) sus beneficios en los sectores de menores ingresos de la población, en particular en el 10% de la base de la pirámide de ingresos.

- La evidencia de la continuidad del proceso redistributivo en curso desde el año 2003, el cual, puede afirmarse a partir de la evidencia disponible, viene siendo el más profundo y sostenido de los últimos –casi- cuarenta años.

En fin, tanto populismo ya no se aguanta más.

Nos vemos, que les aproveche, y... Nunca Menos!

ADDENDA: ahí en la columna lateral del blog hay un recuadro intitulado "Bases de Datos Públicas", los interesados pueden clickear en el link "Indicadores de Estratificación". Podrán descargar un Excel actualizado al día de hoy donde encontrarán todos los tabulados de ingresos que empleamos, publicados a lo largo de la historia por el INDEC y provenientes de la EPH, junto a algunos sencillos indicadores de desigualdad, y algunas otras cosillas de factura propia (datos agregados para los aglomerados de la Provincia de Buenos Aires).
_

Berretismo Di Telliano





Las imagenes, creemos, son tan elocuentes que cualquier exégesis en torno a las mismas resultaría asaz superflua.

La única, y penosa, reflexión que nos cabe es que cuando recordamos que alguna vez compramos un libro coautorado por este banal cancherito, que encima la va de progre... pordió! quisiéramos que nos devuelvan la plata.

Ciudadanos Rurales


Leemos:

En nuestro país, los campesinos nacen entendiendo que Dios está en todas partes, pero atiende en las ciudades. Aprenden, apenas nacidos, que los derechos son cosas de los citadinos, de la ciudad, de los ciudadanos. Les queda claro -hasta la naturalización- que no existen los “ciudadanos rurales”. Entienden que la ciudadanía (y los derechos u obligaciones que ésta conlleva) son cosa de los lugares donde esto siempre funcionó: los centros cívicos, las ciudades, la cercanía de Dios y del Estado.


Imperdible, aunque concisa, profunda nota de este nuevo y bienvenido blog, Ciudadanía Sudaka. Vayan y vean.
_

Breves citas de cabecera

En torno a las posibilidades interpretativas sobre el curso de la crisis internacional en desarrollo hace alguos años, leemos:

El mundo continuaba creyendo en internacionalismo y la interdependencia, mientras actuaba bajo los impulsos del nacionalismo y la autosuficiencia. El nacionalismo liberal se estaba convirtiendo en un liberalismo nacional, con su inclinación marcada hacia el proteccionismo, el imperialismo en el exterior, y el conservadurismo monopólico en el interior. En ninguna parte era la contradicción tan marcada y sin embargo tan poco consciente como en el campo monetario. La creencia dogmática en el patrón oro internacional continuaba contando con las lealtades ilimitadas de los hombres, al mismo tiempo que se creaban monedas simbólicas, basadas en la soberanía de los diversos sistemas de banca central. Bajo la égida de los principios internacionales, se estaban erigiendo bastiones inexpugnables de un nuevo nacionalismo, de manera inconsciente, bajo la forma de los bancos centrales de emisión.

Je, a ver qué opinan, sugieren y apuestan.
_

El verdadero riesgo de este modelo

Ayer encontramos esta perlita:

edición impresa de Ambito Financiero del 7 de Enero de 2011

Una vergüenza che, así no se puede.

Seudopleno empleo

¿Escuchó decir que en la Argentina estamos cercanos al "pleno empleo"? ¿Y que por lo tanto es una locura que el sector público fogonee la demanda, porque en todo caso ello traería aparejado más inflación? Seguro que sí. Entonces, leamos a Emmanuel Alvarez Agis:

Sin embargo, estos argumentos omiten una de las consecuencias macroeconómicas más importantes de la informalidad laboral, esta es, que la tasa de desempleo no constituye un indicador del grado de proximidad respecto del pleno empleo de la fuerza de trabajo. El fenómeno de la informalidad es extremadamente complejo y las simplificaciones pueden inducir a errores. En la Argentina, la informalidad laboral está afectada por la heterogeneidad de su estructura productiva. Esto implica que dentro de la informalidad conviven fenómenos heterogéneos que responden a distintas causas y tienen distintas soluciones.

NOTA COMPLETA
_