·

·

Economistas de la B

_

Leemos a Pablo Tigani

En el futbol argentino descienden los equipos con peores promedios de aciertos de las 3 ultimas temporadas. Si se llega a imponer el descenso para los economistas que registran el peor promedio de aciertos de las ultimas 9 temporadas, ya existe una docena que esta muy cerca de la "B"


Muy buena la idea, para implementarla con los participantes del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central.

Post completo sobre las perspectivas de crecimiento de la economía argentina ACA.
_

Volver a Perón: CFK 2014



Hace tres años y medio, en vísperas de la asunción de Cristina Fernández a la primera magistratura de la Nación subimos ESTE post donde hacíamos unas proyecciones, cuya síntesis es el cuadro que vemos más arriba.

En el mismo analizábamos la evolución del Indice o Razón de Desigualdad de Gini, y nos atrevíamos a preguntarnos sobre su evolución futura y su distancia / acercamiento / alejamiento con el registro que tuvo el Indice en el año 74'. Decíamos:

La cosa es que elegimos ese momento de nuestra historia por varias razones –pocas en realidad-: primeramente porque fue el último año más o menos “normal” en que estuvo en vigencia el anterior modelo de acumulación: industrialista, mercadointernista, con una clase trabajadora que cobraba bien y en blanco, tenía sindicatos poderosos, los asalariados se llevaban algo así como el 47% del ingreso (46,9% en 1973, último año de la serie de distribución funcional del BCRA). En fin, el estatismo populista feo y malo reinaba a sus anchas por los confines de la república, y en los barrios populosos de morochaje los domingos crepitaba en los aires la fragancia del asadito.


La extrapolación que hicimos aquella vez adolecía de contar con una corta y limitada serie de datos, sólo hasta el primer trimestre de 2007. La cual por añadidura provenía de una Encuesta Permanente de Hogares (EPH) aquejada de una interminable "transición metodológica" que la hacía bastante dificil de manejar, y no digamos ya interpretar (nota para interesados: por ejemplo, hemos hurgado bastante buscando alguna justificación -¡una!- del porqué una encuesta como ésta debiera tener cinco poderadores diferentes de cada individuo para expandir la muestra, seguimos buscando). Afortunadamente la des-intervención del organismo luego de la espinosa disputa que se dio a su interior -sobre todo- en 2007, hizo posible que algunas cosas mejoraran y mucho. En fin, sigamos.

Pasado todo este tiempo, podemos decir que la tendencia que se entrevía allá por el 2007 no ha hecho sino sostenerse de modo continuado. La desigualdad en Argentina, luego de la salida de la convertibilidad y con la estructuración del Nuevo Modelo de Desarrollo vigente, ha quebrado la secular tendencia a la concentración del ingreso que se verificó desde la ruptura de la industrialización -en 1975/1976- en adelante. Desde 2003 la desigualdad de ingresos ha disminuído de manera sostenida, llegando a registros que no se verificaban desde inicios de la década del 80'.



No nos vamos a perder en la cantilena de "resultadismos" que podríamos enumerar como factores que contribuyeron a esta performance, y sí vamos a ir al grano, al quid de este post que, como adivinarán, no es otro que actualizar los datos de aquellas cuentas del 2007 para ver qué pasó desde entonces y cómo estamos ahora. Para interesados en las cuestiones metodológicas que están detrás de estas cuentitas, no podemos sino sugerir la lectura del post citado al inicio.

Sólo diremos, como allá por 2007, que:

¿Esto es sanata? NO. ¿Futurología? Un poco. Una variable –como nuestro índice de Gini- es condicionada, influída, determinada y modificada por una multiplicidad de factores, cuantificables o no, que a su vez pueden variar, y lo hacen. Por eso, como suelen hacer los economistas, llamaremos a esta proyección un “ejercicio”. De todos modos, como luego veremos, nos habilita para dilucidar qué cosas deberían también ocurrir para que esa tendencia se materializara.


Bueno, ¿y qué nos dieron las cuentitas esta vez? Acá se puede ver:



Clave de lectura: si continuamos extrapolando al futuro la tendencia lineal (la recta azul, calculada por mínimos cuadrados) del Indice de Gini (en verde con puntitos, calculado en base a la agrupación en deciles de los hogares) desde el 3°trimestre de 2003 hasta el 4°trimestre de 2010 (con un hueco en el 3°trimestre de 2007, que fue cuando los revolucionarios de ATE-INDEC boicotearon la realización de la EPH), buscamos cuándo es que se cruzará con el nivel del Indice de Gini para el GBA en Octubre de 1974 (la línea naranja horizontal que vemos más abajo).

El resultado es que -de mantenerse y sostenerse en el tiempo la tendencia verificada desde 2003 en adelante, con todos sus factores condicionentes, etc., etc.- recobraríamos el nivel de desigualdad de ingresos de 1974 exactamente el 4°trimestre de 2014.

La "predicción" de 2007 a fin de cuentas resultó conservadora, si bien, el grado de aproximación de aquella extrapolación a los valores luego verificados es verdaderamente notable y sorprendente. Creo que en aquél entonces... éramos bastante más pesimistas!

Entonces, tenemos por delante la perspectiva de que, de ser reelecta la Presidente Cristina Fernández, y continuar con los sustancial del Modelo de Desarrollo vigente desde 2003, con los reajustes que fueren necesarios, le performance distributiva sin dudas haría que en 2015 seamos testigos del traspaso del mando presidencial a un candidato triunfador de orígen -sin dudas- peronista, y -muy probablemente- kirchnerista, sea lo que fuere que signifique eso para entonces.

¿"Crisis" del Indec?


Leemos:

¿Por qué se interviene el Instituto?
El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, comenzó a detectar a mediados de 2006 graves distorsiones y falta de transparencia en la metodología con que se calculaba el IPC y en la forma en que una “corporación de características delictivas” [2] venía manejando internamente al INDEC desde 1985.
La corporación que manejaba al INDEC, integrada por Luis Beccaria, Juan Carlos del Bello, Víctor Beker, Jacob Ryten, Heber Camelo, Norma Pizarro, Graciela Bevacqua, Cinthya Pok, y muchos otros funcionarios deshonestos con netas características de delincuentes [2], había creado y sostenía un sistema de IPC que intencionalmente practicaba exclusión social en contra de los sectores más pobres de la sociedad y en contra de la clase media, favoreciendo los consumos exclusivos del 20 y del 10 por ciento más rico de la población. El ardid que venían utilizando estos delincuentes estadísticos se basaba en una distorsión conocida como “sesgo plutocrático”.


Excelente Post, para leer completo ACA.

Por nuestra parte, opinamos que lo correcto sería referir que el Indec no hubo una "intervención", sino que era antes cuando se encontraba intervenido, y lo que hizo el Gobierno Nacional a partir de 2007 fue estatizarlo, "des-intervenirlo", esto es, recuperar la soberanía sobre un área del sector público capturada por una orga que mantenía encriptado y fuera del dominio público sus metodologías y procedimientos, posibilitando chanchullos y trapisondas de toda especie.
_

ATE y el INDEC

Compartimos con nuestros contertulios y lectores esto que nos llegó al correo electrónico.

No tenemos nada que ver

Nosotros no tenemos nada que ver con la dictadura genocida, nuestros anfitriones mediáticos sí. Así tendría que comenzar el comunicado de ATE-INDEC del 30 de Mayo de 2011.

Debería seguir así: Nosotros no tenemos nada que ver con la instalación del término "intervención" para definir a la Dirección designada en el INDEC por las autoridades políticas (como siempre sucedió) en la opinión publicitada. Al respecto, se recordará que nuestra corriente interna en ATE viene denunciando esta triquiñuela desde que la crearon.

También falta que digan: Nosotros no tenemos nada que ver con la apropiación mediática de una imagen técnica distorsionada del Instituto, elaborada por aquellos que tenían como socios tradicionales a consultoras como Buenos Aires City. Huelga mencionar que la distorsión fue aprovechada por la OPO que en su momento se abroqueló en torno al "Campo", y convertida en caballito de batalla para que presuntas víctimas y miembros de ATE-INDEC se exhibieran en cuanto programa televisivo tributa a la pata civil de la última dictadura.

Debe recordarse que los medios monopólicos se referían a ellos como "trabajadores del INDEC" (otra instalación de igual calaña a las citadas), pues dentro del Instituto nadie les daba ni da bola. La concentración mediática les otorgaba una representatividad inexistente y la aprovechaban. Sin embargo, la escasa presencia de compañeros del INDEC en sus filas debía ser explicada de algún modo (no fuera que las personas ajenas al Instituto se dieran cuenta). Allí aparece el tema de la patota, las "persecuciones" y las "venganzas", que procuran vender que su aislamiento se debe al miedo. Tanto es así que la agotadora táctica de los "abrazos" se ha ido apagando hasta tener que apelar a notorios tramposos de la ATE de Micheli-Lozano-Degenaro y partiditos ruidosos insignificantes.

Por lo dicho, cae por su propio peso que las manifestaciones acerca de una supuesta condena a bonistas cuando marchaban al son de la música de la OPO, claramente emparentada con los poderes financieros, los intereses sojeros y la mesa chica de los grandes industriales. Castigar hoy, como al comienzo del conflicto, con la presencia de una comisión técnica del FMI rinde y no se debe dejar pasar porque desde el punto de vista de estos muchachos no debe haber una solución nunca.

La alusión al tema del "festival de consultoras" rompe todas las marcas. Los que erosionaron la imagen del Instituto - y que en algunos casos estaban demasiado íntimamente ligados a consultoras denuncian que el festival lo engendra el INDEC. En psicoanálisis esta patología se llama psicopateada, y consiste en atribuir al otro lo propio.

LOS PRINCIPIOS NO SE CAMBIAN - LA AUTONOMÍA NO SE NEGOCIA

AGRUPACIÓN GERMÁN ABDALA - LISTA VERDE -ANUSATE
_