·

·

Confianza, desconfianza y el arte de titular


Ayer nos encontramos con esta tremenda notica, presagiosa, agorera, que nos induce a pensar lo mal que están las cosas en este país, azotado por el populismo, la intolerancia, la crispación y los motochorros. "Cae la confianza de los consumidores", tre men do, señora almacenera: cierre el boliche y todos a los botes que se viene el colapso económico! Es lo menos que podríamos pensar, ¿no es cierto? Bueno, veamos...

El Indice de Confianza del Consumidor es una típica encuesta de expectativas que realiza la prestigiosa Universidad Di Tella. La medición comienza en Julio de 1998 para el ámbito de la Capital Federal y desde Marzo de 2001 se extiende al GBA y al interior del país.

La noticia pues, consiste en que el índice de marras cayó 5,2% en Marzo respecto a Febrero. Luego en el cuerpo del texto nos enteramos que respecto a Marzo del año pasado, en cambio, creció la pavadita de 25,2%. Bueno, señora bolichera, espere, no baje la cortina todavía, capaz que el asunto no es tan catastrófico, y todavía el almacén quizá sigo siendo negocio.

Si nos tomamos el trabajo de bajar el informe de la UTDT, y de examinar la serie histórica, no encontramos -ajajá- con algunas cosillas interesantes.

Vamos, venga y veamos.



Lo que se aprecia a vuelo de pájaro es el piso post-crisis implosiva del 1 a 1 y del gobierno del Piloto de Tormentas. A continuación la recuperación sostenida de la mano de la bestia negra montonera-inmobiliaria, el fallecido Presidente Néstor Kirchner, que, según puede ver clarito en el gráfico generó un clima de negocios decididamente venturoso. Tras las elecciones de 2007, la 125, la crispación y todas esas porquerías, el indicador se hunde, mas luego ¿qué aparece? ¡Oia! un rally alcista del indicador, con fluctuaciones intra-anuales, pero que visiblemente evidencia un cambio de "humor" de las expectativas de los consumidores.

Lo más notable, estimadas y estimados compañeras y compañeros peronistas y peronistos, es que el valor actual del Indice de Confianza del Consumidor relevado por la prestigiosa UTDT, es exactamente el mismo que en Junio de 2003, luego de la asunción de Néstor Carlos a la primera magistratura de la Nación. Chupáte esa mandarina, eh! Este Dato Duro, por cierto, NO FUE el título de la noticia.

Updated: una menudencia que se nos olvidó mencionar: De los 122 meses transcurridos entre Marzo de 2001 -cuando comienza la serie nacional, y Marzo de 2011 -último dato de la misma- sólo en 27 meses se registran valores del ICC superiores al actual. Esto es: el indicador de Marzo es superior al verificado en el 77,8% del tiempo que abarca la serie. Chan!
_

Clase Media (¿sí o no?)


Bajo el sugestivo título de "Porqué Cristina puede ganar las elecciones en la clase media", Leemos:

A pesar de la inflación, entre 2004 y 2010, por las mejoras salariales y la expansión del crédito al consumo, creció la clase media rotulada como “típica”, que pasó de representar el 24,8% de los hogares del país a ser el 29,5%. Como contrapartida, se contrajo fuertemente el peso de la clase baja en la pirámide mientras que el del estrato medio-bajo retrocedió un punto porcentual, de acuerdo con un estudio de la consultora W.


Pero ¿cómo? no nos decía La Nación que, según "un estudio de la CEPAL", la clase media "retrocede en Argentina"? Bueno, bueno, si de discursos se trata, todo depende de la clientela que se trate. Como también se ha visto (acá Gerardo, acá Mauri K, y acá un Diario Registrado) en este caso, la tribuna de doctrina saraseó de lo lindo, con ese particular "monopolio" que se atribuyen a la hora de interpretar los "informes" o "estudios" de la "Universidad X" o el "Centro J", esta vez pecaron de confundir deseos con realidad, y no sólo hicieron una lectura sesgada, sino que mintieron redondamente.

En cambio, la nota que citamos al inicio del post habla de otra cosa, habla de negocios, de negocios para los empresarios que pretenden vender al público consumidor Argentino, y por eso más que sanatear y agitar fantasmas dirigidos a la autocomplacencia del lector opositor, desgrana números contantes y sonantes, aquellos que orientan a la hora de definir decisiones empresarias.

Exuberancia Irracional Inmobiliaria


Estos cuadros de series históricas nos producen una atractiva fascinación. El gráfico de marras, -precios inmobiliarios de los últimos 100 años de historia de los EEUU- fue publicado originalmente por el NYT, cuando la burbuja inmobiliaria rozaba la estratósfera, la actualización del derrumbe posterior y su proyección la encontramos por ACA.

La reflexión que suscita el cuadro es inmediata: ¿alguien, de tantos econochantas y calificadores, pudo haber creído que tales niveles de precios podían sostenerse para siempre? (sí que los hubo, pero en rigor el optimismo bobo de los liberales vernáculos, nos alertaba sobre el pecado herético de "desconectarnos" de los mercados). Frente a esta loca y vertiginosa curva ascendente, aquella "exuberancia irracional" sobre la que alertara Alan Greenspan allá por mediados de los 90' queda pálida y desdibujada.

Mientras tanto, la Argentina -enhorabuena- se "aislaba del mundo".

Felices Pascuas de Resurrección.

Hoy en Mis Apuntes: mi gini


El debate en el post anterior se puso la mar de interesante, tanto que casi nos cohibe interrumpirlo con otro post (desde ya nuestras excusas por la "ausente" participación en el mismo).

Hoy mandamos a husmear en Mis Apuntes con una formulita del índice o razón de desigualdad de gini (la que empleamos en el excel sobre estratificación que pueden bajar desde la columna izquierda del blog). Finalmente la pasamos en limpio y la dejamos ahí para que se entretengan quienes gustan de jugar con los "ganchos".
_