·

·

#8N y la constelación de Orión



En el diagrama que ilustra el post vemos la constelación de Orión, tal como se ve en apariencia desde nuestro planeta -como si sus estrellas estuvieran sobre un mismo plano y a la misma distancia- y cuál es la posición y distancia real de las mismas.

Las estrellas aparentan configurar un dibujo, una forma.

Esa forma, esa alineación, es aparente, porque no alcanzamos a percibir su posición en profundidad.

Las vemos como los antiguos creían, que las estrellas –fijas- tachonaban un cielo esférico, incorrupto e inamovible.

Pero esas estrellas, en el espacio, no tienen ninguna ligazón física.

Es sólo nuestro punto de vista, sin percepción de profundidad, el que las percibe en un mismo plano.

Son nuestra subjetividad, leyendas y fantasías, quienes le otorgan a esa configuración aparente un significado mítico, la entidad Orión.

Percibir en un mismo plano objetos que están en diferentes posiciones respecto del observador.

Limitarse a una visión sin profundidad, menesterosa de instrumentos para determinar la espacialidad de la configuración aparente.

Introducir fantasías y leyendas para otorgarle un significado a esa configuración.

Creer que esos objetos, tal configurados, tienen un nexo, una ligazón que los une.


Al fin y al cabo, también, Orión fue una meada de los dioses.

Ilustración del genial Don Dixon

_

4 refutaciones:

Anónimo dijo...

El 8N en Fotos:

http://www.youtube.com/watch?v=R1jw8186sRg&feature=share&list=UUsW9LInZJFhc-kCDMgGWq2Q

Juan Carlos dijo...

Que le vas a hacer Anónimo... en el cielo hay más estrellas!

Comandante Cansado dijo...

Muy bonito.

Implantes dentales dijo...

Bastante interesante la publicación, es sorprendente que aún estemos ligados al pasado al no percibir que no existe una real ligación física al espacio.